Tebas se regodea, Florentino persiste en la Superliga

El presidente madridista afirma que la Superliga no ha muerto, Tebas la da por enterrada y de paso acusa a su promotor de "inventarse los números"

23.04.2021 | 01:02
Florentino Pérez en la presentación el 3 abril de 2019 del futuro Santiago Bernabéu.

Los 39 clubes de LaLiga no invitados rechazaron ayer jueves de forma contundente el formato de la Superliga, como es natural. Los tres que faltan, sin embargo, no la rechazan, como también parece natural. Real Madrid y Barcelona aún mantienen la llama del grupo de los 15 divinos, que se han quedado en dos, y el Atlético está en situación de retirada táctica, esperando acontecimientos. En este acto de autoafirmación, además de consensuar un comunicado con traza de manifiesto, emergió la figuran triunfante de Javier Tebas, presidente de LaLiga y convocante de la reunión. "La Superliga, tal y como la han concebido, está muerta", proclamó el dirigente aragonés.

Sin embargo el principal promotor de esta iniciativa que ha convulsionado el mundo del fútbol opina todo lo contrario. Florentino Pérez se pasó por El Larguero de la Ser para expresar su asombro y el malestar que le ha causado todo el ruido generado, sintiéndose además perseguidos por una causa que cree justa, pero que es difícil de encajar: los clubes ricos que ahora lo son un poco menos, pero que aspiran a serlo mucho más, afirman que del dineral que van a generar caerán migajas al resto de los clubes.

"Llevamos muchos años trabajando en un proyecto que no he sabido explicar. Estoy triste y decepcionado. Era fácil de entender, la Liga es intocable, hay que sacar dinero del partido entre semana. El formato de la Champions está obsoleto y solo tiene interés a partir de los cuartos", aseguró el presidente madridista.

Con todo, Florentino Pérez no se da por vencido y asegura que el proyecto de la Superliga queda en "stand-by". "Los doce que estábamos hemos perdido 650 millones entre todos, este formato no funciona. Se nos ocurrió uno con los equipos más importantes de Europa entre semana. Se puede sacar bastante más dinero para todos, con solidaridad con el resto de los equipos. De 4.000 millones de aficionados del mundo, estos equipos reúnen a la mitad", dijo Florentino, quien lamentó "la gran agresividad del presidente de la UEFA (Aleksander Ceferin) y algunos presidentes de las ligas, de forma orquestada. Nunca he visto esa agresividad, amenazas, insultos como si hubiéramos matado el fútbol. Hemos trabajado en ayudar a salvar el fútbol", reiteró.

Uno de los interfectos es Javier Tebas, su enemigo irreconciliable, quien ayer jueves proclamó: "La amenaza de la Superliga se acabó por mucho tiempo", y acusa a Florentino Pérez de "inventarse unos números que no son reales". Puso un ejemplo comparativo para ilustrarlo. "El Real Madrid-Liverpool (cuartos de final de la Champions) solo hizo 100.000 espectadores más (en televisión) que el Barcelona-Valladolid un lunes hace dos semanas. En España un Villarreal-Sevilla interesa cinco veces más que un Manchester United-Manchester City".

El Barça pide "reformas estructurales" y no se va

Los requiebros de Joan Laporta

Lo que digan los socios. - El FC Barcelona emitió ayer un comunicado oficial en el que pide "reformas estructurales destinadas a garantizar la sostenibilidad financiera y la viabilidad del mundo del fútbol", pero nada dice de abandonar la Superliga. Según el club azulgrana, el objetivo es mejorar "el espectáculo que se ofrece a los aficionados de alrededor del mundo y consolidar, y hasta incrementar, la base social sobre la cual se sostiene este deporte". Aunque, conocido el rechazo social, entiende que hace falta abrir un análisis mucho más profundo. La indefinición del Barça la reiteró ayer su presidente, Joan Laporta, "la última palabra sobre la Superliga la tendrán los socios" y está "abierto a un diálogo con la UEFA".

noticias de deia