LALIGA SANTANDER

Las luces de alarma se encienden en Ipurua

El Espanyol remonta con sus primeros goles de la temporada y logra un triunfo sorpresa

09.02.2020 | 15:24
El centrocampista senegalés del Eibar Pape Diop y el centrocampista del Espanyol Marc Roca.

EIBAR 1-2 ESPANYOL

EIBAR: Dmitrovic; Tejero, Arbilla, Ramis (Min. 75, Sergio Álvarez), Cote; Orellana, Expósito (Min. 72, Escalante), Diop, Inui; Charles y Enrich (Min. 80, Quique González).

ESPANYOL: Diego López; Xavi López, Naldo, Calero; Darder, Víctor, Marc Roca (Min. 66, Vargas); Didac, Melendo (Min. 72, Pedrosa), Ferreyra (Granero, Min. 77), Calleri.

Goles: 1-0: Min. 58; Ramis. 1-1: Min. 76; Ferreyra. 1-2: Min. 84; Granero.

Árbitro: Pizarro Gómez (colegio madrileño). Amonestó por el EIbar a Cote, Expósito y por el Espanyol a Marc Roca y Pedrosa. Expulsó por doble amarilla al visitante Naldo en el minuto 85.

Incidencias: Ipurua, 5.410 espectadores.

eibar - El Espanyol fue capaz de remontar el gol de Ramis en Ipurua y llevarse una balsámica victoria de tierras guipuzcoanas con la que además hunde en la tabla a un Eibar que aún no sabe lo que es ganar y que se queda en puestos de descenso con un punto en el casillero tras cuatro jornadas.

El partido arrancó con un Eibar muy reconocible en Ipurua, presionando arriba, asfixiando la salida del balón del Espanyol y llevando balones al área desde las bandas. A los visitantes les costaba mucho sacar el balón controlado y se veían obligados a lanzar balones largos en busca de sus delanteros, tratando así de quitarse de encima la presión armera.

La reanudación comenzó de forma similar a la primera mitad, con el Eibar llegando y centrando al área sin mucho acierto. El balón parado podía ser un arma letal, y así lo fue en el 58, cuando Ramis adelantó a los locales tras peinar en el primer palo un balón botado desde la izquierda por Orellana.

El Espanyol no encontraba la reacción, porque el Eibar no cejaba en el empeño de buscar el segundo, algo habitual en Mendilibar, que no es de los que se cierra atrás cuando su equipo va ganando. De hecho, un pase en profundidad a la espalda de la defensa adelantada del Eibar lo aprovechó Ferreyra para batir a Dmitrovic y anotar el primer tanto de su equipo en lo que va de Liga.

No contento con el empate, el Espanyol culminó la remontada después de una gran acción por la izquierda de Pedrosa, tras la que Granero sólo tuvo que empujar el balón en línea de gol. Parecía imposible diez minutos atrás. - Efe