Lointek Gernika 56 - 58 Flammes Carolo

El Lointek Gernika, fuera de la Eurocup

La derrota ante el Flammes Carolo y la victoria del Virtus condenan al equipo foral a la cuarta plaza del grupo y a una prematura eliminación

02.12.2021 | 00:44
Las jugadoras del Lointek Gernika Bizkaia saludan a los aficionados con rostros de decepción y tristeza.

Lointek Gernika 56

Flammes Carolo 58

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA: Moore (22), Silva (4), Arrojo (2), Bjorklund (9), Brcaninovic (4) -cinco inicial- Ginzo (2), Ariztimuño (2), Buch (11).

FLAMMES CAROLO: Bouderra (3), Coffey (16), Mendy (7), Gajic (2), Akhator (4) -cinco inicial- Berkani (5), Sy-Diop (0), Pouye (11), Fiebich (10).

Parciales: 15-13, 28-28 (descanso), 45-46 y 56-58.

Árbitros: Pedroso (POR), Blahout (CHE) y Meszaros (HUN). Sin eliminadas.

Incidencias: Lleno total con gran ambiente en Maloste.

Cuando se juega siempre al límite hay veces en que no se alcanza y no porque no se intente. Es lo que le ha pasado al Lointek Gernika en su quinta participación en la Eurocup, que nació torcida desde el mismo sorteo. El conjunto foral acabó en el grupo de la muerte y ha sido la única víctima después de no poder ganar ni un solo partido en Maloste. En esa fina raya que separaba el éxito de acceder a las eliminatorias y la enorme decepción de quedar fuera a las primeras de cambio, algo que no ocurría desde su primera presencia en el torneo, dos canastas han sido decisivas: la que provocó ayer miércoles la derrota ante el Flammes Carolo y la que deshizo el empate con el Virtus Bolonia, que tras ganar en cancha de La Roche Vendée deshizo el empate particular con las gernikarras, a igualdad de puntos, por haber metido dos más en Maloste.
 

Cruel e inesperado desenlace para el esfuerzo que ha puesto el Lointek Gernika en desigualdad de condiciones ante rivales mucho más armados. Al equipo de Mario López, desde la lesión de Gaby Meskonyte, le han faltado recursos y ayer miércoles, además, a las ausencias reglamentarias de Margaret Roundtree y Lashann Higgs se unió la lesión de Roselis Silva antes del descanso que le impidió jugar en la segunda parte. Aún así, las gernikarras se batieron sin complejos, pero otro día más no supieron resolver un final igualado en el que el Flammes Carolo no perdonó los errores de las locales, que pagaron su falta de contundencia.

El Lointek Gernika comenzó mandando, con ventajas de siete puntos (15-8) que no pudieron crecer por los numerosos fallos en tiros cerca del aro, donde solo Tinara Moore era capaz de imponerse. El conjunto francés logró reaccionar con un parcial de 0-8 y un detalle muy significativo: quince de sus primeros veinte puntos fueron logrados por jugadoras salidas del banquillo. Los triples de Angie Bjorklund sujetaban al conjunto foral, al que le costaba ganar ventajas en la zona. Además, Nia Coffey, factor diferencial respecto al partido de la primera vuelta, apareció para añadir tiros de media distancia al acierto en los triples.

Moore siguió siendo el foco principal del Lointek Gernika al inicio de la segunda parte, quizás demasiado porque muchas de las veinte pérdidas de balón llegaron por intentar buscar a la estadounidense. El partido entró en una fase de mucha tensión y la responsabilidad empezó a pesar a las vizcainas. Hubo un triple afortunado de Amel Bouderra sobre la bocina del tercer cuarto que se pudo haber evitado usando una falta sin ceder tiros libres y lo mismo ocurrió cuando después de dejarse el alma para llegar con cuatro puntos de ventaja (56-52) a 2.45 del final, Magali Mendy anotó otro triple con el Lointek Gernika en tres faltas.

Paula Ginzo trata de dar un pase ante la agresiva defensa del Flammes Carolo.

Son jugadas que en el fragor de la batalla pueden pasar desapercibidas, pero que al final resultan letales porque no entraban en el guion. Con 56-55, llegaron una pérdida y una falta antideportiva de Itzi Ariztimuño, un fallo bajo el aro de Paula Ginzo, el tiro para empatar de Rosó Buch que tampoco entró y otro error en el saque de fondo a tres segundos del final. El Flammes Carolo, que llegó a ese final taquicárdico con solo una falta, solo necesitó tres tiros libres para tirar un jarro de agua helada, tanta como la que caía fuera de Maloste, sobre el Lointek Gernika Bizkaia que por una vez encontró su techo.

el análisis

"HEMOS jugado con muchas dudas"

Mario López. "Hemos jugado con muchas dudas y nos han penalizado mucho las pérdidas. Los últimos tres minutos han sido el reflejo del partido. En este tipo de duelos cada detalle cuenta y por deméritos propios, hemos perdido. Cuando no ganas ni un partido en casa en Europa, hay pocas posibilidades de pasar. No hemos hecho buenos partidos en casa contra grandes equipos. El equipo lo ha dado todo hoy, pero no hemos tenido el acierto necesario. No hemos usado bien las faltas y al final hemos hecho tiros precipitados. Ahora hay que pensar en lo que queda de temporada y en la Liga ya que hemos entrado en buena dinámica, aunque el domingo tenemos una salida muy complicada a Girona".

noticias de deia