El orgullo de un pueblo

El Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano recibe a una representación del Amorebieta para felicitarle por su histórico ascenso a Segunda División

25.05.2021 | 20:52
El Amorebieta recibió un homenaje en la intimidad por parte del Ayuntamiento de la localidad.

Amorebieta-Etxano continúa de resaca tras la tremenda alegría que se llevó el pasado sábado, cuando la Sociedad Deportiva Amorebieta selló su ascenso a Segunda División contra todo pronóstico, imponiéndose a un Badajoz que llegaba como gran favorito debido a que había sido el mejor equipo de los 102 de la categoría en la fase regular, jugaba en su propio estadio y le valía con el empate para llevarse el premio. Pero ni siquiera todos esos factores pudieron hacer hincar la rodilla a ese grupo de jóvenes euskaldunes que forman una preciosa cuadrilla de amigos fuera del campo y que se convierten en titanes cuando pisan el césped. El Rodillo blue se ha convertido en el orgullo de Bizkaia en general y de la localidad de 19.500 habitantes en particular, como se demostró el domingo, cuando los vecinos se echaron a las calles de forma espontánea para brindar un caluroso y merecido recibimiento a los héroes del ascenso a su llegada en autobús tras un largo viaje desde Extremadura. Al mediodía fue el turno para un recibimiento oficial en el Ayuntamiento, sin grandes alardes debido a la pandemia que condiciona actualmente la vida cotidiana de la sociedad. Fue un acto sencillo e íntimo, en el que representantes del Consistorio zornotzarra agradecieron su gesta a una representación del conjunto azul.

"Impresionante, muchas gracias por el logro conseguido", subrayó el alcalde, Andoni Agirrebeitia. Además del primer edil jeltzale, estuvieron presentes los concejales Luciano Martínez y Ainhoa Salterain del PNV, Ander Uriarte de EH Bildu y Alicia Hernández del PSE. Por parte del Amorebieta, acudieron el presidente Jon Larrea, el director deportivo Asier Goiria, el entrenador Iñigo Vélez de Mendizabal y tres de los capitanes del vestuario: el carrilero zurdo Iker Seguín, el centrocampista Mikel Álvaro y el defensa Aitor Arregi. "Durante los 96 años de historia del club se han producido victorias y éxitos importantes, como hace diez años contra el Manacor para subir a Segunda B. Eran triunfos que se podían esperar más, pero este logro de ascender a Segunda ha sido algo inesperado", reconoció Agirrebeitia, socio de la SDA y gran amante del deporte.

El alcalde contó una anécdota ocurrida un par de semanas antes de que el Amorebieta iniciase su andadura en la fase de ascenso, con el director deportivo Asier Goiria, zornotzarra que llegó a militar en Primera División como delantero del Numancia, como protagonista. "15 días antes del play-off estuve con Asier y me dijo: alkate, vamos a subir. Yo le decía que era muy complicado. Pero me respondió que el equipo estaba convencido, que tenía una solidez increíble. Siguió insistiendo y al final me convenció", recordó Agirrebeitia. "La verdad es que en los dos partidos, tanto ante el Linares como contra el Badajoz, habéis ganado con todo merecimiento, nadie os ha regalado nada", añadió el primer edil zornotzarra.

Agirrebeitia también alabó el enorme derroche físico realizado por los azules, una escuadra en la que el esfuerzo no se negocia ni aunque seas un veterano que ha vivido de todo en el mundo del fútbol, como es el caso de Mikel Álvaro. "Tenemos aquí a un chavalín de 38 años que me dejó asustado, qué manera de salir a un partido", bromeó el alcalde, que en un tono más serio reconoció sentirse "orgulloso de todo el equipo". "La temporada que viene a disfrutar en Segunda y a llevar con honor el nombre de Amorebieta allá donde vayáis", concluyó.

Por parte de la corporación municipal, Ander Uriarte y Alicia Hernández también mostraron su orgullo por la hazaña lograda por el equipo. "Este pueblo siempre ha peleado en el ámbito deportivo, pero no esperábamos lograr algo así. Los jugadores, a pesar de que muchos no son del municipio, vemos que lo aman, lo defienden y lo viven como si fuera suyo. Estamos sorprendidos y a la vez muy contentos", valoró Uriarte. "Se ha demostrado que no siempre el más grande tiene las mayores posibilidades de triunfar. Que un club tan modesto como el nuestro vaya a pasear el nombre de nuestra localidad por todo el Estado es una gran satisfacción. Quiero felicitar a todos los jugadores y al cuerpo técnico, estamos súper contentos", apuntó Hernández.

Agradecimientos


En el acto, en el que los representantes de la escuadra de Urritxe regalaron una camiseta firmada por los jugadores para que luzca en el ayuntamiento, también tomó la palabra el presidente Jon Larrea, que lo primero que hizo fue "dar las gracias al alcalde y a los representantes de todos los partidos, porque desde que entramos en la directiva el apoyo ha sido total y me consta que con las anteriores también". Larrea agradeció también su ayuda a "patrocinadores, aficionados y aficionadas, ha sido una faena que en un año tan bonito no hayan podido acudir al campo". Además, se acordó de "los 500 que vinieron el sábado a Badajoz a animarnos". El club cambiará próximamente de ubicación su sede, hasta ahora instalada en un local en la calle San Miguel que "nos cedía gratis La Caixa, pero lo han tenido que vender y vamos a alquilar otro que está al lado", explicó. Por este motivo, también tuvo palabras de agradecimiento para "La Caixa y Kepa Badiola, que nos han dado todas las facilidades del mundo para poder tener nuestra propia sede estos años".

En una campaña condicionada por el covid-19, la celebración también ha tenido que adaptarse a las circunstancias. Nada de actos multitudinarios, como el que se llevó a cabo hace una década tras el ascenso a la categoría de bronce, cuando los futbolistas pasearon en autobús descapotable por las calles. "Hubiera sido una gozada. Da pena no poder hacer una celebración al uso, pero somos conscientes de cuál es la realidad. No es el momento", reconoció Larrea, un hombre ocupado estos días. "Desde el domingo a la mañana es un no parar. Esto ha adquirido otra dimensión. El teléfono no para de sonar", manifestó el presidente, que en un momento tan especial quiso acordarse de "todas las personas que han conformado las anteriores juntas directivas y especialmente de la última presidenta, María Eugenia Etxebarria, que falleció el año pasado".

¿Dónde jugará el Amorebieta?


Uno de los puntos calientes es dónde jugará el Amorebieta el próximo curso. "La primera opción tiene que ser que se juegue en Urritxe y vamos a hacer todo lo posible porque así sea. Queremos que el pueblo pueda disfrutar de la fiesta que supondrá tener cada 15 días a los equipazos que van a venir y que se beneficie la hostelería, el comercio y el pueblo en general. Sabemos que las instalaciones son las que son y que, si no puede ser, tendremos que buscar otra alternativa, pero sería una pena", explicó Larrea.

El director deportivo Asier Goiria, al que el alcalde describió como "el gran hombre en la sombra, un auténtico fenómeno en nuestro municipio", también quiso "dar las gracias de corazón" al Ayuntamiento. "Vuestra ayuda siempre ha estado ahí", remarcó. "Todos sabemos que hemos pasado un año y medio muy malo debido al covid-19, así que espero que al menos los zornotzarras se hayan llevado una gran alegría con nuestro ascenso", manifestó el ex delantero, que cerró el acto con el clásico grito de "¡Aupa Azules!".

noticias de deia