kirolak

Apagón total en todos los deportes por el coronavirus

La pandemia del coronavirus ha provocado la paralización del deporte, afectando a todas las modalidades y a la práctica totalidad del planeta

15.03.2020 | 01:16
El estadio del Parque de los Príncipes, donde el PSG y el Borussia Dortmund disputaron uno de los últimos partidos de la Champions antes de la suspensión del torneo.

Bilbao – El caos mundial que está provocando la pandemia del coronavirus covid-19 tiene incidencia directa y profunda en todos los aspectos de la vida, por lo que el mundo del deporte tampoco se ha librado de sus consecuencias. Infinidad de ligas suspendidas, en el mejor de los casos temporalmente, grandes eventos como la Eurocopa o los Juegos Olímpicos que podrían reubicarse incluso en años venideros, competiciones que ni siquiera han podido arrancar, otras que no han podido terminar€ La situación es caótica, porque la crisis afecta prácticamente a todas las modalidades deportivas y a todo el planeta. Y lo peor es que nadie se atreve a prever cuándo se podrá retomar la actividad con un mínimo de normalidad. El apagón, en estos momentos, es total.

Fútbol

Hasta el viernes, la Premier, la Bundesliga y la Ligue 1 francesa tenían previsto mantener su fútbol operativo, pero finalmente se vieron obligados a recular. En Inglaterra se encontraron con los positivos de Mikel Arteta, entrenador del Arsenal, y Callum Hudson-Odoi, jugador del Chelsea, lo que precipitó la cancelación de la competición. Además, la plantilla del Everton se encuentra también aislada, así como tres jugadores del Leicester y Benjamin Mendy, jugador del Manchester City, ya que un familiar suyo fue hospitalizado con síntomas del virus. "En esta situación sin precedentes estamos trabajando estrechamente con nuestros clubes, el Gobierno, la Footmann Association y la English Football League y podemos asegurar que la salud y el bienestar de jugadores, técnicos y aficionados es nuestra prioridad", aseguró la Premier mediante un comunicado. La situación no se reevaluará antes del 4 de abril. Alemania se queda sin fútbol, al menos, hasta el 2 de abril. Inicialmente, solo se había suspendido un partido de Segunda debido a que dos jugadores del Hannover 96 habían dado positivo por coronavirus. Después, se supo que un jugador del Núremberg, también de la segunda categoría, había dado positivo y hubo sospechas sobre el posible contagio del entrenador del Paderborn, Steffan Baumgart, que luego dio negativo. Además, la ciudad de Bremen ya había decidido que el duelo del lunes entre el Werder Bremen y el Bayer Leverkusen no se jugase debido a que se esperaba una gran afluencia de seguidores en los alrededores del estadio. Por su parte, en Francia quedaron suspendidas "todas las competiciones, todos los entrenamientos y todas las actividades en las escuelas de fútbol hasta nuevo aviso".

Previamente se canceló el fútbol en Holanda "inicialmente hasta el 31 de marzo" y en Portugal "hasta una fecha sin determinar", siguiendo la pauta marcada anteriormente por el fútbol español e italiano. LaLiga suspendió días atrás, al menos durante dos semanas, la Primera y la Segunda División. Después, las autoridades optarán por alargar el parón o retormar la competición si se dan las circunstancias favorables. Lo mismo ha sucedido con la final de Copa, prevista para el 18 de abril en Sevilla entre el Athletic y la Real Sociedad, que ha quedado también aplazada, con la posibilidad de disputarse a finales de mayo. En Italia se ha vivido un frenazo progresivo. Desde semanas atrás se cancelaron partidos sueltos de algunas jornadas mientras otros se completaban a puerta cerrada, hasta que el pasado lunes la decisión fue la suspensión total de la Serie A, inicialmente hasta el 3 de abril.

También los torneos internacionales se han visto afectados. Hasta el viernes solo estaban suspendidos los partidos de Champions del día 17 (Manchester City-Real Madrid y Juventus-Lyon), pero también acabaron siguiendo el mismo camino los del día 18: Barcelona-Nápoles y Bayern Múnich-Chelsea. La medida afecta también a todos los partidos de vuelta de los octavos de final de la Liga Europa del 19 de marzo y a los partidos de cuartos de final de la UEFA Youth League. "Las decisiones sobre las fechas en que se disputarán estos partidos serán comunicadas a su debido tiempo", indicó la UEFA en una nota. Este organismo ha invitado a sus 55 federaciones miembro, a la Asociación Europea de Clubes y a las Ligas Europeas, además de al sindicato FIFPro, a una videoconferencia que se celebrará el próximo martes "para estudiar la respuesta del fútbol europeo al desafío". Entre los puntos de la agenda, uno importantísimo, el futuro que le espera a la Eurocopa, que tiene Bilbao como una de sus sedes, con diversas voces hablando ya de la conveniencia de retrasarla hasta 2021.

