Con la ikurriña clavada en el pico de la ola

En un curso marcado por la pandemia, las surfistas vascas monopolizan el podio de la Liga Iberdrola, el circuito estatal femenino, con Nadia Erostarbe y Garazi Sánchez escoltando a la campeona Ariane Ochoa

31.12.2020 | 01:06
Ariane Ochoa, en plena acción durante la pasada temporada.

Remontar hacia el pico es el acto más tedioso del surf, pero en un año complicado como el 2020, donde las competiciones se fueron cayendo una a una del calendario, hasta remar supo a gloria. Después de que la Federación vasca optara por cancelar su circuito y todas sus pruebas y después de que la WSL (Liga de Surf Internacional) anunciara la supresión de todas sus paradas, el único oasis para este deporte lo dio la Federación estatal con su novedoso circuito. La Liga Iberdrola Fesurfing, nombre con el que se conoce a la categoría femenina de esta competición, pudo celebrar cuatro de sus siete pruebas. Y Ariane Ochoa fue la más regular en todas ellas. La vizcaina se convirtió en la nueva campeona del circuito español de forma espectacular. En la última competición, en la última manga, en la última ola. Pero el surf vasco no se conformó con eso, sino que clavó la ikurriña en el podio de la liga, con una magnífica Nadia Erostarbe en el segundo cajón y con una habitual Garazi Sánchez en el tercero. "Ha sido un año muy complicado, aunque no hemos dejado de trabajar. Pero ha sido una suerte que se pueda concluir el campeonato porque esta temporada hemos tenido muy pocos torneos y es muy importante competir para poder seguir manteniendo la motivación y seguir trabajando en casa", explicó Ochoa tras finalizar la Liga Iberdrola.

De hecho, la vizcaina se convirtió en campeona por los pelos. En una final de infarto. Puesto que la clasificación femenina llegaba a la última parada del circuito, que se celebró en la playa canaria de Las Canteras, en un puño. Y es que a la fiesta euskaldun, tanto Ochoa como Sánchez y Erostarbe podían llevarse el gato al agua, se unió también la asturiana Lucía Martiño. Así que había una corona para cuatro surfistas. Con todo, fueron las vascas las que brillaron con luz propia, dando emoción a una prueba que no se decidió hasta la bocina final, cuando Ochoa se hizo con una espectacular ola que los jueces decidieron valorar como la mejor de la manga. Sin embargo, antes de eso, la vizcaina tuvo que lidiar con la mala suerte. Ya que a la desesperación de no encontrar la ola adecuada se le unió la angustia de ver cómo se le rompía la tabla. Así que la rider tuvo que volver a la arena para coger otra y después a entrar para ganar. Es decir, fue la última ola de la última prueba la que convirtió a Ochoa en la campeona de no solo la prueba canaria, sino de la Liga Iberdrola Fesurfing. Del circuito estatal. "Es una felicidad inmensa porque cuando las cosas van mal, conseguir darle la vuelta y ganar es una doble satisfacción. Así que el hecho de empezar la final sin ninguna ola, que se me parta la tabla, tener que salir y al volver a entrar, en pocos minutos, conseguir la puntuación necesaria para remontar, es una forma inmejorable de terminar el circuito", explicó Ochoa a la Liga Iberdrola Fesurfing.

Mundial y Juegos
 

Con el trabajo realizado, Ochoa ya piensa en el 2021, cuando el Mundial que se celebrará en mayo en El Salvador servirá de preolímpico para los Juegos de Tokio, donde el surf debutará en el programa. De esta forma, la vizcaina no oculta que en la próxima temporada su principal objetivo es "estar en el equipo oficial que irá a El Salvador". Es decir, primero deberá convencer a los seleccionadores estatales de incluir su nombre en la lista de elegidos (tres mujeres y tres hombres) para la cita mundialista. Y, después, intentar quedar entre los mejores puesto que este preolímpico repartirá los últimos billetes para Tokio –siete en la categoría femenina y cinco en la masculina–. "En esta ocasión las plazas para la selección van a estar muy caras", auguró Ochoa. Sin embargo, siendo una habitual en las concentraciones y tras su éxito en el circuito estatal, la vizcaina cuenta con muchas papeletas para estar entre las escogidas.

Sin embargo, estos no serán los únicos frentes abiertos de Ochoa para el año que viene, puesto que si la pandemia del covid-19 lo permite, la WSL volverá a activar su circuito europeo. Aquel en el que la vizcaina tiene puestas muchas ganas: "Habrá que dosificar muy bien las fuerzas y estar preparada psicológicamente porque por un lado estará todo lo referente a los Juegos; pero por otro, estará el circuito privado en el que compito, donde me gustaría acabar en el top 8 de las europeas", concluyó.

"Ha sido un año complicado y ha sido una suerte que se haya podido concluir el estatal"

Ariane Ochoa

Surfista vizcaina

 

noticias de deia