Morbidelli repite y Mir coge margen

El italiano gana sin competencia y el mallorquín, tercero tras Rins, se distancia en el liderato

26.10.2020 | 10:40
Franco Morbidelli perseguido por Álex Rins.

Joan Mir, tercero en el Gran Premio de Teruel, cobró ventaja en el liderato del Campeonato del Mundo de MotoGP. Subió de los 6 a los 14 puntos de margen, con tres carreras para decidir el título. El mallorquín se vio beneficiado de nuevo por el discreto papel de los primeros espadas de Yamaha, Fabio Quartararo (8º) y Maverick Viñales (7º), quienes quedaron en evidencia tras la victoria de otro de los representantes de la marca de los diapasones, Franco Morbidelli, inapelable. Es el segundo piloto que repite victoria esta temporada tras su compañero en el Petronas, equipo satélite de Yamaha, Quartararo.

MotorLand, donde se corría por segunda vez consecutiva, ha engullido a la competencia de Mir, que el fin de semana anterior se alzó al liderato y esta vez reforzó su condición. Quartararo, líder antes de llegar a Alcañiz, ha sido 18º y 8º; Viñales, 4º y 7º; Dovizioso, que aterrizaba con plenas opciones de campeón, 7º y 13º, ayer solo por delante de Rabat y Smith. El Mundial queda así: Mir, 137 puntos; Quartararo, 123; Viñales, 118; Morbidelli, 112; Dovizioso, 109; Rins, 105. Este último alimentó su esperanza con la segunda plaza, aunque nada pudo hacer con Morbidelli, impecable. "Sabía que tenía que trazar una carrera agresiva. He dado todo en cada una de las vueltas". Morbidelli torturó con ritmo sostenido. Rins, que viajaba soldado al escape del italiano, cedió sin remisión cerca de ecuador.

Tras Morbidelli y Rins, Mir corrió en solitario por prolongar la regularidad que le ha alzado en el Mundial sin lograr una victoria, al estilo Champi Herreros (80c.c.; 1989) y Emilio Alzamora (125c.c.; 1999), los únicos campeones que no firmaron un triunfo en toda la temporada; los otros tres casos fueron en categoría de sidecares.

Las actuaciones del mallorquín le han dejado seis podios -no tenía ninguno hasta este año y suma el doble que los siguientes pilotos que más veces han pisado el cajón-, nueve carreras en los puntos y tres abandonos, suficiente en este disputado curso para otear desde la cima. La virtud de Mir es su capacidad para enmendar sus sábados con su capacidad en el cuerpo a cuerpo: ayer partía 12º y firmó otra remontada envidiable. No obstante, la ausencia de jerarquía en forma de victorias permite la pluralidad. Una docena de pilotos conservan aspiraciones para la coronación, entre ellos Morbidelli, con su formidable triunfo.

Honda creció en Aragón, con su primera pole del año, pero ayer decepcionó con las caídas de sus principales bazas. El poleman, Takaaki Nakagami, se fue al suelo en los primeros metros, cuando rodaba en cabeza. Álex Márquez, tras dos podios seguidos, se precipitó cuando pugnaba por la tercera plaza con Mir.