La Copa no es un sueño

El Bidaideak Bilbao BSR mete miedo con dos exhibiciones en las rondas previas y hoy buscará el primer título de su historia ante el Ilunion

08.02.2020 | 02:50
El Bilbao BSR disputa la final a las 12.00 horas. Foto: Bidaideak Bilbao BSR

Bidaideak Bilbao BSR79

Ace Gran Canaria44

BIDAIDEAK BILBAO BSR: García (10), Lorenzo (6), Jasso (10), Turek (16), Blair (2) -cinco inicial-, Mouriz (2), Centeno (2), Suárez (2), Avendaño (2), Iragorri (2) y O'Neill (23).

ACE GRAN CANARIA: Hernández (4), Norje (10), Sánchez (6), Op den Orth (4), Dohnt (4) -cinco inicial-, González (10), Ojeda (0), Vega (2), Santi (0) y Essahiri (4).

Parciales: 24-9, 43-18 (descanso), 67-24 y 79-44.

Eliminados: Sin eliminados.

Incidencias: Media entrada en L'Alqueria de Valencia.

bilbao - El Bidaideak Bilbao BSR logró ayer por primera vez en su historia el pase a la final de la Copa y lo hizo de una manera contundente. Dos victorias abultadas y una superioridad tremenda mostrada sobre la cancha. Los bilbainos se ganaron mucho más que el mero hecho de soñar, demostraron que pueden llevarse al título y que ya son uno de los grandes de la competición. Con el equipo al completo y funcionando como un grupo perfectamente compactado, el Iberconsa Amfiv de Vigo y el ACE Gran Canaria no pudieron hacer nada ante el poderío rival. La defensa vizcaina ahogó a sus adversarios en cada uno de los encuentros y a la hora de atacar el enorme arsenal ofensivo encontró siempre la respuesta para desarbolar cada una de las defensas planteadas. El Bilbao BSR jugará hoy la final contra el Ilunion a las 12.00 horas. Los madrileños son los favoritos, pero deberán exprimirse al máximo al ver el gran juego mostrado por los dirigidos por Esteban Núñez.

El conjunto bilbaino es un equipo muy trabajado. Cada jugador tiene claro su rol y no duda en sacrificarse a favor del colectivo. Ese trabajo coral se tradujo ayer en una defensa asfixiante en las semifinales. El Gran Canaria se vio obligado a jugar siempre en posiciones alejadas al aro. Ningún corte estuvo permitido y en los pocos balones que entraron en la zona, ahí aparecieron los largos brazos de Lorenzo y Jasso para taponar todos los tiros. Los canarios acabaron frustrados y el Bidaideak Bilbao BSR pudo romper el choque desde los primeros minutos.

Pero la victoria del Bidaideak Bilbao BSR no solo estuvo fundamentada en su estrategia defensiva. El ataque también funcionó como un reloj. Al son de la batuta de Asier García, los vizcainos hilvanaron las jugadas planeadas una tras otra. En la pintura sus hombres interiores dominaron con comodidad y a la hora de ejecutar el lanzamiento final, las finas muñecas de Turek y O'Neill hicieron subir puntos a una velocidad altísima. Especial mérito tuvo el australiano, que se ganó un merecido MVP del partido gracias a sus 23 puntos logrados solamente en 17 minutos, la mayoría de ellos además conseguidos a base de lanzamientos exteriores.

De 20 en cuartos Antes, en el partido de cuartos, los bilbainos ya dejaron claro que no estaban dispuestos a cometer el error de la temporada pasada, cuando cayeron en el encuentro inaugural. Salieron en tromba y para el descanso ya habían sentenciado su compromiso ante el Amfiv. Este triunfo permitió a Núñez dosificar a sus pupilos, que ganaron por 86-66.