Jaime y Pascual certifican el ascenso del Sestao River

El Sestao derrota con autoridad a un Urduliz que apenas tuvo opciones en Las Llanas y asciende cuatro años después tras tres playoffs fallidos

05.06.2021 | 20:44
La plantilla del Sestao River celebra el ascenso.

El Sestao River  ha logrado el ascenso a Segunda RFEF imponiéndose por 2-0 al Urduliz en Las Llanas. Un ascenso que se produce cuatro años después de que los verdinegros perdieran la categoría y diez después de que firmaran su último ascenso.

Los locales han disputado un encuentro impecable ante el sorprendente conjunto urduliztarra. Tanto fue así que los papeles de invirtieron y parecían los locales, a los que bastaba con el empate, los que necesitaban la victoria. A los de Nando Alonso que, sin embargo, estaban obligados a ganar, el desarrollo del choque apenas les dejó nada de iniciativa.

El dominio de los verdinegros se hizo patente desde el principio y prácticamente no ha habido concesiones a un Urduliz conjurado para repetir la gesta de la pasada semana en Ipurua, obligado como estaba a ganar para lograr el ascenso. A los dos minutos, la primera internada de Josu Juste por la izquierda y su centro lo remató Huete muy alto tras rechazar la defensa visitante. Diez minutos después, ha llegado la jugada en que el River abriría la lata. Un disparo de Isuskiza desde la frontal, fruto de la presión verdinegra, tocó en la mano de Iker Alonso y el árbitro señaló el punto fatídico. Jaime Zumalakarregi, con paradinha incluída, se encargó de transformar la pena máxima y de poner al Sestao en ventaja.


Dominio aplastante


Lejos de provocar la reacción de un Urduliz que apenas podía salir de su propia área con el balón controlado, el gol espoleó al Sestao, que buscó ampliar la renta cuanto antes. De hecho los dirigidos por Igor Oca llegaron a disponer de un manojo de buenas ocasiones antes de que llegara el ecuador de la primera parte. Un remate de Daiki al larguero en la falta que supuso la primera cartulina amarilla del encuentro -la vio Julen Martín-, en acción invalidada por el asistente, otro remate de Portillo tras el rechace de un nuevo córner y, sobre todo, dos acciones de Pascual. En la primera, superando por velocidad a Justo, estrelló el esférico en el cuerpo de Mandaluniz. En la segunda, tras rebañar un nuevo balón en la salida de los visitantes, disparó a milímetros de la cepa derecha del meta urduliztarra.

El equipo que se quedó en aspirante al ascenso lo pasó realmente mal durante los primeros 45 minutos y apenas pudo conectar con sus jugadores de ataque. Tan solo en acciones aisladas pudo verse algo apurado al conjuto local. Una buena combinación con internada de Mattheus, que estaba fuera de juego, en los primeros minutos, un balón de Mattheus desde la izquierda en que Jaime y Daiki se interpusieron y que Guille no acertó a rematar y un centrochut envenenado del propio Guille, que a punto estuvo de sorprender a Barandiaran, fue la escasa artillería mostrada por los de Nando Alonso en toda la primera mitad; insuficiente ante la multitud de ocasiones locales.

Insuficiente porque el River continuó insistiendo hasta el paso por vestuarios. Portillo, tras el rechace de otro córner, acertó esta vez entre los tres palos e hizo trabajar a Mandaluniz. Aitor Villar, forzado desde la frontal del área, disparó no muy lejos del poste izquierdo. Por último, Jon Elorza protagonizó una buena jugada por la derecha pero su centro lo sacó Justo antes de que encontrase rematador.

En la segunda mitad los visitantes comenzaron con un córner a favor en lo que sería un espejismo pues el choque, aunque no ya de forma tan contundente, siguió teniendo color verdinegro. Isukiza probó fortuna desde la frontal tras un mal despeje de Martín y luego Pascual tuvo el segundo a la media vuelta, tras prolongar Daiki desde el segundo palo una falta lateral. Guille lo intentó en el único acercamiento con peligro de los urduliztarras, pero su disparo se fue rozando la escuadra derecha de Barandiaran. Ya casi al final, Pascual se reencontró con el gol y sentenció el encuentro. Tras robar a Iker Alonso y quedarse solo ante Mandaluniz, cruzó el esférico para sellar el ascenso, por fin, después de cuatro intentos consecutivos.


SESTAO 2-0 URDULIZ

SESTAO: Barandiaran, Markel Bravo, Portillo, Daiki, Jaime, Huete, Elorza (Min. 73, Huidobro), Isuskiza (Min. 90, Omar), Pascual (Min. 80, Buján), Aitor Villar y Juste (Min. 64, Borja Álvarez).

URDULIZ: Mandaluniz, Pedernales, Justo, Martín, Iker Alonso, Castrillejo (Min. 74, Alfaro), Mattheus, Haitz (Min. 46, Fran Gil), Guille (Min. 81, Matey), Markel Mayo (Min. 81, Zorrilla) y Marcos Martínez.

GOLES: 1-0: Min. 12; Jaime, de penalti. 2-0: Min. 85; Pascual.

ÁRBITRO: Guijarro Mercado. Expulsó (Min. 85) a Pedernales con roja directa. Mostró cartulinas amarillas a Juste y Daiki por el Sestao y a Martín, Haitz y Castrillejo por el Urduliz.

 
noticias de deia