A rematar la faena veinte días después

El Lointek Gernika regresa para la vuelta de la Eurocup ante el Mersin, que afronta con 24 puntos de renta

04.01.2022 | 00:52
Arrojo, ante Zellous en el partido de ida en Maloste. Foto: Borja Guerrero

El Lointek Gernika Bizkaia regresa a la competición después de veinte días parado por el covid y tiene por delante un reto que ya era complicado en condiciones normales. El conjunto de Mario López disputa ante el CBK Mersin (16.00 horas, ETB4 y FIBA) la vuelta de la primera eliminatoria de la Eurocup con los 24 puntos de ventaja obtenidos en Maloste en una actuación espectacular ante la mejor plantilla del torneo. El técnico gernikarra reconoce que "el estado del equipo es una incógnita" porque apenas han podido hacer un par de entrenamientos en grupo porque las jugadoras han estado confinadas y porque llegaron a la ciudad del sur de Turquía después de hacer escala en Madrid, Estambul y Adana.

En febrero del año pasado, la plantilla ya vivió un confinamiento, aunque en esta ocasión las jugadoras han estado asintomáticas y la vuelta a la actividad ha sido, pese a todo, más llevadera. "Las sensaciones no son malas porque la gente está con mucha ilusión y motivada", añade López antes de un duelo que hay que saber interpretar muy bien. En el Lointek Gernika aún se recuerda la diferencia de 15 puntos obtenida hace tres años ante el Galatasaray y que en el choque de vuelta duró muy poco hasta acabar eliminadas. De esa experiencia toca sacar los aspectos a cuidar, aunque "no hay manera clara de gestionar esos 24 puntos, muchos de los cuales los cogimos en el tercer cuarto".

Mario López sí tiene claro que su equipo no puede "empezar el partido mirando al marcador". Las claves tácticas pasan por "no conceder parciales grandes, hacer una buena defensa del uno contra uno y controlar el rebote defensivo". Es evidente que el Mersin, que tiene una plantilla espectacular, saldrá a tope para intimidar a su rival y por ello es importante "hacer buenas selecciones de tiro para que no puedan correr. Ellas seguramente querrán jugar un partido de ida y vuelta, muy rápido y con mucha anotación y eso no nos interesa".

Por su parte, Itzi Ariztimuño espera que el equipo pueda mostrar las mejores sensaciones en la cancha porque "parece una diferencia muy grande, pero un equipo como ese y en un campo turco la hacen más pequeña". La base bilbaina asegura que "hay que jugar sin presión ni miedo, ellas son las que tendrán prisa y no podemos contagiarnos. van a salir muy agresivas y ya sabemos que el ambiente y el arbitraje van a ser muy duros".

No le falta razón porque en el seno del CBK Mersin existe el convencimiento de que van a pasar la eliminatoria e, incluso, de que van a ganar la Eurocup. "Tenemos que empezar el partido muy duro, tomar el control desde el principio y ser pacientes porque no vamos a lograr esos 24 puntos en el primer cuarto", comenta Aziz Akkaya, que se estrenó en Maloste y ha llevado a su poderosa plantilla a tres victorias consecutivas desde entonces. El técnico turco dice que "no hay esa diferencia entre los dos equipos", pero advierte de que "tenemos que jugar un partido diferente. Con el apoyo del público estoy seguro de que lo lograremos".

El factor ambiental tendrá un peso fundamental, aunque Yvonne Turner, una de las muchas estrellas del CBK Mersin, señala que el partido "se ganará en la cancha. No debemos rendirnos y tenemos que luchar hasta el final porque somos un equipo con muchos puntos". Y es que esa es la cuestión fundamental, que todo el mundo cree que lo que se vio del conjunto turco en Maloste, por lo que fuera, no se ajustó a la realidad. El Lointek Gernika Bizkaia debe dar su mejor versión, si es posible en las circunstancias actuales, para superar a jugadoras con mucho físico y talento que quizás en la ida pecaron de exceso de confianza, pero saben que están a tiempo de corregirlo.

liga femenina

el corte de la copa, el 26 de febrero

Nueve aplazamientos. La explosión de nuevos casos de covid también ha afectado a la Liga Femenina, que hoy alcanza el final de la primera vuelta y, por tanto, el corte de la Copa con una jornada en la que solo se disputarán dos de los ocho partidos previstos. Hay, de momento, nueve encuentros pendientes de encajar en el calendario y tres de ellos corresponden al Lointek Gernika: ante el Campus Promete, el Leganés y el Cadí La Seu. Como hizo la ACB, la FEB también ha ampliado hasta el 26 de febrero el plazo para recuperar esos duelos y decidir los ocho participantes en la cita de Valencia a finales de marzo. Hay que tener en cuenta que la semana que viene regresan las competiciones europeas y que las dos primeras semanas de febrero están dedicadas a los compromisos de selecciones. En el caso del conjunto gernikarra, de superar la eliminatoria ante el Mersin, le tocará enfrentarse de nuevo al Flammes Carolo en dieciseisavos de final a partir del próximo miércoles.

"Parece una ventaja muy grande, pero un equipo como este y un campo turco la hacen pequeña"

itziar ariztimuño

Jugadora del Lointek Gernika Bizkaia


noticias de deia