Alero del Bilbao Basket

Sergio Rodríguez: "Cuanto más tardemos todos en tener nuestra responsabilidad individual, más se alargará esto"

23.03.2020 | 01:24
Sergio Rodríguez

El jugador canario del Bilbao Basket relata sus rutinas para hacer más llevadero el confinamiento y analiza el posible reinicio de la Liga Endesa a finales de abril

bilbao – Sergio Rodríguez (Los Realejos, Tenerife, 1993) lanza un mensaje calmado en medio de tanta incertidumbre. El hombre de negro no relaja la preparación encerrado en su casa.

¿Cómo está? ¿Cómo está llevando todo lo que ha derivado de la pandemia mundial del covid-19?

—Lo llevo bien, en la medida de lo posible. Creo que como todo el mundo. Se hace extraño estar tantas horas dentro de casa y que te cambie radicalmente toda la rutina de trabajo. Sigo las noticias e informaciones oficiales e intento tener la mente ocupada para no agobiarme.

¿Cómo está llevando el aluvión de noticias, datos, cifras€?

—Gran parte de la sociedad no esperaba que pudiésemos llegar a una situación así estando en los tiempos en los que estamos ahora y viviendo como nosotros aquí, en Europa. Por eso nos ha chocado todavía más todo esto, más si cabe si le sumas las medidas que ha tomado el Gobierno desde que se ha decretado el estado de alarma. Son cosas que no te esperas, que son chocantes, pero que hay que llevar a cabo de manera muy seria para que esta crisis sanitaria no vaya todavía a más y poder encontrar una solución.

El domingo, 8 de marzo, juegan en Miribilla contra Obradoiro en una situación de aparente normalidad. ¿Barruntaban por aquel entonces en el vestuario que la Liga Endesa podía llegar a pararse?

—Sinceramente, no. Yo creo que nadie esperaba que llegásemos a una situación de tanta gravedad. Sí que podíamos hacernos una idea de jugar algunos partidos a puerta cerrada por precaución, algo que se nos iba a hacer extraño y que no nos iba a gustar porque esto es un espectáculo y jugamos para los aficionados. Ahora, con la cancelación de los partidos, todo se ha complicado un poco más.

Martes, día 10. La ACB anuncia que las dos siguientes jornadas iban a disputarse a puerta cerrada. El Bilbao Basket saca un comunicado diciendo que acata la decisión pero que, por seguridad, prefiere una suspensión temporal. ¿Los jugadores iban también por esa línea?

—Sí, sobre todo porque se estaba viendo ya que incluso en el caso de jugarse a puerta cerrada existía un riesgo de contagio. Lo habíamos visto ya en casos de jugadores de fútbol de la liga italiana. Al final, desgraciadamente no hizo falta demasiado tiempo para demostrar que existía ese riesgo. Por ejemplo, ahí está el caso que apareció en el Real Madrid y también en otras competiciones. Y también está lo que decía antes. El deporte sin aficionados no es atractivo ni normal. La suspensión era lo más lógico.

El día siguiente llegó el anuncio oficial de la suspensión temporal de la competición. ¿Hasta qué día estuvieron entrenando?

—Hasta mediados de semana estuvimos subiendo al pabellón, pero llegó el momento en el que nos comunicaron cómo quedaba todo y el club empezó a tomar las medidas necesarias para que los jugadores, cuerpo técnico y trabajadores tuviéramos la máxima protección frente al coronavirus.

El fin de semana se declara el estado de alarma y el lunes la Liga Endesa prolonga la suspensión temporal hasta el 24 de abril. A un deportista, acostumbrado a una rutina de actividad con sesiones y partidos, le parte todo el trabajo del año.

