El Tenerife de Txus Vidorreta, a un paso del título de la BCL en Bilbao

El conjunto canario aprovecha la conexión Huertas-Shermadini para fundir la resistencia de Hapoel Holon

06.05.2022 | 20:49
El Tenerife de Txus Vidorreta está ya a un solo paso de coronarse campeón de la Basketball Champions League.

El Tenerife de Txus Vidorreta está ya a un solo paso de coronarse campeón de la Basketball Champions League por segunda vez en su historia. El conjunto canario ha abierto este viernes la Final Four de Bilbao superando al correoso Hapoel Holon en la primera semifinal por 71-78 en un encuentro competido en el que los israelíes han hecho la goma desde el salto inicial, desactivando los numerosas oportunidades que ha tenido su rival para fabricar distancias tranquilizadoras.

Tal ha sido la capacidad de resistencia de los de Guy Goodes que su primera, y única, ventaja en el marcador ha llegado con el 69-68 a 3:40 del final. Pero en ese momento ha dado un paso al frente ese tesoro que tiene el conjunto insular con la conexión entre Marcelinho Huertas y Giorgi Shermadini. Entre ambos han conseguido que la zozobra no fuera a más y con 17 y 14 puntos respectivamente han tirado de los suyos hasta la victoria final, asumiendo galones cuando más ha quemado el balón.

De esta manera, Vidorreta vivirá este domingo su tercera final de la BCL a los mandos del Tenerife y su sueño de levantar un título continental en su casa, delante de los suyos, está un paso más cerca. También la posibilidad de que cinco exjugadores del Bilbao Basket (Dejan Todorovic, Emir Sulejmanovic, Sergio Rodríguez y Tobias Borg, además de Huertas) sumen este título a sus palmareses.

EL TENERIFE PEGA PRIMERO

La contienda no empezó bien para los israelíes, privados de Chris Johnson durante los cinco minutos iniciales al hacerse daño cuando solo se habían disputado un puñado de segundos desde el salto inicial. Goodes tuvo que parar el partido con el 0-7, su equipo tardó tres minutos y medio en sumar sus primeros puntos y para entonces los insulares gozaban ya de un buen colchón. Retornó Johnson y el Hapoel Holon se rearmó algo en defensa. Un triple de McGee les acercó hasta el 8-13, pero los de Vidorreta respondieron con la misma moneda de la mano de Fitipaldo y Doornekamp para abrir brecha hasta el 8-20.

Los israelíes, muy fallones hasta entonces, no se dejaron ir y respondieron con un 8-0 para no perder la estela de su rival (16-20 con el segundo acto ya en marcha), pero entonces surgieron Shermadini y sobre todo Huertas para que el acercamiento no pasara a mayores. Goodes tuvo que volver a llamar a capítulo a los suyos con el 22-31 a cinco minutos del descanso. La ventaja del Lenovo Tenerife se estiró hasta los doce puntos (25-37), pero el Hapoel Holon, duro como una piedra pese a funcionar a tirones en ataque, se negó a hincar la rodilla. Con Ragland asumiendo galones en ataque, se acercó hasta el 33-37, aunque entre Salin, con dos robos seguidos, y Guerra hicieron que la contienda llegara a su ecuador con un 33-42 que ponía las cosas de cara para los insulares.

En la reanudación, el guion del duelo se mantuvo inalterable. El Tenerife trataba de poner pies en polvorosa y por momentos parecía capaz de hacerlo cuando Huertas y Shermadini tomaban cartas en el asunto, pero el Hapoel Holon, entregado a las acciones individuales de Ragland y a la muñeca de Menco, se aferraba al marcador con uñas y dientes. Hasta dos ventajas de dobles dígitos tuvieron los insulares en el tercer cuarto ( 33-45 y 43-53), pero no había manera de dejar de rueda a los de Goodes, por lo que a Vidorreta y a los suyos no les quedaba más remedio que dar por bueno el 51-59 a diez minutos de la bajada de telón.

Sin embargo, dos triples seguidos de Johnson para abrir el último cuarto insuflaron más pimienta aún al partido (57-59). El Tenerife reaccionó activando su válvula de seguridad, la conexión Huertas-Shermadini, y volvió a coger aire. Cuando Salin y Doornekamp se unieron a la causa gozó de otra oportunidad de demarraje (59-68 con balón) pero no hubo manera, pues poco después era Vidorreta quien debía parar el encuentro con el inquietante 64-68 a 5:10 del final. El arreón israelí se prolongó hasta completar el parcial de 10-0 que dio al Hapoel Holon su primera ventaja en el partido, 69-68, a 3:40 del final. Shermadini taponó la vía de agua canaria, los tiros libres de Huertas, tras técnica de Johnson para salir del partido, Doornekamp y Wiltjer despejaron mucho el horizonte y el 71-76 a un minuto de la bocina final dibujaba un panorama áspero para el Hapoel Holon. Ragland asumió la responsabilidad, pero su triple se estrelló en el aro, Fitipaldo no falló desde la franja de castigo y Txus Vidorreta dirigirá el domingo al Lenovo Tenerife en su tercera final de la BCL. Su coronación europea en Bilbao está a un solo paso.

noticias de deia