Laliga santander

En-Nesyri rompe a una gran Real

Tres goles del marroquí inclinaron del lado sevillista un partido marcado por la intensidad y los errores

10.01.2021 | 01:02
Martín Zubimendi e Ivan Rakitic, en un momento del partido. Foto: Efe

Sevilla3

Real Sociedad2

SEVILLA: Bono; Jesús Navas (Min. 69, Aleix Vidal), Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Jordán; Suso (Min. 84, Munir), Rakitic (Min. 4, Óscar Rodríguez), Ocampos (Min. 89, Franco Vázquez); y En-Nesyri (Min. 89, De Jong).

REAL SOCIEDAD: Remiro; Gorosabel, Zubeldia, Sagnan (Min. 46, Le Normand), Aihen Muñoz; Zubimendi, Guridi (Min. 56, Barrenetxea), Merino; Portu (Min. 78, Januzaj), Oyarzabal (Min. 78, Roberto López) y Isak.

Goles: 1-0: Min. 4; En-Nesyri. 1-1: Min. 5; iego Carlos en propia meta. 2-1: Min. 7; En-Nesyri. 2-2: Min. 13; Isak. 3-2: Min. 46; En-Nesyri.

Árbitro: Javier Alberola Rojas (C. Castellano-Manchego). Amonestó a los visitantes Aihen Muñoz , Sagnan y Guridi.

Incidencias: Ramón Sánchez Pizjuán. Sin público.

Sevilla – Un triplete del delantero marroquí Youssef En-Nesyri le dio al Sevilla una trabajada victoria ante la Real Sociedad en un partido de mucha intensidad de dos equipos que luchan por estar entre los mejores y que demostraron sus ganas, aunque también defectos en la defensa.

El choque llegó al descanso con empate a dos y goles que llegaron en los primeros trece minutos. Pero en la segunda, el gran protagonista, En-Nesyri, desniveló otra vez para el Sevilla, que da un importante paso ante un rival directo.

Se planteaba un partido atractivo entre dos equipos que pelean por el objetivo de estar entre los cuatro primeros de la clasificación y por disputar la próxima Champions.

La Real compareció en la capital andaluza como quinto clasificado, tras el triunfo del viernes en Vigo del Villarreal (0-4), con tres puntos más que su rival cuando se acerca el ecuador de la competición, aunque el Sevilla con dos partidos pendientes aplazados al inicio del torneo, de los que mañana tiene previsto recuperar uno, en el campo del Atlético de Madrid.

El entrenador de los sevillistas, el guipuzcoano y formado en la Real Julen Lopetegui, dispuso del que puede denominarse su equipo de gala, con la presencia en el centro del campo del brasileño Fernando Reges, quien no pudo jugar por sanción en el derbi de la pasada jornada en el Benito Villamarín ante el Betis (1-1).

El técnico del conjunto donostiarra, Imanol Alguacil, aún tiene mermas en su plantilla por lesiones, como las de jugadores importantes como Nacho Monreal o David Silva, ausencias contrarrestada con el regreso de Adnan Januzaj o de Asier Illarramendi, que volvía tras quince meses de baja, aunque ambos esperaron su oportunidad en el banquillo.

Alguacil optó para su delantera con Mikel Oyarzabal, Portu y el sueco Alex Isak, que viene alternando la posición con el brasileño Willian José, ahora en el candelero por una posible salida en este mercado de invierno y que también esperó en la suplencia.

Antes de cumplirse el minuto cuatro, En-Nesyri marcó a placer un servicio de Fernando, un minuto después el central Diego Carlos empató invonluntariamente en propia meta al intentar despejar y poco después fue otra vez En-Nesyri en una gran jugada personal quien logró su undécimo tanto en esta campaña. Pero el tanto de marroquí fue otra vez contrarrestado, porque a los trece minutos volvió a empatar para la Real Isak.

Ese intercambio de golpes pareció sentarle algo mejor a la formación visitante, que vio la sorprendente e inhabitual inestabilidad defensiva de los locales para presionar mucho y plantarse con peligro ante el meta marroquí Yassine Bono, aunque los locales tampoco renunciaron a mirar la puerta defendida por Alex Remiro, como en una de En-Nesyri, quien estuvo muy cerca del triplete.

Ese tercer gol del goleador marroquí sí llegó después, antes de que se cumpliera el primer minuto de la segunda parte cuando estuvo muy atento a una gran jugada por el lateral del extremo Lucas Ocampos.

Volvió a adelantarse el Sevilla y volvió a rematar contra corriente el equipo txuriurdin, El 3-2, no obstante, no dejaba nada claro y la Real no renunció tampoco a nada, y sobre todo cuando el Sevilla perdonó su cuarto tanto a la contra. El equipo guipuzcoano tuvo sus ocasiones para empatar otra vez, como en un remate de Mikel Merino que salvó bajo palos con la cabeza el francés Jules Koundé.