Tampoco se han librado de los aplazamientos los amistosos de selecciones, como el Países Bajos-España programado para el próximo día 29, los encuentros clasificatorios de Sudamérica para el Mundial de 2022 o la Copa Libertadores. Además, cada día aumentan los equipos que se niegan a jugar encuentros al otro lado del charco y la MLS estadounidense también ha decidido parar toda su actividad durante un mes.

Baloncesto

El deporte de la canasta quiso afrontar esta crisis en primera instancia con la tendencia de disputar sus encuentros a puerta cerrada para, finalmente, optar por la suspensión. La Liga ACB tomó su decisión en la noche del miércoles, anunciando que la jornada 24, en la que el Bilbao Basket visitaba al Morabanc Andorra, se traslada en un principio a los días 7, 8, 9 y 10 de abril, mientras que la 25ª, con el conjunto vizcaino recibiendo en Miribilla al UCAM Murcia, se jugará, si es posible, entre el 21 y el 23 de ese mismo mes. Ese mismo día quedaron también aplazadas el resto de categorías estatales, desde la Liga Femenina que disputa el Lointek Gernika hasta la Liga EBA. En la mayoría de las ligas nacionales de Europa la decisión de aplazar sus competiciones ha sido general.

El partido de la NBA entre Kings y Pelicans fue suspendido por el coronavirus. Foto: Afp

Por su parte, la Euroliga apuró más a la hora de suspender los partidos. No lo hizo hasta el jueves por la mañana, cuando tuvo ya constancia de que un jugador del Real Madrid, Trey Thompkins, había dado positivo por coronavirus. La decisión cogió al Baskonia en Tel Aviv, donde esa misma tarde debía jugar ante el Maccabi. El viernes, Jordi Bertomeu, presidente de la Euroliga, anunció que la suspensión de partidos –también los de la Eurocup– se prolongará, al menos, hasta el 11 de abril y que "seguimos comprometidos a poner fin a lo que ha sido una temporada excepcional hasta ahora". Por su parte, la FIBA suspendió desde el viernes la Euroliga y la Eurocup de categoría femenina y la Champions masculina.

En el caso de la NBA, el parón obligatorio fue incluso televisado, pues en la noche del miércoles el Oklahoma City Thunder-Utah Jazz fue suspendido cuando los jugadores estaban ya en pista prácticamente dispuestos a realizar el salto inicial al confirmarse el positivo de Rudy Gobert, pívot francés de la franquicia de Salt Lake City. El comisionado, Adam Silver, anunció el viernes que la suspensión de la liga durará, al menos, 30 días, periodo en el que los diferentes agentes con voz y voto valorarán todas las posibilidades de futuro, aunque con la clara intención de retomar la competición cuando sea posible, pero "solo si es seguro para todos los interesados". La NCAA tomó la decisión de cancelar el torneo final universitario, la March Madness, que arrasa en audiencias y en facturación económica en Estados Unidos, tras el positivo de Gobert. En un principio intentó esquivar la decisión planteándose disputar los partidos solo con la asistencia de familiares de los jugadores y el personal de intendencia mínimo, pero este año no habrá locura de marzo. Varios torneos de conferencia previos ya habían sido suspendidos.

Motor

El choque de intereses entre el factor económico y la sensatez a la que obliga una pandemia de este tipo se vio claramente en las horas previas a la cancelación del Gran Premio de Australia, que debía haber dado el banderazo de salida a la temporada de Fórmula 1. Previamente, ya se había decidido que la cita de Bahréin, la segunda del calendario, se iba a disputar sin público y que la cuarta, la de China, quedaba cancelada, pero el Gran Circo estaba dispuesto a levantar el telón en Albert Park este fin de semana. Y eso, incluso después de que el positivo de un miembro del equipo McLaren provocara la retirada de la escudería británica. Quejas de pilotos, división entre los equipos€ La cancelación no se produjo hasta escasas horas antes del arranque de los entrenamientos. Posteriormente, las citas de Bahréin (22 de marzo) y la de Vietnam (3 de abril) quedaron "pospuestas", por lo que se baraja que la temporada podría empezar a finales de mayo en Mónaco (día 24) o a principios de junio en Azerbaiyán.

