La hora de la verdad para el Zornotza

El escolta Joseba Estalayo analiza la situación del Zornotza antes del 'play-off', que el conjunto vizcaino arrancará hoy en Lleida ante el Pardinyes

06.05.2021 | 00:57
Estalayo es optimista sobre las opciones del Zornotza.

eL trabajo de toda la temporada sale a la luz cuando llega la hora de la verdad. Es el tiempo del play-off. Alargar el sueño o poner punto y final al curso. No hay más opción. Los partidos ganan en intensidad y la tensión y la ilusión compiten día a día. Estas sensaciones las conoce a la perfección Joseba Estalayo (Leioa, 1996). El escolta vizcaino está totalmente acostumbrado a jugar este tipo de partidos. Desde su estreno con el Zornotza ha vivido multitud de choques a vida o muerte. Algunos marcados por la esperanza de lograr un ascenso y otros con los nervios del descenso acechando. Este año vive la cara de la moneda con el conjunto de Amorebieta. Los zornotzarras viajan hoy jueves a Lleida para disputar el primer partido del presente play-off. El rival será el Pardinyes y la eliminatoria se jugará al mejor de dos encuentros.

El Zornotza acude a este partido sin una referencia clara. Los vizcainos no se han enfrentado este curso a nadie del grupo de los catalanes y descubrirán su potencial exacto cuando salte el balón al aire. "Aparte del scouting y la preparación que hemos hecho, vamos un poco a ciegas e intentaremos hacer nuestro mejor juego", declara Estalayo. A nivel estadístico, destaca entre los jugadores del Pardinyes el ala-pívot de Trinidad y Tobago Zeke Moore, que supera los 16 puntos de media. Sin embargo, el foco de los zornotzarras está en su propio potencial y creen que "está en nuestras manos el ganar o el perder", considera el leioztarra.

Este encuentro se disputa varios días después de su fecha programada. Un positivo por covid en el seno de la plantilla catalana obligó a retrasar el encuentro. Esta situación supuso un descanso para los zornotzarras, que terminaron la temporada teniendo que jugar en un periodo corto de tiempo muchos partidos. Y con la espera aumentó el hambre por jugar. "Estamos con unas ganas de jugar increíbles. El año pasado, la mayoría de los jugadores no pudimos jugarlos y esta temporada con tanto parón por el covid se nos ha alargado todo. Viendo que los demás ya han jugado, estamos aún con más ganas", declara Estalayo. Aunque este parón también puede resultar positivo ya que el Zornotza finalizó la temporada regular con una alta carga de partidos y estos días extra suponen un plus para recuperar las energías.

Estar al cien por cien es algo fundamental en el play-off. Todo cambia cuando comienzan estos encuentros y el buen trabajo hecho en la liga regular se puede ir al traste en una mala semana. La tensión es evidente, pero los jugadores tienen marcada en rojo en el calendario esta fase de la temporada. "Estamos medio año entrenando, jugando una liga regular para acabar bien y jugar un play-off. Al final es como el examen de selectividad. Quieres hacerlo cuanto antes y lo has estado preparando, las ganas son enormes", declara Estalayo, que no quiere marcar un techo para esta temporada: "Sabemos las piezas que tenemos en el equipo y si cada uno hacemos nuestro trabajo podemos llegar hasta el final".

El escolta leioztarra tiene claro cómo quiere terminar este caótico año: "Con un ascenso, sin ninguna duda". Estalayo confía en pelear por ello, algo que ya hizo en 2017 cuando el Zornotza cayó ante el Valladolid en la final. Dos equipos diferentes, pero al mismo tiempo con bastantes similitudes. "Más que recordar el equipo, me recuerda la situación. Ese año no nos esperábamos llegar dónde llegamos y sí que es verdad que las sensaciones que se veían y el buen ambiente que había es bastante similar. No es ninguna locura que decir que puede ser un año parecido por lo menos", recuerda.

La principal diferencia con respecto a ese año estará en Larrea. El feudo zornotzarra, habitual fortín del equipo, este año no cuenta con público en las gradas debido a la situación sanitaria y los jugadores notan que no tienen esa fuerza añadida que llega desde las gradas. "Jugar sin público es bastante extraño, podría decir que nos hemos acostumbrado, pero no es verdad. Siempre que hay gente detrás animándote o no animándote, le da un ambiente distinto a los partidos", apunta Estalayo. Aun así, sí que habrá afición en algunos partidos que jueguen como visitantes, como por ejemplo hoy en Lleida. "Ya sea en contra o a favor aprecias que haya gente viendo el partido, pero es raro. No voy a decir que es injusto, porque entiendo la situación, pero esto hace que esperes con más ganas el día que tengas tú a tu público en casa", afirma. Una afición a la que Joseba Estalayo y el resto de jugadores quieren brindar un play-off largo y lleno de ilusión.

"Sabemos las piezas que tenemos en el equipo y si cada uno hacemos nuestro trabajo podemos llegar hasta el final"

"Jugar los partidos sin público es bastante extraño; podría decir que nos hemos acostumbrado, pero no es verdad"

Joseba Estalayo

Escolta del Zornotza


noticias de deia