Arteta y Arsenal recobran el ánimo

El 'boxing day' trae la felicidad al técnico vasco, que rompe la mala racha en el derbi ante el Chelsea

27.12.2020 | 00:58
Arteta celebra con el egipcio Elneny el triunfo en el derbi londinense ante el Chelsea. Foto: Afp

El derbi londinense ante el Chelsea en el boxing day reanimó al Arsenal y a su técnico, el guipuzcoano Mikel Arteta, que se reencontró con el triunfo en la Premier (3-1) en el momento que más lo necesitaba. Siete encuentros y casi dos meses ha estado sin vencer el Arsenal, que logró su último triunfo el pasado 1 de noviembre ante el Manchester United.

Decayeron después los gunners, muy alejados de la zona noble de la tabla, distanciados de sus iniciales objetivos y con el entrenador, Arteta, en entredicho.

El boxing day le regaló al Arsenal un triunfo incontestable y balsámico que traslada las dudas a su vecino. El Chelsea, rival del Atlético Madrid en la Liga de Campeones, lleva tres derrotas en cuatro partidos y está fuera de la zona europea.

El choque del Emirates se desequilibró al borde del descanso, cuando una falta dentro del área de Reece James fue sancionada con un penalti que transformó el francés Alexander Lacazzette. Fue el minuto 34.

El gol desconcertó a los visitantes y sosegó al equipo de Arteta, que situó en su once inicial al catalán Héctor Bellerín y al valenciano Pablo Marí pero que dejó en el banquillo al andaluz Dani Ceballos.

El Arsenal, sin los brasileños Gabriel, David Luiz y Willian, aislados por la amenaza del coronavirus, alcanzó el intermedio con una ventaja de dos goles después de que el suizo Granit Xhaka ejecutara a la perfección un tiro libre que superó al meta senegalés Edouard Mendy.

El tercero fue un golazo independientemente de las intenciones de su autor, Bukayako Saka que tras recibir el balón de Emile Smith Rowe ejecutó un centro aéreo desde el lateral que se coló en la portería.

Con el choque sentenciado el Chelsea, que en el intermedio recurrió a Jorginho y a Calum Hudson Odoi sin éxito, acortó distancias con el gol de Tammy Abraham.

Impulso del City Por su parte el Manchester City logró una cómoda victoria ante el Newcastle con goles de Ferrán Torres y del alemán Ilkay Gundogan (2-0) y vuelve a tomar impulso en la Premier que domina el Liverpool.

El germano y el valenciano paliaron la falta de acierto del conjunto de Pep Guardiola, que regresa a los puestos europeos de la competición después de catorce encuentros disputados. El City ganó sin contratiempos a un rival decaído que pierde posiciones en la tabla y que lleva solo punto de los últimos nueve que ha disputado.

El boxing day deja al City en la quinta posición, a un punto del Manchester United, cuarto, que empató con el Leicester, tercero en la tabla. El Newcastle sigue en el ecuador de la clasificación.

Un autogol de Axel Tuanzebe a cinco minutos del final fue el que dio un punto al Leicester y evitó el triunfo del Manchester United (2-2) en el King Power Stadium. Un empate insuficiente para los dos protagonistas, que pueden quedar más lejos del liderato que ostenta el Liverpool, que hoy tiene en teoría un fácil encuentro ante el West Bromwich, penúltimo de la Premier League.

Fue frustrante para el Manchester United que pretendía arrebatar a su rival el segundo puesto en la tabla. De hecho, el conjunto de Ole Gunnar Solksjaer dominó el partido y el marcador. Tomó ventaja el cuadro visitante a los veintitrés minutos, cuando Marcus Rashford envió a la red un balón que recibió del portugués Bruno Fernandes.

Sin embargo, el Leicester logró igualar a la media hora. Harvey Barnes recogió la pelota enviada de James Maddison y desde la media luna envió un disparo que superó a David De Gea.

El encuentro estuvo equilibrado hasta el tramo final. El Manchester United, al que se le había anulado por medio del VAR un tanto anotado por Anthony Martial, volvió a ponerse por delante en el 79 gracias a Bruno Fernandes pero seis después, el autogol de Tuanzebe, que desvió un disparo de James Vardy, selló el empate final.

El Everton se pone segundo En el cierre de la jornada de ayer, un gol del islandés Gylfi Sigurdsson desatascó al Everton ante el colista Sheffield y dio el triunfo al conjunto de Carlo Ancelotti, que terminará la decimoquinta jornada de la Premier en la segunda plaza, detrás del Liverpool.

El conjunto de Ancelottino no fue capaz de resolver el encuentro hasta el tramo final.

noticias de deia