Boxeo

La veintena de Jon Fernández

El púgil de Etxebarri derrota a Abderrazak Houya en su regreso a Bilbao y conquista su vigésima victoria

29.12.2019 | 06:19
Jon Fernández en plena acción durante el transcurso del combate celebrado ayer en el pabellón de La Casilla.

Bilbao - El rey de la tarima regresó a Bilbao dos años después de su última pelea. Jon Fernández (20-1, 17 KO) superó al tunecino Abderrazak Houya (14-2, 2 KO) por decisión unánime en un pleito que se prolongó hasta los diez asaltos (91-98/ 90-99 y 92-98). Fernández regresó a La Casilla, pabellón en el que debutó en 2015 y en el que posteriormente conquistó los títulos WBC Youth y WBC Silver, habiendo sumado a su vitrina de trofeos el EBU-UE superpluma y el WBC Latino del ligero. Más de 1.500 personas apoyaron al guerrero de Etxebarri que salió al ritmo sandunguero con la camiseta de Ibai Gómez.

Jonfer se topó con un campeón africano y olímpico en Londres 2012 que le planteó una farragosa batalla, con golpes de cabeza y continuos agarres incluidos, para tratar de anular su poderío boxístico. El de Etxebarri cimentó su victoria en su poderoso directo de izquierda, certeras combinaciones y rápidos desplazamientos. Salió dispuesto a dominar el centro del ring con su jab de izquierda, marcando la distancia que más le interesaba, e intercalando golpes a diferentes alturas. Sin embargo, un golpe con la cabeza del tunecino le inflamó la ceja, bien restañada por su esquina.

En el segundo asalto Jonfer siguió dominando con golpes rectos, pero el tunecino empezó a mostrar sus cartas. El de Etxebarri vio que no iba a ser un pleito sencillo. En el tercer round Jonfer volvió a mostrar su amplio repertorio de golpes combinando golpes voleas, crochet y uppercut para tratar de hacer mella en el tunecino. En el cuarto asalto el púgil de Etxebarri hizo gala de una gran estrategia, midiendo a la perfección sus acciones, sin entrar en un cruce de golpes que no le interesaba. Con su directo de izquierda mantuvo a raya al tunecino, que respondió con su crochet de izquierda. En el quinto Houya salió a por todas, más ambicioso, con peligrosas contras, mientras Jonfer trató de frenarle con ganchos a la zona hepática. En el sexto y séptimo asalto, Jonfer volvió a dominar, pero se volvió a encontrar con una farragosa batalla que hizo intervenir al árbitro. Ya en el octavo asalto el tunecino fue con todo, lanzando potentes combinaciones. Fue entonces cuando el rey de la tarima ofreció un recital de esquivas. En el noveno round, con el ojo visiblemente inflamado, el vizcaino hizo daño a su rival con su uppercut y rápidos desplazamientos, evitando los cruces, conocedor de que tenía el combate en el bolsillo. No obstante, el último asalto fue una guerra resumida en tres minutos. Jonfer quería responder con vigor a su afición y se lanzó con todo. El árbitro restó un punto a Houya por sus continuas irregularidades con la cabeza y Jonfer acabó lanzando su potente derecha para certificar su vigésima victoria.

resto de combates Jon Jader venció en el primer asalto a Ionut Trandafir; Jennifer Miranda ganó por decisión unánime a Vanesa Caballero y Fran Mendoza también se impuso por decisión unánime a Nano Santana en una auténtica guerra que puso en pie al público. Antes, se celebraron tres combates de K1 profesional. Mikel Sortino venció Mihaill Danut por decisión dividida; Aitor Ibáñez venció por KO en el tercer asalto a Mohamed Bilal, y Chiaburu se impuso a Asavoei en el primer round.