—Sobre todo por un aspecto. Si luego la competición se puede reanudar, ¿cuánto tiempo vamos a tener desde que tengamos permiso para estar fuera de casa hasta que se vuelva a competir? Ahora tenemos un parón total en casa y estamos haciendo lo posible para mantenernos en forma física, pero las condiciones no son nada equiparables a las de nuestro día a día. Vamos a tener que hacer una adaptación muy rápida para intentar volver a estar a alto nivel competitivo y ese cambio tan brusco no va a ser fácil. Por eso existen pretemporadas de seis o siete semanas. Imagínate tener que hacer lo mismo en una, que es lo que nos puede tocar.

En este tema es inútil pensar a largo plazo, pero por el camino que llevan otras competiciones y deportes parece muy complicado poder volver a competir a finales de abril.

—Puede ser. Yo no voy a entrar a debatir si son decisiones tardías o no, pero por lo menos hay una decisión firme y una fecha concreta, hablando en el caso de la ACB y del deporte. También el país necesitaba que se tomaran decisiones claras y firmes para que todo el mundo fuésemos remando en la misma dirección. Ahora tenemos unas fechas y unos plazos y tenemos que hacer lo posible para mantenernos bien hasta ese momento y ya iremos viendo lo que va pasando.

Es absolutamente secundario, pero el Bilbao Basket ha visto frenada una temporada de matrícula de honor.

—Se nos lesiona un jugador (Jaylon Brown), se nos marcha otro (Axel Bouteille), incorporamos a dos jugadores (Tyler Haws y Quentin Serron) que estaban ya bastante metidos en dinámica, conseguimos seguir compitiendo y ganar en casa al Obradoiro€ Y, de repente, este palo, otra piedra en el camino del equipo. Sí que da un poco de lástima, pero en lo que hay que pensar ahora mismo es que el Bilbao Basket ocupa la posición que ocupa en la liga por méritos propios, por el trabajo que hemos hecho todos nosotros. Continúe la liga o no, el Bilbao Basket está ahí arriba porque se lo ha merecido.

En estas jornadas de tanta incertidumbre, ¿qué mensaje les transmiten desde el club?

—Nos dicen que tranquilidad, que todo esto es algo que nosotros no podemos controlar pero en la que sí que podemos tener una acción muy importante: quedarnos en casa, intentar cuidar de los nuestros, no estar en sitios públicos€ Tener una responsabilidad individual, que es lo que se necesita en estos momentos. De cara a nuestra profesión y a nuestra forma física, tenemos ya nuestras pautas marcadas, nos han traído a casa el material necesario que tenemos que utilizar para mantenernos en forma. Hay que tener paciencia, intentar tener la mejor salud mental posible, que es lo más importante, y, si se produce la reanudación de la competición, tratar de llegar con la mejor preparación posible.

En el plano personal, para ustedes la situación general y el estado de confinamiento debe ser incluso más difícil de llevar al tener a la familia a muchísimos kilómetros de distancia.

—Sí. Depende sobre todo de la comunidad autónoma en la que vivan. No es lo mismo tener en estos momentos a tus seres queridos en Madrid o, como es mi caso, en Canarias, donde todo está un pelín más calmado. Sobre todo lo que haces es intentar trasmitirles a ellos que estás bien, que estás tranquilo, que no pasa nada y que no tienen que preocuparse más allá de lo normal.

Supongo que días de mucho WhatsApp, de mucha videoconferencia€

—¡Y tanto! Sobre todo los primeros días, cuando saltaban noticias cada tres o cuatro horas, se cambiaban decisiones muy drásticamente y a cada momento. Fueron momentos de inquietud, de no saber lo que iba a pasar. Ahora al menos ya se sabe lo que hay que hacer, las reglas que se tienen que cumplir y dentro de la vida que toca hacer en casa intentas organizarte una rutina, tener siempre cosas que hacer para que el día pase de la manera más amena posible y no pensar más allá.

Personalmente, ¿se le está haciendo muy duro estar encerrado en casa?

