LaLiga Santander

Iraola lidera al mejor equipo anfitrión

19.12.2021 | 00:30
Andoni Iraola, durante el Rayo-Alavés. Foto: Efe

Rayo Vallecano2

Alavés0

RAYO VALLECANO: Dimitrievski; Balliú, Catena, Saveljich, Fran García; Isi Palazón (Min. 86, Falcao), Valentín, Comesaña (Min. 86, Pathé Ciss), Álvaro (Min. 41, Bebé); Trejo (Min. 75, Unai López); y Sergi Guardiola (Min. 75, Nteka).

ALAVÉS: Pacheco; Martín (Min. 76, Tirlea), Laguardia, Tachi, Rubén Duarte; Loum; De la Fuente (Min. 60, Sylla), Pere Pons (Min. 60, Manu García), Toni Moya (Min. 54, Edgar), Luis Rioja (Min. 76, Pellistri); y Joselu.

Goles: 1-0: Min. 19; Sergi Guardiola. 2-0: Min. 25; Catena.

Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (Comité valenciano). Amonestó a Trejo, del Rayo; y a Rubén Duarte, del Alavés.

Incidencias: Partidos disputado en el estadio de Vallecas de Madrid ante unos 9.000 espectadores.

madrid – El Rayo Vallecano de Andoni Iraola es a estas alturas de la temporada el mejor equipo como local de LaLiga Santander después de firmar nueve victorias –la última ayer frente al Alavés (2-0)– y un empate en nueve encuentros. Estos números le sitúan en el contexto de las cinco grandes ligas europeas como el más destacado, junto al Paris Saint-Germain.

Dos goles, de Sergi Guardiola y Alejandro Catena, ambos en la primera mitad, permitieron al Rayo lograr una nueva victoria en su estadio, ante el Alavés, que se acerca peligrosamente al descenso, todo lo contrario que el equipo madrileño, que se mantiene en zona europea.

Tras la derrota en La Cerámica frente al Villarreal, donde mostró su cara menos dulce, la del equipo visitante endeble, el Rayo regresó a Vallecas, que este curso se está siendo su particular templo de los sueños, para mostrar su mejor versión y volver a dejar claro que la ilusión no hay quien la frene. Desde el inicio trató de llevar la iniciativa ante un Alavés que salió al césped con demasiado temor y, sometido, contabilizó un remate con cierto peligro en la primera mitad. En el segundo acto, el Rayo, con el marcador a favor, no quiso asumir riesgos y trató de rebajar el ritmo.

noticias de deia