Rosó Buch y Belén Arrojo, jugadoras de Lointek Gernika

"No tenemos presión y si estamos bien en defensa, podemos liarla"

12.09.2020 | 01:03
Rosó Buch y Belén Arrojo posan en Maloste. Foto: José Mari Martínez

La Supercopa devuelve la competicion al baloncesto femenino. A las 19.00 horas en Miribilla, juegan el Lointek Gernika y el Valencia. A las 21.15, el Avenida y el Girona

bilbao – Belén Arrojo ganó la Supercopa hace dos años en las filas del Perfumerías Avenida. Rosó Buch lo hizo el año pasado con el Uni Girona y después acabó la temporada en el Valencia Basket. Ahora ambas coinciden en el Lointek Gernika para aportar su experiencia en este tipo de partidos y el conocimiento de los rivales y se suman a la ilusión de un equipo y un club que se estrenan en este nuevo formato que, por todo lo que rodea al deporte en estos tiempos de pandemia, aparece como muy abierto e impredecible. La alero granadina vive su segunda temporada de granate con ganas de que el equipo y ella misma "demos pasos adelante." La escolta catalana se estrena en Gernika y trabaja para encontrar su hueco y "ofrecer lo que se espera de mí".

Llega la Supercopa, en la que el Lointek Gernika está por primera vez. ¿Cómo lo está viviendo el equipo?

—ROSÓ BUCH: Teníamos esta fecha marcada. Siempre es especial empezar la temporada ante los mejores equipos y a las jugadores y al club nos hace mucha ilusión. Pese a que no vamos a tener todo el público de Maloste de nuestro lado, estamos con mucha motivación y muchas ganas de medirnos al Valencia y ver a qué nivel estamos.

—BELÉN ARROJO: Nos va a faltar nuestra gente y eso se hace raro, pero estamos con ganas de competir en un cita de este nivel y de hacerlo bien.

Ustedes ya han vivido y ganado la Supercopa en sus anteriores equipos. ¿Cómo es verlo desde el lado del aspirante?

—B. A.: Va a ser muy bonito. Es la primera Supercopa de cuatro y puede pasar de todo. Tenemos mucha ilusión porque tenemos seis jugadoras nuevas y para la mayoría del equipo es la primera vez. Esto es como una Copa, que te juegas todo en dos días y es todo más impredecible.

—R. B.: La Supercopa siempre es complicada de predecir porque estamos en pretemporada y no creo que pueda haber un favorito muy claro. No tenemos la presión o la obligación que pueden tener los grandes, pero creo que el Gernika, aunque aún nos tenemos que acoplar, tiene plantilla para poder competir con ellos ahora y durante la temporada. Me gusta mucho estar ahora en este lado y ver la ilusión que tiene la gente.

¿Ganar la Euskal Kopa ha dado confianza al equipo para llegar mejor a esta cita?

—B. A.: Sí, pero estamos en pretemporada y aún hay que cohesionarse para jugar mejor. Esto es lo bonito, construir un equipo para que salga todo rodado. Tenemos que juntarnos, empujar todas hacia el mismo lado y lo que queremos es que se vea mejora en el equipo día a día.

El Valencia Basket es un rival durísimo, aunque sea novato también en la cita.

—R. B.: Ha hecho una plantilla muy potente para estar a la altura del Girona y el Avenida. Aún estarán verdes, pero estoy segura que saldrán a tope. Sabemos que no nos podemos despistar porque en un minuto te pueden romper el partido.

—B. A.: El Valencia tiene un equipazo. Este año han dicho hasta aquí y pueden competir por todo.

¿Y por dónde pasan las opciones del Lointek Gernika para ganar hoy?

—R. B.: Tenemos que estar muy bien en defensa porque aún nos falta fluidez en ataque. Esto lleva más tiempo, pero pienso que tenemos talento y si salimos enchufadas podemos liarla. Físicamente, cada vez estamos mejor y eso nos pueda ayudar.

—B. A.: Los tres equipos son muy complicados y son diferentes. Tenemos que dar un paso delante en defensa desde hoy mismo ante el Valencia. Si en defensa estamos bien, en ataque puede ir todo rodado.