El Mundial de motociclismo, por su parte, arrancó con la cancelación parcial del Gran Premio de Catar (solo se corrió en Moto2 y Moto3), a la que siguieron posteriormente un goteo de aplazamientos de pruebas (Tailandia, Austin, Valencia€). La idea inicial era retomar la actividad en Jerez el 3 de mayo, lo que supondría el arranque de la categoría MotoGP, pero a día de hoy parece muy complicado. Como curiosidad, las dos únicas grandes citas deportivas que seguían en pie en Estados Unidos de cara a este fin de semana, la carrera de Nascar en Atlanta y el arranque del curso de la IndyCar en Florida, quedaron suspendidas en las últimas horas.

Ciclismo

Era ya un secreto a voces, pero el viernes se produjo la confirmación oficial. El Giro de Italia queda pospuesto toda vez que el Gobierno húngaro canceló la salida de la carrera, que iba a tener lugar el próximo 9 de mayo en Budapest, así como las dos siguientes etapas, que iban a transitar por territorio de ese país. Poco después, RCS Sport, organizador de la ronda italiana, publicó un comunicado confirmando el aplazamiento "por la situación nacional e internacional" y apuntando que "la nueva fecha será anunciada no antes del 3 de abril, cuando terminen las disposiciones del Decreto del Presidente del Consejo de Ministros y después de que los organizadores se hayan reunido con el Gobierno y las instituciones deportivas italianas e internacionales". Anteriormente fueron canceladas también la Milán-San Remo, la Tirreno-Adriático, la Strade Bianche, la Volta a Catalunya, que este año debe celebrar su centenario y que buscará una nueva fecha para este mismo año€ Todo el calendario de clásicas flamencas y del WorldTour de marzo, salvo la París-Niza. La siguiente gran cita debería ser el Tour de Flandes, el 5 de abril, pero ayer aparecieron las primeras voces de autoridades locales cuestionando la viabilidad de disputar la prueba en esa fecha. ¿Y la Itzulia? Programada entre el 6 y el 11 del próximo mes, todavía no existe confirmación oficial en ninguno de los dos sentidos, aunque todo apunta a que será cancelada. Julián Eraso, director de la carrera, reconoció el viernes en Radio Euskadi que "las cosas no pintan bien, las noticias apuntan a un final de suspensión".

El ciclista belga Tiesj Benoot celebra la victoria en la sexta etapa de la París-Niza disputada el viernes. Foto: Efe

 

Golf

La organización del Masters de Augusta, uno de los cuatro torneos más importantes del calendario y que se iba a disputar entre el 9 y el 12 de abril, anunció el viernes que queda pospuesto sin que su presidente, Fred Ridley, anunciara una nueva fecha para su celebración. Horas antes, la dirección del PGA Tour canceló el The Players Championship, considerado el quinto grande y en el que estaba participando el golfista vizcaino Jon Rahm. Horas antes, el mismo organismo había decidido seguir con el evento, aunque sin espectadores en el recorrido de los participantes. Sin embargo, los profesionales mostraron su rechazo ante esta decisión y el evento acabó cancelado tras el primer recorrido, al igual que las tres pruebas que le siguen en el campeonato: el Valspar Championship, el Dell Match Play y el Valero Texas Open. El circuito femenino ya había anunciado un día antes el aplazamiento de sus tres próximos torneos, entre ellos el ANA Inspiration, el primer grande del curso.

Tenis

La ATP anunció el jueves la suspensión del circuito profesional durante seis semanas. Esta decisión llegará hasta el 20 de abril, por lo que tras la cancelación de Indian Wells tampoco se disputarán los torneos de Miami, Houston, Marrakech, Montecarlo, Barcelona y Budapest. En lo referente al circuito femenino, la WTA se limitó en un primer momento a suspender la gira estadounidense (Indian Wells, Miami y Charleston), pero finalmente acabó emulando a la ATP, por lo que también han caído Bogotá, Guadalajara y Stuttgart. De los torneos de abril se mantiene, de momento, Budapest. La organización de Roland Garros, el primer Grand Slam del curso, espera acontecimientos con inquietud. Debería arrancar el 24 de mayo.

