Laporta, sobre un posible regreso de Messi e Iniesta al Barcelona: "No lo descarto"

"El vestuario ya está mejor porque estoy yo", afirma Dani Alves en su presentación como nuevo jugador azulgrana

17.11.2021 | 16:27
Alves, junto a Laporta en su presentación.

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, no descartó "que Messi e Iniesta puedan volver" algún día al club azulgrana como jugadores, de la misma forma que ha hecho Dani Alves, en la rueda de prensa de presentación del jugador brasileño que se celebró este martes.

"Es una cosa que ha sucedido con Alves. La edad es un número, como dice Dani. Son dos jugadores espectaculares que han hecho historia en el club", añadió el mandatario en el Auditori 1899 del Camp Nou al responder a un periodista que le preguntó si lo veía posible.

Además, Laporta explicó que tanto a Messi como a Iniesta el club los tiene "en la memoria". "Yo no puedo predecir el futuro. En la vida nunca se sabe", consideró.

El mismo Alves también fue preguntado por el asunto. En su caso, bromeó con que si le prestan "un par de horas" va a París "a buscar a Leo". Ya en serio, comentó que "las historias nacen escritas y van a ser recordadas siempre" y que "Leo es lo más grande" que ha podido "ver y tener como compañero".

"Sería increíble volver a verlo así pero infelizmente no puede ser", lamentó. De todas maneras, Alves dijo que "animaría a todos que vuelvan" porque ha estado "en muchos lugares pero en ninguno como éste".

Alves se da un baño de masas

El nuevo jugador del Barcelona Dani Alves se ha dado un primer baño de masas en su segunda etapa en el Camp Nou y ante 10.378 personas, con los brazos abiertos en cruz y descalzo, ha hecho estallar de alegría al aficionado azulgrana en un 'show' en el que ha prometido trabajo para devolver al club a las altas esferas del fútbol continental.

"El vestuario ahora está mejor, sin duda, porque estoy yo", sonrió ante los gritos de 'Alves, Alves, Alves...' en la grada. "Hay gente joven con ilusión, y los que tenemos más kilometraje tenemos que juntar fuerzas con las suyas. Sólo podemos mejorar y hacer esto juntos", apeló sobre el estado anímico del equipo.

Pese a que no podrá debutar hasta enero, está ya entrenando juntos a sus compañeros y a las órdenes de Xavi Hernández. "Estoy seguro de que si juntamos fuerzas y empezamos a ser positivos y saber que las cosas se consiguen con trabajo, volveremos a ser más que un club", ahondó.

Brazos abiertos en cruz, firmó el contrato junto al presidente, Joan Laporta, y ambos emocionados se dieron un paseo triunfal por el lateral de Tribuna del Camp Nou tras mostrar la camiseta con el dorsal '8' en homenaje a Hristo Stoichkov y Andrés Iniesta.

"Hola 'culers'! Un honor volver aquí. Si ustedes recuerdan muy bien, en la última vez que cogí el micrófono, fue para decir que no sabía cuánto duraría este sueño y si había acabado, pero el sueño ha dicho que no iba a acabar en aquel momento y por eso estoy aquí otra vez", se sinceró Alves.

En un discurso lleno de menajes de optimismo, pidió unidad al barcelonismo. "Ustedes, con este club, me han hecho sentir muy especial, ser uno más de ustedes y esto no ha cambiado. Estoy aquí porque soy uno más. Visca el Barça y visca Catalunya y visca la madre que os parió a todos ustedes", aportó en su tono ya típico de 'Good Crazy' (algo así como locura de la buena).

"Ahora estoy un poco más guapo. Pero hay cosas que no podemos cambiar, y pisar este césped otra vez no podía ser de otra manera que así, descalzo", reconoció el lateral brasileño. "Aquí me he hecho muy grande y ahora vuelvo un poco pequeño para hacer este club más grande. Les necesitamos a todos, porque este club no es mío, no es del 'presi', es algo nuestro. Los que sentimos los colores y el escudo, es momento de estar juntos y volver a poner al Barça arriba", se sinceró.

Poco más tarde, en la rueda de prensa ante los medios de comunicación, aseguró que llega para jugar y para ser titular. "Siempre quiero ser primero y vengo a guerrillear, vengo para jugar y para pelear por un puesto, no vengo porque tenga buena relación con el entrenador o presidente. Vengo a aportar y corregir, primero desde dentro", apostilló.

"Aquí me hice querer, pero la gente sabe el respeto que he tenido siempre por los colores que ellos representan y defienden. Puedo garantizar que no les voy a fallar. Voy a intentar no defraudarles", ahondó en este sentido.
Alves, con su particular manera de ver la vida, aseguró que es único y que por ello nadie ha podido ocupar su lugar en el lateral derecho. "Yo soy especial y no hay nadie como yo. Pero bromas aparte, han pasado grandes jugadores pero sólo con ser bueno, muchas veces no encajas con el Barça. Tienes que ser más que bueno, entender la filosofía del club, entender cómo se pelea y juega en este equipo", argumentó.

"Si ellos hubieran triunfado, yo no estaría aquí. Con Dest voy a intentar ayudarle el máximo, me parece un grandísimo jugador y tiene todo para ser un grande del fútbol. Vamos a intentar que tenga adaptación en el equipo, en el juego, en cómo se plantean las cosas, hay que arropar a estos jugadores jóvenes. Estoy aquí para eso, para hacerles entender dónde están y que son buenos y pueden hacerlo bien", expresó al respecto.

De cara a su futuro, aseguró que no mira más allá de junio de 2022, fecha hasta la que ha firmado. "Si consigo ayudar al Barça hasta junio, ya me puedo ir. Tengo hasta junio y cuento hasta ahí, y a partir de ahí todo se puede hablar. Dependerá de los resultados, de la actuación, si estoy 'suspendido' nada porque hay que tener notas altas para continuar. Si no, 'ciao'. No hago planes a largo plazo", espetó.

También reconoció que insistió para volver, tanto que Laporta se le 'quitó de encima'. "Me puse pesado con el 'presi' insistiendo en que quería volver, tenía el placer de querer ayudar en estos momentos. Quizá fui pesado y me envió a hablar con Xavi, que me llamó diciéndome que contaba conmigo si yo quería venir. Y lo demás fue muy fácil. Si uno quiere algo lo consigue", manifestó.

noticias de deia