Gran Canaria 73 - Lointek Gernika 72

Lointek Gernika | Un tropiezo en medio del maratón

Acusa el cansancio en el tramo final del partido, pierde el control y cede en su visita al pujante Gran Canaria

13.03.2021 | 11:43
Angie Bjorklund no tuvo ayer su día en el tiro ante la agresiva defensa del Gran Canaria.

El Lointek Gernika Bizkaia sufrió ayer un tropiezo en su visita al Gran Canaria que no supone más que perder la primera oportunidad de amarrar la cuarta o la quinta plaza para evitar así a los tres grandes de la Liga Femenina en la primera ronda del play-off. Tendrá más porque con una victoria suya o una derrota del Tenerife de aquí al final de la liga regular conseguirá ese objetivo. No estuvo lejos de conseguirlo en la cancha insular, pero el peso del cuarto partido en una semana se dejó notar a partir de mediados del tercer cuarto y, sobre todo, en los seis minutos finales cuando el equipo de Mario López perdió el control por puro cansancio y el Gran Canaria lo aprovechó para llevarse un duelo en el que sus jugadoras más físicas marcaron la diferencia.

Después de un flojo primer cuarto, con los dos equipos fallando mucho de cara al aro, el Lointek Gernika empezó a imponer su juego más elaborado y las acciones sin balón de Belén Arrojo y Nogaye Lo para escaparse en el marcador con un 21-34 que podía desconectar del partido al joven conjunto local. Pero las vizcainas sufrieron su primera crisis que les llevó a cometer varios errores seguidos y se saldó con un parcial de 10-0 con dos triples seguidos de Hermida que metieron al Gran Canaria en el partido.

Sin acierto desde fuera


Las de Mario López se rehicieron y volvieron a contar con nueve puntos de ventaja en el tercer cuarto. Para entonces, ya se veía que Angie Bjorklund tenía su peor día en el lanzamiento y ese acierto exterior de la estadounidense se empezó a echar en falta, aunque un par de aciertos de Mima Ivanovic aún permitieron sujetar el marcador. Pero otro parcial de 9-0 llevó a las canarias a empatar (44-44) y el Lointek Gernika empezó a ir a menos en sus prestaciones. Las acciones individuales de Sparkle Taylor, imparable en el uno contra uno, el poderío reboteador de Kia James y Sika Koné obligaban a un esfuerzo físico que debía compensarse con el oficio para encontrar vías de anotación. Un 52-58 y luego un 56-61 a falta de seis minutos fueron las últimas rentas valiosas. Los problemas para circular el balón y encontrar buenos tiros ante unas jugadoras con mucha envergadura que elevaron el nivel de contactos y provocaron un duro parcial de 15-2 en el que las locales penalizaron con canastas fáciles los fallos de las jugadoras gernikarras.

El 71-63 a 2.25 del final era un duro castigo, pero el Lointek Gernika no se dejó ir, sacó fuerzas de flaqueza y buscando los errores de las canarias en los tiros libres logró quedarse con el último balón del partido y once segundos de posesión para poder ganar. Pero las ideas no estaban claras a esas alturas y las vizcainas ralentizaron demasiado la acción y ni siquiera llegaron a lanzar a canasta, con lo que vieron cortada su racha de seis victorias.

Esto no pasará de ser una anécdota, un tropiezo sin más importancia, un borrón después de una trayectoria impecable desde que arrancó el año porque el conjunto gernikarra sigue corriendo su maratón particular y tiene la semana que viene el principal objetivo de la temporada ahora mismo, que es avanzar todo lo que pueda en la Eurocup. Sin regresar a casa, la expedición viajará de Las Palmas a Sfantu Gheorghe, en Transilvania, donde se meterá en otra burbuja para jugar el martes ante el ACS Sepsi local en busca de hacer historia de nuevo. Por eso, no hay tiempo para lamentarse, solo para analizar y descansar.