Montaña

Ni siquiera el alpinismo se salva de la crisis del coronavirus. Nepal decidió el pasado jueves suspender la temporada de escalada del Everest, que debía comenzar en abril, y cancelar provisionalmente la emisión de visados para todos los países, excepto los diplomáticos y oficiales. "La cancelación de la temporada de primavera supondrá un gran golpe para los operadores turísticos", aseguró Mingma Sherpa, director gerente del mayor operador de expediciones de Nepal, Seven Summit Treks. Mingma explicó que sesenta escaladores habían reservado ya sus servicios, aunque varios ya habían cancelado sus expediciones horas antes del anuncio del Gobierno. Solo el año pasado, Nepal concedió permisos para escalar la montaña más alta del mundo a 1.024 escaladores, 382 de ellos extranjeros.

Rugby

En el Seis Naciones de rugby, el primer aplazamiento llegó el pasado día 7 de marzo al no poder disputarse el duelo entre Irlanda e Italia, pero en la quinta jornada a celebrarse este fin de semana han caído los tres encuentros: el Italia-Inglaterra, el Francia-Irlanda y el Gales-Escocia. La celebración de este último duelo hoy había sido confirmada el viernes, pero finalmente se optó por el aplazamiento porque, según la Federación de Gales, "hemos decidido, por el interés de los aficionados, de los jugadores y de los equipos técnicos, seguir las medidas recientes tomadas en el Reino Unido y en la industria mundial del deporte".

Balonmano

El preolímpico femenino que debía disputarse en Lliria (Valencia) desde el viernes hasta el domingo de la próxima semana ha sido postergado, al menos, hasta el próximo mes de junio, al atender la Federación Internacional la solicitud remitida por la Española. Este último organismo ya había suspendido el martes todos los partidos de categoría nacional, mientras que la EHF hizo lo propio con los compromisos continentales en todos aquellos encuentros que iban a celebrarse hasta el 12 de abril.

Natación

Todos los torneos preolímpicos de la Federación Internacional de Natación están actualmente pospuestos o en el aire, pero los criterios de clasificación para los Juegos se mantienen, por el momento, inalterables. Este organismo espera poder celebrar el preolímpico femenino de waterpolo en Trieste (Italia) entre el 17 y el 24 de mayo y el masculino en Róterdam entre el 31 de mayo y el 7 de junio. La nueva fecha de los test de natación están a la espera de un acuerdo entre el COI, Tokio 2020 y la FINA para encontrar nuevas fechas.

Otros deportes

La crisis desatada por la pandemia del coronavirus ha cogido en su punto más álgido a modalidades deportivas como el esquí. Así, la Federación Internacional optó el jueves por cancelar las pruebas que debían llevarse a cabo este fin de semana en Kranjska Gora (Eslovenia), un gigante y un eslalon, y dar como ganador de la Copa del Mundo al noruego Aleksander Kilde. Las finales de este certamen, que debían disputarse en Italia, concretamente en Cortina d'Ampezzo, ya fueron suspendidas con anterioridad. Lo mismo ha ocurrido en categoría femenina. Las citas pendientes en Are, Suecia, han quedado canceladas y la campeona es la italiana Federica Brignone.

Ni siquiera la vela se ha librado del aluvión de cancelaciones. El Campeonato del Mundo de la clase 470, que iba a arrancar mañana en la Bahía de Palma, quedó aplazado el pasado jueves. Desde la organización insisten en que "el evento no está cancelado" y apuntan que se buscan nuevas fechas para celebrarlo a partir del 15 de abril.

La NHL, la liga profesional estadounidense de hockey sobre hielo, también ha anunciado la suspensión temporal de su temporada, sin establecer ninguna fecha concreta para retomarla, cuando todavía quedaban por disputarse 189 partidos y tres semanas y media de temporada regular.

Por último, las pruebas de atletismo también han ido cayendo con cuentagotas. El Mundial de pista cubierta que debía disputarse estos días en Nanjing (China) quedó retrasado semanas atrás hasta el próximo año y posteriormente llegó la suspensión temporal del maratón de Boston (pasa del 20 de abril al 14 de septiembre) y del de Róterdam, todavía sin fecha confirmada.