Lointek Gernika 69-76 Valencia basket

Lointek Gernika: mal inicio, peor final

 El Lointek Gernika pierde en el arranque del ‘play-off’ ante un Valencia que jugó mejor el partido y amenaza con cerrar la serie el domingo

09.02.2020 | 00:12
Rachel Banham, entrando a canasta durante el partido. Foto: José Mari Martínez

 El Lointek Gernika pierde en el arranque del ‘play-off’ ante un Valencia que jugó mejor el partido

LOINTEK GERNIKA: Vanderwal (14), Williams (8), Nacickaite (8), Roundtree (4), Berezhinska (16) -cinco inicial-, Banham (11), Díez (0), Mazionyte (1), Pascua (5) y Ariztimuño (2).

VALENCIA BASKET: Gómez (13), Davis (8), Pina (17), Abalde (12), Tirera (3) -cinco inicial-, Moore (10), Bettencourt (5) y Brown (8).

Parciales: 22-17, 39-30 (descanso), 55-54 y 69-76.

Árbitros: García, García y Franquesa. Eliminaron a Tirera (Valencia).

Incidencias: Buena entrada en Maloste.

Gernika - Lo que mal empieza, muchas veces mal acaba. El inicio del encuentro y el final lastraron al Lointek Gernika en el primer partido de los cuartos de final ante un Valencia que supo jugar mejor los minutos decisivos. Esas dos fases del choque, en las que las gernikarras estuvieron atascadas, hicieron que los brillantes minutos vividos en el ecuador resultaran estériles.

Por momentos se vio la mejor versión del conjunto vizcaino. Volvió el Gernika de los grandes días y olvidado en las últimas semanas en Maloste. Letal en ataque y con un juego coral que hizo que las amenazas ofensivas no pararan de multiplicarse. Todo ello acompañado por una defensa que rozó la perfección y anuló completamente el juego del Valencia. Pero faltó regularidad. Y no es la primera vez. No pudieron mantener las buenas sensaciones y las valencianas remontaron el choque para acabar con un final más cómodo de lo esperado. El Gernika deberá agarrarse a esos buenos minutos y aprender de los errores para tratar de ganar el domingo en Valencia si quiere que esta buena temporada no termine.

Cada equipo tuvo su momento. Valencia arrancó con mucha fuerza y el Gernika respondió con su mejor cara para darle la vuelta al partido y estar cerca de poner pies en polvorosa. Lo hizo sin contar con la aportación habitual de Williams y Roundtree, pero esa falta de puntos fue compensada con una grandísima aportación colectiva en la que destacó Berezhinska. La pívot ucraniana dio un paso adelante y dejó grandes muestras de toda la calidad que atesora para acabar el choque con 16 puntos. Pero en el capítulo final, cuando el corazón va a mil y se necesita una dosis de frialdad, las jugadoras gernikarras no estuvieron acertadas. Anna Gómez y María Pina, dos exjugadoras del equipo vizcaino, fueron determinantes. La base marcó el compás del encuentro todo el rato y la alero ejerció de brazo ejecutor en los momentos más calientes.

Mal comienzo y reacción El buen día de Gómez se vislumbró desde las primeras jugadas. La base anotó con facilidad gracias a sus penetraciones y además estuvo atinada con el lanzamiento exterior. Eso permitió que el Valencia arrancara con un parcial de 0-8, pero rápidamente el Gernika le dio la vuelta al encuentro con Vanderwal como principal referente. Un triple de la canadiense le dio la primera ventaja al conjunto dirigido por Mario López (18-15) y fue el chispazo definitivo de una racha de buen juego que se alargó hasta el descanso (39-30).

Una dos más uno de Vanderwal nada más arrancar el tercer cuarto puso la máxima diferencia (41-40). Sin embargo, lejos de servir de pista de despegue, esa acción llena de rabia fue el inicio del fin gernikarra. En la segunda parte no estuvo nada cómodo el Gernika. Las vizcainas aguantaron el primer intercambio de golpes a base de triples, pero la distancia cada vez fue menor y un tiro de Abalde en el último cuarto culminó la remontada (53-54). A partir de ahí, la fluidez del Gernika desapareció. Sin ideas, las labores de retaguardia tampoco sirvieron de salvavidas y el Valencia se escapó en el marcador para acabar venciendo por 69-76.

Las declaraciones