Kirolak sariak 2019

Cuando la base está en la cumbre

LA diputación foral hizo entrega AYER de LOS KIROLAK SARIAK 2019 AL DEPORTE BASE DE BIZKAIA

08.02.2020 | 23:58
Los premiados posan con el diputado general, Unai Rementeria, y la diputada de Euskera, Lorea Bilbao. Fotos: José Mari Martínez

Bilbao - El Bizkaia Frontoia de Bilbao fue escenario ayer tarde de la gala de entrega de los Kirolak Sariak 2019. El acto concedió un protagonismo absoluto al deporte, quienes lo practican y quienes lo hacen posible desde clubes y federaciones. A pesar de una nutrida representación instucional en la que cabe citar al diputado general, Unai Rementeria, las diputadas Lorea Bilbao y Teresa Laespada o la concejala Oihane Aguirregoitia, el protocolo solo concedió la palabra a deportistas, jueces, técnicos o entrenadores.

Para empezar, condujeron la gala con una soltura que nada tuvo que envidiar a la de consagrados profesionales, la exfutbolista y ahora entrenadora, Iraia Iturregi, y el ya miembro del Olimpo del hacha, Aitzol Atutxa. Claros, concisos, con dominio del escenario y los idiomas, fueron en sí mismos muestra evidente de que la dedicación profesional al deporte es compatible con el desarrollo de otros talentos. Impecables. "Tan mal no lo hariamos el año pasado, Iraia, cuando nos han vuelto a llamar", comentó el aizkolari en tono jocoso. Y nadie duda que volverán en 2020.

Entre los cientos de deportistas presentes destacaban los chándales verde y negro del club de Javi Conde. Una de sus componentes, Itxaso Munguira Ortiz de Costa, fue galardonada como mejor deportista individual por sus bronces en 400 y 200 metros en el último Campeonato de Europa. "Mi sueño es llegar con opciones al Mundial de Dubai", aseguró la atleta adaptada. Empezó a correr en la escuela y "luego mejoré en el club de Javi Conde. He pasado por dificulatades, pero las hemos superado", afirmó antes de recibir una gran ovación.

La colegiada María Teresa Torres Correges se sacó una tarjeta roja a sí misma en el escenario tras ser premiada como mejor árbitro del deporte base. Le avalan 35 años pitando balonmano escolar y el hecho de ser una de las primeras mujeres habilitadas para arbitrar en primera división. "Todo esto solo lo explica el amor al balonmano", afirmó al ser preguntada.

Nerea Egurrola, que recogió la distición a mejor club por los éxitos cosechados, tanto sobre goma como sobre tierra, por el Gaztedi de Soka Tira, reclamó "más espacio en los medios de comunicación; necesitamos que la gente conozca este deporte si queremos que haya más juventud en la soka tira". Jon Iñaki Mardarás, técnico del club, fue destacado com o mejor entrenador.

Prácticamente todo el deporte de Bizkaia acudió al acto: Andoni Aiarza, José Mari Argoitia o Rafa Alkota, del Athletic Club; Tomás Alonso Allende, comodoro del Club Marítimo del Abra; María Ángeles Galíndez, presidenta del Club Deportivo de Bilbao; Juan Luis González, de la federación de boxeo; Karmelo Ariznabarreta, Juan Mari Dañobeitia o Jaime Uriarte, del mundo de la pelota; Juan Miguel Ranero, de herri kirolak; Jon Garro, de la Fundación Bizkaia Bizkaialde; o Elsa Sánchez. del Kiroleta de Bakio, entre otras muchas personas.

El evento contó con una actuación destacada. Un magnífico ejercicio de gimnasia rítmica en suelo ejecutado por Eneko Lambea y Julene Eraña, de 15 y 12 años y perteniecientes al club Sakoneta de Leioa, y Zihara García y Asier Carrasco, de 8 y 9 años, del club Santutxu. Figuras de futuro, seguro.

El batel femenino de Kaiku recibió el trofeo a mejor equipo por sus triunfos de 2018. La remera Izaro Elezkano respondió que en adelante "espera seguir disfrutando del remo con las compañeras". Ese es su objetivo. El deporte en estado puro.

Gerva de la Fuente fue reconocido como mejor directivo tras casi 30 años entregados al rugby. "Pero no hay nada como ser jugador", subrayó quien se ha desempeñado como ''tres cuartos" o árbitro y hace tiempo que se dedica a los despachos.

noticias de deia