Elche 0 - 2 Barcelona

Riqui Puig culmina un triunfo sin historia

25.01.2021 | 00:56
La alegría de Riqui Puig tras anotar el 0-2.

Elche 0

Barcelona 2

ELCHE: Edgar Badía; Barragán, Verdú, Diego González, Mójica; Josan, Marcone, Guti (Min. 74, Luismi), Víctor (Min. 81, Nino), Rigoni (Min. 74, Tete Morente) y Lucas Boyé.

BARCELONA: Ter Stegen; Mingueza, Araujo, Umtiti, Jordi Alba; De Jong, Busquets, Pedri (Min. 86, Riqui Puig); Griezmann, Braithwaite y Dembélé (Min. 73, Trincao).

Goles: 0-1: Min. 38; De Jong. 0-2: Min. 88; Riqui Puig.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Tarjeta amarilla a Sergio Busquets y Griezmann, del Barcelona.

Incidencias: Martínez Valero, a puerta cerrada.

El Barcelona logró una victoria sin brillo en Elche que le permite mantener su racha triunfal a domicilio en LaLiga y agravó un poco más la situación del equipo ilicitano, que encadena su decimotercer partido sin ganar.

Un gol de De Jong al final del primer tiempo y otro de Riqui Puig, en el ocaso fueron suficientes para que el Barça sacara adelante un compromiso marcado por la ausencia de Messi y en el que Ter Stegen volvió a ser providencial al conjurar la única ocasión local.

El conjunto catalán, con un ritmo lento y previsible en su sala de máquinas, cargó casi todo su juego de ataque por el costado de Dembélé, quien mantuvo una dura pugna con su marcador, el colombiano Mojica. El Barcelona, muy atascado e impreciso en su juego de ataque, solo pudo generar algo de peligro en acciones a balón parado y en disparos lejanos de Busquets y Pedri.

El Elche, que no sufría en defensa, acusó el impacto anímico del gol en los primeros instantes del segundo tiempo, en los que el Barcelona jugó a placer. El conjunto ilicitano tuvo su gran oportunidad en los pies del argentino Rigoni, al que Ter Stegen negó el gol en un mano a mano tras un gravísimo error de Mingueza.

El Barça no permitió que el partido se descontrolara y volvió a bajar las revoluciones. Badía evitó dos veces que Trincao se estrenara como goleador, pero no pudo atajar un gran cabezazo de Riqui Puig nada más salir.