MANOMANISTA LA PREVIA

Ezkurdia y el camino de Idoate

El delantero de Urbizu, quien debutó en diciembre, inicia este viernes su andadura en el Manomanista

26.01.2020 | 07:31
Joseba Ezkurdia, en el Beotibar de Tolosa.

LA brecha abierta por Mikel Idoate en el Manomanista es una senda complicada. El delantero txantrearra, en un golpe de efecto, fue la sensación el curso pasado del prestigioso torneo del mano a mano, llegando a semifinales -donde fue apeado por el campeón, el lapurtarra Yves Xala- y abonando su camino con las virtudes de Iñigo Pascual, Aritz Laskurain, Rubén Beloki, Sébastien Gonzalez y Asier Olaizola. En esa senda, la de la sorpresa, forjada por Idoate desde La Txantrea, se asoma en esta ocasión Joseba Ezkurdia Galarraga (22-I-1991) desde Arbizu. El manista navarro, quien debutó en el Beotibar de Tolosa el 28 de diciembre de 2011 y no entró en el Parejas de Segunda por "estar un poco verde", es ya toda una sensación con una volea mordaz y deslumbrante. "Solo con la volea no se ganan los partidos", analiza el delantero, cuyo andamiaje, fuerte, exhibe músculo y habilidad, y que este viernes se pondrá en liza en la primera previa programada por Aspe para el Manomanista contra el pegador Aitor Zubieta, en el frontón de Altsasu. "Si está bien es un pelotari que le da mucho a la pelota", sostiene.

"No me puedo quejar, las cosas me están saliendo bien", manifiesta el delantero navarro, quien agrega que "no me esperaba empezar así. Al principio jugué con Pascual y él estaba en un gran momento y yo también estaba jugando bien. Si salen así las cosas, mejor". Determina Ezkurdia que "el último año de aficionados me encontré muy a gusto jugando el mano a mano. Estuve bastante tiempo entrenando para eso y aunque algunas veces las cosas no salen bien estuve muy contento. Gané en Amezketa y a ver aquí, que es otro mundo, cómo respondo ante Zubieta". Sin embargo, unas paperas y las manos no han logrado que goce de los entrenamientos que deseaba para encontrar su óptimo estado de forma dentro de la competición en toda la cancha. "Debería de haber entrenado antes, pero las manos no me han dejado empezar, aunque algunos entrenamientos técnicos ya he hecho", analiza y apostilla que su intención es "llegar a Altsasu con dos o tres sesiones buenas y bastante fuertes".

No obstante, en la senda del voleísta de Arbizu, perlada de triunfos, relata que "es un sueño" el entrar entre los seleccionados para jugar previas en el Manomanista de Primera: "Yo no pensaba en esto antes de debutar. Para mí es un sueño jugar con Zubieta". Para ello, se ejercita con el grupo de Aritz Altadill en Zentrum, en Barañain, donde también entrenan Juan Martínez de Irujo, Mikel Beroiz y Alberto Ongay, y al que se han adherido últimamente los pelotaris navarros de Asegarce Oinatz Bengoetxea y Aritz Begino. "Estamos un grupo majo, Aritz nos pone a tope y hacemos todo lo que nos manda. Es lo que nos toca; además entreno con Juan, que es todo un referente y siempre se aprende de él. Es genial que uno de los mejores pelotaris de la historia te dé buenos consejos", comenta Joseba, a quien le diagnosticaron paperas hace un mes y vio frenada su preparación porque "deja blandos los músculos". "Las paperas cansan mucho el cuerpo y anduve también con fiebre, pero no estuve mal. Empecé a trabajar poco a poco desde que me curé, me costó al principio porque se nota el cansancio. Eso sí, dolor de cuello no pasé, pero te quedas sin fuerzas, te cansas enseguida y tienes agujetas al día siguiente", afirma Ezkurdia.

cambio de profesional "Recuerdos que guarde de mi etapa profesional hay muchos. El debut, cuando salí a jugar con el frontón lleno, fue algo para enmarcar. Y también cuando he salido a jugar contra Irujo o Gonzalez. No me creía que estaba con ellos. Supuso una ilusión terrible; aunque en mi primer partido lo perdí por un tanto", evoca el de Arbizu, quien también recuerda sus momentos como aficionado: "El último partido que jugué fue muy bonito. Fue con Álvaro Pinedo y ganamos. También me quedó un sabor sensacional en una semifinal del campeonato de Elgeta, en la que iba perdiendo 12-3 y le di la vuelta a Eneko Yoldi. Después, tuve la suerte de llevarme la txapela". El viernes, la suerte de Ezkurdia pasa por vencer a Zubieta en Altsasu y tratar de emular a Idoate.

noticias de deia