Merino: "No es fácil estar 8 partidos sin perder y a 2 puntos del descenso"

26.02.2020 | 13:12
Sabin Merino

El delantero del Deportivo Sabin Merino ha reconocido la dificultad de enlazar ocho partidos sin perder (siete victorias y un empate), como hizo el equipo gallego antes de caer el pasado fin de semana ante el Zaragoza (3-1), y encontrarse "a dos puntos del descenso" a Segunda División B.

"No es fácil estar ocho partidos sin perder y verte a dos puntos del descenso. Considero que el equipo ha hecho muchas cosas bien y verse tan cerca es difícil y más jugando contra un rival directo (Lugo). Si nos ganan, nos adelantan, así que es difícil seguir abajo después de encadenar tantas victorias. Es también un poco lo que queremos evitar", comentó.

El jugador blanquiazul, consideró que "ganar el domingo es imprescindible" para el Deportivo, que, en caso de victoria, dejaría el descenso a cinco puntos y con la diferencia de goles particular a su favor respecto al Lugo.

En todo caso, opinó que no es un partido que vaya a "marcar la temporada" porque, por delante, quedarán otras doce citas.

Sabin Merino explicó que la plantilla del Deportivo tiene "claro cuál es el objetivo", la indicar que es asegurar la permanencia después de haber sido colista muchas jornadas, aunque se encuentra a seis puntos de la promoción de ascenso.

"Necesitamos victorias para conseguir el objetivo y hasta llegar a los 50 puntos no hay nada cerrado. Son todo finales y cuanto antes consigamos esos puntos, mejor. Después, podremos pensar en otras cosas", advirtió.

Calificó al Lugo, al que se enfrentará en el estadio de Riazor, como un equipo "muy difícil" y con "buenos jugadores", y señaló que está inmerso en "una racha positiva".

"Creo que va a ser un partido duro y hay que estar preparados para saber que no va a ser fácil", consideró.

El Depor, a pesar de la inercia positiva de los últimos partidos, y el Lugo "siguen estando abajo", llegan a la cita "necesitados y ahí es cuando un equipo es más peligroso".

Merino concluyó que en el partido de Zaragoza "en ningún momento el equipo agachó la cabeza" a pesar de tener el marcador en contra y consideró que fue uno de los encuentros en que "más balón" tuvo el equipo y más "líneas" traspasó.

"Hay que quedarse con eso, es el camino que nos puede llevar a conseguir victoria", resaltó el delantero del Deportivo, que restó importancia a las decisiones arbitrales.

"No diría que hayan sido decisivos, no hay que echarle la culpa de lo que nos pasa a los árbitros. Los errores los cometemos nosotros. Muchas veces pensamos que las tarjetas que nos sacan no son justas, y lo ves en frío y sí lo son. Yo creo que nadie está en el radar de nadie. Son circunstancias de cada partido", concluyó.