Entrenador del Valtecsa Universitario Bilbao Rugby

Mario Barandiarán: "Cuando me comentaron el proyecto del Universitario y su trabajo de formación, tuve que venir para Bilbao"

Mario Barandiarán, uno de los mayores exponentes del rugby argentino y estatal, es el nuevo entrenador del primer equipo del Valtecsa UBR y el máximo responsable deportivo del club

17.09.2021 | 01:11
Mario Barandiarán, entrenador del Valtecsa Universitario Bilbao Rugby.

Mario Barandiarán es argentino de nacimiento y corazón, pero luce en el antebrazo y con orgullo el tatuaje de un lauburu a color. Y es que el nuevo responsable deportivo del club y entrenador del primer equipo del Valtecsa Universitario Bilbao Rugby tiene ascendencia euskaldun. Su abuelo era vasco y, aunque falleció antes de poder conocerle, a Barandiarán siempre le tiró su tierra. Por eso, al argentino no le parece raro dejar el VRAC de Valladolid, con quien ganó los últimos cinco títulos ligueros de División de Honor, para aterrizar en un modesto de la B como es el UBR.

¿Cómo es que ha venido a Bilbao?

—Después de cinco temporadas en el VRAC sentía que había concluido un ciclo. Nos pusimos de acuerdo con la directiva de que aunque había sido un ciclo exitoso tanto en lo deportivo como en la formación de jugadores y entrenadores, se había terminado. Entonces me llamó un directivo del UBR justo cuando había tomado la decisión de regresarme a Argentina, pero me dijeron Bilbao y me comentaron el proyecto que tenían, las ideas de formación, del primer equipo, del juego... Tuve que venir para acá aunque tuviera ofertas de otros lugares. Porque no me gusta eso de entrenar al primer equipo con una exigencia, no. Me parece más importante la formación y después, claro, entrenar al primer equipo.

Osea que le convenció la filosofía de cantera del club.

—Sí, totalmente. Reconozco además que también tuvo mucha importancia el hecho de que mi abuelo fuera vasco, tenía que venir a trabajar aquí.

Es que llama la atención que vayas a un club de Honor B cuando has ganado las últimas cinco Ligas de Honor.

—Es que tengo un concepto bastante particular del éxito. Ganamos títulos con el VRAC, es cierto. Cinco temporadas, cinco títulos. ¿Pero eso significa que el resto de equipos son unos fracasados o hicieron mal las cosas? Entiendo el deporte desde la filosofía del docente. Me gusta formar grupos y por eso el éxito se basa en conseguir aquello por lo que estás trabajando. Hay cosas más importantes que el triunfo deportivo y es un desafío que me gusta mucho, por eso me vine aquí.

Y viendo el concepto que tiene de éxito, ¿qué sería para usted el éxito en el UBR?

—Que todos podamos hablar un mismo idioma respecto al juego y la formación. Ser respetuosos con la cantera, lograr que muchos chicos lleguen al primer equipo y mejorar a los que no lo consigan. Tener más entrenadores y fidelizar a los que ya están... Y si hablamos de lo deportivo, las expectativas son mantener la categoría y terminar lo más arriba posible en la clasificación. Queremos estabilizarnos en División de Honor B siendo conscientes de las limitaciones que tenemos porque, a diferencia de otros equipos, por cuestiones presupuestarias no podemos fichar muchos jugadores, así que tenemos que mantenernos con lo que tenemos.

Habla de los otros equipos... Les ha tocado un grupo complicado en la primera ronda.

—Sí, un grupo muy jodido. Tenemos al Independiente y al Getxo, que descendieron el año pasado, y que además están fichando mucho así que tienen intenciones de volver a subir. Además está el Hernani que siempre es un equipo duro y el Belenos, que está fichando a todo Argentina... Todos tienen un presupuesto mayor y su objetivo es subir. Y luego estamos el resto de equipos, los terrenales, donde estamos nosotros y donde intentaremos darlo todo porque realmente no tengo miedo a nadie.

Todavía queda un mes para que comience la liga, ¿cómo está el equipo?

—Un mes es muy poco tiempo, son solo doce entrenamientos. Estamos en el momento de conocernos, de entendernos y adaptarnos. Pensando en la línea de juego que llevaremos y poniéndonos a punto en lo físico, que estamos consiguiéndolo porque cuento con la colaboración de tres chicos, Tomás Ramos, Fredi Ruiz y Eneko Carlon que son unos grandes. Estoy muy bien asesorado y creo que formamos un buen staff técnico.

Estuvo cinco años en el VRAC y habla del valor del trabajo de cantera, ¿tiene pensado estar un ciclo largo en el UBR?

—No, prefiero ir año a año. Me gusta más así.

Se lo pregunto porque el trabajo de cantera requiere de constancia y tiempo.

—Sí, pero quiero alimentarme con el club día a día. Cómo voy a firmar por cuatro años porque qué pasa si las cosas nos van mal. ¿Qué hago con el contrato? Además, mi trabajo consiste en que, si yo no estoy, alguien pueda continuarlo porque los hombres son prescindibles en las instituciones. El objetivo es hacer fuerte al UBR y que siga adelante esté quien esté.

"El objetivo deportivo es afianzarnos en Honor B y terminar lo más arriba posible en la tabla"

"Queremos ser respetuosos con la cantera y lograr que muchos chicos lleguen al primer equipo"

"Entiendo el deporte desde la filosofía del docente. Me gusta formar grupos"


noticias de deia