Alerta mundial por el coronavirus

Es de Champions

El derbi guipuzcoano, que se jugó sin aficionados y hubo tres penaltis, encumbra a la Real hasta la cuarta plaza y deja muy tocado al Eibar

11.03.2020 | 01:25
Willian y Sangali felicitan a Oyarzabal, que no celebró.

Eibar1

Real Sociedad2

EIBAR: Correa, Arbilla, Bigas (Min. 82, Burgos), Cote; Orellana, Sergio Álvarez (Min. 66, Charles), Escalante; Expósito, Inui (Min. 77, Quique González); y Kike García.

REAL SOCIEDAD: Remiro; Zaldua, Aritz Elustondo, Le Normand, Muñoz; Zubeldia, Merino, Sangalli (Min. 61, Guevara); Oyarzabal, Willian José (Min. 85, Isak) y Januzaj (Min. 66, Portu).

Goles: Medié Jiménez (Comite Catalán). Amonestó a Bigas, Cote, Escalante, del Eibar y a Zubeldia y Januzaj , por la Real Sociedad.

Árbitro: 0-1: Min. 15; Oyarzabal, de penalti. 0-2: Min. 75; William José. 1-2: Min. 89; Charles, de penalti.

Incidencias: Encuentro aplazado correspondiente a la jornada 24 que no se celebró por la contaminación atmosférica tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar, sin público en las gradas por las medidas de la LFP.

La Real Sociedad asciende a la cuarta plaza tras ganar por primera vez desde 2007 al Eibar en un Ipurua vaciado por la crisis del coronavirus y en un partido que resolvieron Mikel Oyarzabal y Willian José para dejar sin fruto el postrero tanto de Charles.

Un dominio abrumador del Eibar en el primer cuarto de hora, con el recurso a sus balones bombeados que tantos réditos le ha dado en su campo esta temporada, parecía orientar el encuentro en favor de un conjunto local muy necesitado de puntos. Pero la fortuna no es una aliada de los armeros este año y, en la segunda llegada realista, Bigas cruzó su brazo en un balón centrado por Januzaj, el árbitro no dudó y señaló un penalti que no fue protestado por los eibarrerses. Oyarzabal no perdonó y logró su octavo tanto de la temporada, que no celebró quizá por su condición de eibartarra, para adelantar a su equipo.

Una jugada tonta que hacía un perjuicio de difícil reparación para el Eibar, pero la Real quiso corresponder con una acción similar, en este caso de Zubeldia que también cometió mano dentro del área en el minuto 28. Orellana no estuvo tan fino y Remiro le adivinó su disparo y la Real llegó con ventaja al descanso de un derbi guipuzcoano insípido por la ausencia de calor y color en las gradas.

La Real tenía el partido donde quería y la cuarta plaza en la mano de forma que los txuriurdin se dispusieron a defender su tesoro y dejaron la iniciativa a los armeros.

La ausencia de Martin Odegaard dejaba huérfano de ese último pase a la Real, pero Imanol Alguacil no tuvo mayores problemas. El Eibar lo intentaría con todo al dar entrada a Charles como segundo delantero, pero fue su compatriota Willian José el que se llevaría la gloria (m. 75), al definir con maestría un intencionado pase de Portu. Charles matizaría los daños en el último minuto con el tercer penalti. Terminó en gol, que de poco sirvió.

noticias de deia