El fichaje de Mendy presagia la suplencia de Kepa Arrizabalaga en el Chelsea

Lampard afirma que es para motivarle

23.09.2020 | 01:08
El portero franco-senegalés Edouard Mendy durante un partido con el Rennes.

Frank Lampard, entrenador del Chelsea, confirmó ayer el fichaje del portero franco-senegalés Edouard Mendy, procedente del Rennes, justo dos días después del mal día que tuvo Kepa Arrizabalaga en el partido ante el Liverpool, regalando un segundo gol a Sado Mané en un error mayúsculo que ha desencadenado un torrente de críticas. El técnico inglés no quiso admitir lo que parece evidente, que no se fía del exguardameta del Athletic. Lo hace, sugiere Lampard, para motivar a un portero que costó 80 millones de euros, con toda la carrera por delante a sus 25 años, una ficha muy alta y cinco temporadas más de contrato, lo cual hace muy difícil concebir un traspaso a otro club por el quebranto económico.
 



 

"Con la llegada de Mendy hay más competencia y eso es positivo para que Kepa y Mendy luchen por jugar en el equipo", explicó el técnico en la rueda de prensa previa al partido de copa que el Chelsea disputará hoy ante el Barnsley. Lampard, además, tiene otra alternativa para defender la portería de los blues, la del argentino Willy Caballero, titular en la recta final de la pasada temporada, cuando Kepa cayó en desgracia a los ojos del entrenador, y habitual en los encuentros coperos.

Récord en la Ligue 1
 

Sin embargo cuando un club como el Chelsea se gasta a toda prisa 25 millones de euros en un portero probablemente su destino no sea precisamente chupar banquillo. Edouard Mendy, de 28 años, también ha batido otro récord al convertirse en el guardameta de la Ligue 1 por quien más se ha pagado. En consecuencia el Rennes, que hace un año abonó 4 millones de euros al Reims, se felicita por el negocio. Aunque no tanto como el Athletic, que apenas tuvo tiempo de disfrutar de un deportista tan prometedor, pero tampoco de lamentar su marcha consciente de tener entonces repuestos de categoría para cubrir su ausencia (Álex Remiro, Iago Herrerín y Unai Simón) y sobre todo porque dejó 80 millones de euros en las arcas del club rojiblanco.

Para su desgracia, ahora que las cosas le van mal dadas a Kepa Arrizabalaga, el peso de ser el portero más caro de la historia ha servido para exacerbar las críticas, sobre todo ante pifias como la del domingo.

La penúltima perla la puso ayer Frank Leboeuf, un central francés que jugó en el Chelsea en los noventa. "Kepa hace lo que mejor se le da: cometer errores. Mendy es, de lejos, mejor que él, como demostró en el Reims y luego en el Rennes".