Torneo Aste Nagusia

Un par de combinaciones bien avenidas

Fusto-Ibai Pérez y Gaubeka-Gordon se clasifican para la final del Torneo Aste Nagusia de pala en el Bizkaia

09.02.2020 | 12:53
Esteban Gaubeka golpea con la derecha ante la mirada de Ibarguren e Ibergarai

Fusto-Ibai Pérez y Gaubeka-Gordon se clasifican para la final del Torneo Aste Nagusia de pala en el Bizkaia

Duración: 51 minutos de juego.

Saques: 8 de Ibai Pérez.

Faltas de saque: 1 de Ibai Pérez.

Pelotazos: 434 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 10 de Fusto, 3 de Ibai Pérez, 12 de Necol y 4 de Urrutia.

Errores: 8 de Fusto, 1 de Ibai Pérez, 11 de Necol y 8 de Urrutia.

Marcador: 10-6, 9-10, 10-5 y 10-6.

.

Duración: 57 minutos de juego.

Saques: 2 de Ibargarai y 4 de Gordon.

Faltas de saque: 2 de Ibargarai y 2 de Gordon.

Pelotazos: 372 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 12 de Ibarguren, 4 de Ibargarai, 11 de Gaubeka y 4 de Gordon.

Errores: 8 de Ibarguren, 7 de Ibargarai, 4 de Gaubeka y 3 de Gordon.

Marcador: 9-10, 10-6, 4-10 y 6-10.

Incidencias: Semifinales del Torneo Aste Nagusia de pala disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. 120 espectadores.

BILBAO. Fusto-Ibai Pérez y Gaubeka-Gordon disputarán la final del Torneo Aste Nagusia de pala profesional el viernes después de mostrar ayer en el frontón Bizkaia que son dos parejas bien engrasadas. Un par de combinaciones bien avenidas. En la primera contienda, el zaguero de Sestao puso la elegancia en el saque -consiguió ocho tantos desde el primer disparo, explorando las fisuras de sus contrincantes Necol-Urrutia- y en el trabajo en defensa, martirizando la pegada del delantero de Dax, quien sí derrochó potencia, pero le faltó acierto; el bonaerense, entretanto, se vio tocado por la providencia en varias pelotas que murieron sobre chapa y controló los tiempos de una semifinal que apuntaba a peligrosa, más que nada por las certezas de unos rivales con mucho juego. En cualquier caso, el guardaespaldas de Ezkerraldea está de dulce: ganó la semana pasada el Master Kirol Txartela de Donostia junto a Altuna y aspira a coronarse también en Bilbao. La segunda eliminatoria, entretanto, navegó entre la novedad del debut de Beñat Ibarguren, que dio buen nivel, y los problemas de Xabier Ibargarai para frenar a unos rivales serios, muy serios, que apenas fallaron y dieron lustre a sus virtudes.

Con todo, Dan Necol e Iñaki Urrutia comenzaron el festival de pala inspirados, sobre todo el delantero, pero salieron trasquilados. Los errores les pasaron factura. Una losa. Un peso gigantesco. El pegador, fresco, atropelló a sus rivales en los primeros compases, pero el punto de mira se le torció. Mal asunto. Así, pese a iniciar con el luminoso a favor (1-4), vieron que el compromiso se les ponía cuesta arriba a medida de que Ibai carburaba y Pablo Fusto daba con la tecla del frontón. Y es que, el bonaerense lleva desde julio alejado de las canchas de Euskal Herria porque fue convocado por la selección Argentina para disputar los Juego Panamericanos de Lima, en los que ganó el oro de paleta cuero con Alfredo Villegas. Pues bien, una vez que el suramericano valoró las esquinas del frontón, desentumeció el leño y asomó el pescuezo en el partido -se mostró más activo tras el primer joko-, la semifinal se decantó. Los azules se dieron de bruces con dos frontis. Ibai llevó pelotas increíbles, rozando la perfección en el empale a bote corrido, sujetó a Urrutia cuando atacaba y mandó. Después, salpimentó la cita con un catálogo de saques que visitaron el carril, el ancho y los pies de sus rivales. Magnífico. Inabarcable.

El 10-6 inicial habitó entre la solidez de Ibai y la falta de paciencia rival. Necol-Urrutia buscaron la reacción en la segunda manga, encontrándola en un final de infarto. Después de mandar 1-4, 2-6 y 4-7, se chocaron contra la resistencia colorada (8-7 y 9-8), pero le dieron la vuelta. Terminó el armintzarra con un estupendo dos paredes (10-9). A pesar de la igualdad parcial, el tercer y el cuarto joko fueron colorados de principio a fin (10-5 y 10-6). Ibai continuó en la misma línea -solo falló una pelota en todo el partido- y Fusto recogió el guante con una gran traca final.

la seriedad por bandera Quizás la segunda semifinal del Torneo Aste Nagusia no tuvo el mismo brillo de la primera, pero sí que hubo detalles para enmarcar. Por un lado, la seriedad de Esteban Gaubeka e Iker Gordon, que fue su principal ariete; por el otro, el debut de Ibarguren es una buena noticia para la pala. Aunque no consiguió el triunfo y se le notaron los nervios típicos del estreno, el delantero de Lazkao tuvo una buena actuación en líneas generales.

En cualquier caso, el guipuzcoano e Ibargarai acumularon yerros que dictaron la sentencia de la apertura del partido. Gaubeka, listo, buscó las cosquillas al neófito, espumoso, y percutió sobre el campeón del Individual, que arrastra algunos problemas físicos. Sin embargo, los colorados resistieron a base de atacar, honestos. Perdieron el primer joko 9-10, pero se recompusieron en el segundo (10-6), donde el de Erratzu mostró su mejor cara. Después, la solidez obró la victoria azul. Sin fisuras, Gordon afiló el saque y no volvió a errar en el tercer y cuarto set. Gaubeka cabalgó los cuadros alegres con sentido y entereza, sumando tantos de brillo e inteligencia. Acabó once. Faltó emoción al final (4-10 y 6-10).

noticias de deia