Andoni Gago y Kerman Lejarraga, hermanos de cuadrilátero

Los vizcainos Andoni Gago, que pone en juego el Campeonato de Europa pluma, y Kerman Lejarraga, protagonistas de la velada del viernes en Barcelona

21.04.2021 | 01:05
Andoni Gago se enfrenta a Gavin McDonnell.

"SOMOS como una familia", dicen siempre Andoni Gago y Kerman Lejarraga. No hablan únicamente de ellos dos, sino de todos los que componen el equipo de MGZ Promotions, cuyas raíces se amarran al suelo del Mampo Gym de Zorrotzaurre –al cual le debe la empresa boxística sus iniciales–. El pluma y el superwélter han crecido juntos desde los primeros peldaños hasta el Olimpo continental. Y ahí siguen. Fidelidad. Hermanos de sangre en el cuadrilátero. El viernes vuelven a asomarse a una velada de carácter mundial, programada por una de las firmas más potentes del panorama mundial: Matchroom Sport, la marca dirigida por Eddie Hearn que posee el destino de boxeadores como Anthony Joshua o Billy Joe Saunders. En la misma, programada en el Palau Olímpic de Vall d'Hebron de Barcelona, estará presente Sandor Martín para poner en juego el cinturón europeo del peso superligero ante Kay Prospere. Estaba prevista también la presencia de Sergio García, tetracampeón continental del superwélter, pero su nombre se cayó del cartel. El cántabro, nuevo fichaje de MGZ, tendrá que esperar para estrenarse con su nueva operadora.

Andoni Gago (24 victorias, 2 derrotas y 2 nulos) pondrá el juego título de campeón de Europa del peso pluma ante el inglés Gavin McDonnell (22-2-2). El bilbaino lo logró ante Jesús Sánchez en junio de 2019, en un mundo sin mascarilla ni distancia de seguridad que parece casi olvidado. En un principio, la preparación estaba destinada al 26 de marzo, pero la cepa británica del covid-19 cambió los planes de la cuadrilla de Hearn y se pospuso un mes. "Tuvimos que bajar un poco el ritmo, porque estábamos ya en fase de explosividad. Se trata de algo comprensible: estamos viviendo una pandemia mundial y es lo que toca", advierte El Machito.

La prueba para el púgil, el desfibrilador del boxeo vizcaino, es magna: su rival es más alto (1,77 metros por los 1,65 de Gago) y tiene un buen currículum construido en el supergallo. El de Doncaster fue dos veces campeón británico, en 2015 se coronó en dos ocasiones con el EBU (ante Oleksandr Yegorov y Jeremy Parodi) y sus dos únicas derrotas fueron por el Mundial ante superclases como Daniel Román y Rey Vargas. "Es un boxeador largo y que se maneja muy bien en la distancia. Además, es un tío valiente, un guerrero. Es completo y tendremos que hacer nuestro trabajo", agrega el héroe de Otxarkoaga, quien reconoce que "vendrá a robarme el cinturón, pero hemos trabajado mucho para saber lo que tenemos que hacer". "Estoy con buenas sensaciones. De fondo estoy bien, tirando muchas manos", expone Gago.

Andoni peleó por última vez en octubre ante Brayan Mairena en el frontón Bizkaia. Fue una guerra. "Me pasó de todo: cambiaron el rival a tres días, que no iba a ser tan alto; el tío era duro y guerrero y después, llegaron los cabezazos. Acabé contento porque lo dimos todo en la lona", afirma. Sufrió. Es su marca. "Sufrir es positivo, porque sacas lo que has hecho en el gimnasio. Son las que te hacen crecer. Las peleas en las que no lo haces no son constructivas", remacha. McDonnell es otra piedra más en el camino.

más sereno
 

Kerman Lejarraga se mide a Jez Smith. Foto: José Mari Martínez

Después de muchas trincheras en compañía, pues el boxeo exige el sacrificio marcial del soldado: entrenamiento, madrugones, hambre y agujetas, Kerman Lejarraga (31-2) sigue unido a Gago. Pelea contra Jez Smith (12-2-1). "Tengo muchas ganas de subir al ring. Llevo desde finales de agosto sin parar. En Navidades entrenamos bien, porque somos profesionales todo el año", recuerda El Revólver. El morgatarra superó a Tyronne Nurse en Marbella el 8 de agosto y espera seguir sumando en su carrera superwélter.

Para ello, el equipo de MGZ tuvo que ver prorrogada su preparación. "Llegan momentos de agobio, de que te vienes abajo, pero al final no te queda otra que tirar para adelante", explica Lejarraga. Sin embargo, esas cuestiones no le han afectado: "Sigo a lo mío, concentrado. Si me llega a pillar con 20 años, me hubiese fastidiado; pero ahora, con 29, maduras, entiendes que las peleas se caen. En el momento te enfadas, pero luego se ve de otro modo. Se nota la estabilidad. Entiendes las situaciones y todo lo que ocurre. No es como antes. Hay momentos de ansiedad, pero se comprende. He ganado en paciencia". La serenidad del pegador se pone a prueba en Barcelona. ¿El futuro? "Estoy centrado en Smith, pero después podría venir el título de la Unión Europea. Tengo ganas de volver a pelear en Bilbao", finaliza el púgil de Morga.

"Gavin McDonnell vendrá a robarme el cinturón, pero hemos trabajado mucho"

Andoni gago

Boxeador

"Si me llega a pillar antes, me hubiese fastidiado; pero con 29 años entiendes que las peleas se caen"

Kerman lejarraga

Boxeador

 

noticias de deia