—Por ahora lo llevo bastante bien. Siempre intento hacer cosas diferentes: una videollamada a una hora con los amigos, a otra con familiares, hacer cosas en casa€ Por la mañana tengo las rutinas que nos ha mandado el preparador físico y eso me ocupa ya unas dos horitas. Luego, pues cocinar, probar cosas nuevas€ Sí que echas de menos un paseo por la calle, ir a cenar a algún sitio, salir a tomarte un café€ Pero por ahora no me quejo.

¿Ya tienen todo el material para entrenar en casa?

—Sí. Teníamos una parte y el miércoles nos llegó lo que faltaba y con ese material hay que tomar también unas medidas de seguridad para que esté todo perfecto. Ahora va a ser más fácil mantener una rutina de trabajo y entrenamientos.

¿Qué pasatiempos utiliza para que las horas vayan más rápido?

—Estoy viendo alguna serie y escuchando bastante música, que es lo que más me gusta. Mira, por el tema de la cuarentena he caído en la tentación del Fortnite. Todo el mundo le daba a ese juego pero yo solo llevo desde que estamos encerrados en casa. Juego con algunos del equipo y con amigos y voy poco a poco probando.

Entre los jugadores del equipo sí que estarán en constante contacto.

—Así es. Muchos de nosotros vivimos cerca y es una pena no poder vernos. Pero siempre estamos en contacto, nos vamos contando cosas€ Los extranjeros nos van diciendo las medidas que se van tomando en sus respectivos países, nosotros compartimos las nuestras y entre todos vamos informándonos de lo que pasa en Europa y en el mundo.

En estos días hay tiempo incluso para retos de internet, como el de #YoLaMetoEnCasa. Han participado varios 'hombres de negro' con balones de baloncesto de juguete, rollos de papel higiénico e incluso bolsitas de té.

—Es que al final todo el mundo tiene necesidad de hacer cosas y se han creado infinidad de retos en Internet. Todo lo que sea para evadir la mente y no sentir ese aprisionamiento. Yo mismo estuve veinte minutos para darle diez toques sin que cayera al suelo al rollo de papel higiénico (risas). Pues mira, veinte minutos que no estás dándole vueltas a la cabeza.

Comenta que en los primeros días sí estuvo muy pendiente de las noticias oficiales. Con el paso de los días, ¿es de los que prefiere coger un poco de distancia para no agobiarse en exceso?

—Siempre he sido, entre comillas, bastante distante. Estamos en un mundo y en una sociedad en la que parece que se priorizan las redes sociales por encima de todas las cosas. Eso tiene un punto a favor, que es que las noticias te llegan prácticamente al momento, y otro en contra, que es que se crea una cantidad de contenido no totalmente verídico y de fake news que puede llevar a equívocos o a ideas incorrectas. Hay que prestar atención a las autoridades competentes en lo que respecta a la información y, en nuestro caso, escuchar al club. Hay que estar bien informado, pero tampoco saturar la cabeza porque te puedes volver un poco loco.

Los jugadores del Bilbao Basket han sido activos en redes para concienciar a la gente de la necesidad de quedarse en casa. El mensaje de los deportistas es muy importante en una situación como esta.

—Es cierto, pero la acción no la podemos hacer solo nosotros. Como deportistas tenemos cierta imagen ante la sociedad y tenemos que dar ejemplo, pero la responsabilidad es de todos. Nosotros somos ciudadanos del mundo como cualquier persona y no estamos exentos ni de enfermedades ni de nada. La acción la tenemos que llevar a cabo todos, apelar a la responsabilidad individual en cuanto a medidas y precauciones y como sociedad y país intentar sacar esto adelante y que se acabe lo antes posible. A nadie nos gusta estar en esta situación, pero mientras más tardemos todos en tener esa responsabilidad, más se alargará.

"Continúe o no la Liga Endesa, el Bilbao Basket está ahí arriba porque se lo ha merecido"

"Tenemos pautas marcadas para nuestro trabajo físico, nos han traído material a casa"

"Desde que estamos encerrados en casa he caído en la tentación de Fortnite"

"Siempre intento una videollamada a una hora con los amigos, a otra con familiares..."