Lointek Gernika 66-43 Cadí La Seu

El Gernika pasa el rodillo

Apoyadas en una gran defensa, las forales no dan opción al cadí la seu y se estrenan en maloste

09.02.2020 | 19:33
Dietrick, con el balón, en un momento del partido de ayer en Maloste.Pablo Viñas

Apoyadas en una gran defensa, las forales no dan opción al Cadí La Seu y se estrenan en Maloste

Lointek Gernika66

Cadí La Seu43

LOINTEK GERNIKA: Ocete (4), Dietrick (0), Wojta (12), Yvette Rou (6), Milic (18) -cinco inicial-, Lo (8), Díez (0), Arrojo (7), Molina (6), Mazionyte (2) y Ariztimuño (3).

CADÍ LA SEU: Moore (10), Díaz (9), Pujol (2), Bahi (4), Rose (3) -cinco inicial-, Palma (0), Etxarri (6), Peña (5), Pascua (0), Nogic (2) y Gustavss (2).

Parciales: 25-11, 35-24 (descanso), 51-34 y 66-43.

Árbitros: Jorge Muñoz, Eric Carrera y Laura Piñeiro. Sin eliminadas.

Incidencias: Buena entrada en Maloste.

Gernika - El Lointek Gernika venía de plantar cara a todo un Perfumerías Avenida en la Eurocup. Las forales acabaron con un buen sabor de boca en su estreno en la Eurocup a pesar de la derrota en tierras salmantinas. Y el buen momento de forma de las de Mario López tuvo continuidad en la competición doméstica ante el Cadí La Seu. Nikolina Milic, con 18 puntos, nueve rebotes y tres robos fue ayer la gran estrella. Las gernikarras fueron muy superiores en todas las facetas del juego y pasaron el rodillo ante un rival directo como el conjunto catalán. Las 18 pérdidas visitantes y la superioridad local en la pintura resultaron claves para decantar la balanza.

El Gernika arrancó el choque con mucha intensidad defensiva y acierto en ataque. Movía rápido el balón y seleccionaba los tiros con criterio. Milic, con ocho puntos en el primer parcial, se mostró muy superior en la zona. Las visitantes protagonizaron numerosos desajustes defensivos, gracias, en parte, al movimiento de balón de las gernikarras. Con varios tiros liberados y superioridad en la pintura, las vizcainas abrieron brecha en el primer cuarto (25-11).

La tónica de los siguientes diez minutos cambiaría el color del partido. El Lointek Gernika siguió cargando el rebote, pero poco a poco bajó su nivel de acierto. Los movimientos de balón fueron haciendo aguas a medida que el reloj corría y las catalanas aprovecharon el momento para meterse de nuevo en la pelea. Una canasta de Yurena Díaz justo antes del descanso puso al Cadí La Seu a once puntos (35-24).

Pero si había algún atisbo de remontada, cualquier esperanza de las visitantes se evaporó nada más comenzar el tercer cuarto. La charla de Mario López en vestuarios surtió efecto y las gernikarras se pusieron el mono de trabajo. El Gernika necesitaba recuperar la intensidad y la velocidad del inicio del choque. Yvette Rou fue el mejor ejemplo de lo que pedía el técnico local a sus jugadoras. Atenta en defensa, voló para robar un balón e iniciar el contragolpe que acabaría en canasta local. La herida del Cadí La Seu volvió a abrirse y la hemorragia ya no tendría cura. Las vizcainas volvieron a mover el balón con velocidad y supieron gestionar de la mejor manera sus posesiones. Un triple puso la máxima diferencia en el marcador (51-29). Las de Bernat Canut no tiraron la toalla y cerraron el cuarto con un 0-5 de parcial. No obstante, las ocho pérdidas tras la reanudación, taponaron cualquier reacción posible del equipo catalán.

Los últimos diez minutos solo sirvieron para poner la guinda al pastel que merecidamente se había ganado el Gernika. Las pérdidas (12-18) y la superioridad en la pintura (40-30 en rebotes) decantaron la balanza. El Cadí La Seu no supo encontrar la fórmula al sistema defensivo local.

noticias de deia