Músico y productor

Aitor Etxebarria: "El cine me permite salir de mi propio personaje y componer música desde otro prisma"

Aitor Etxebarria firma las bandas sonoras del drama 'El radioaficionado' y el documental 'Hondalea', basada en la intervención de Cristina Iglesias en Santa Clara

28.09.2021 | 01:00
Aitor Etxebarria.

El músico y productor Aitor Etxebarria no para. Lejanas ya sus sesiones electrónicas bajo el paraguas de El_Txef_A, el gernikarra ha estado de actualidad en Zinemaldia porque firma las bandas sonoras del debut de Iker Elorrieta, la película El radioaficionado, y del documental Hondalea, de Asier Altuna y basada en la obra de Cristina Iglesias en el faro de Santa Clara. "El cine me permite salir de mi personaje propio y componer música desde otro prisma", asegura Etxebarria, que trabaja actualmente en la música de la serie de Netflix Intimidad, que se estrenará en 2022 y contará con actrices como Emma Suaréz, Itziar Ituño, Patricia López Arnaiz y Verónica Echegui.

No para y ahora está más de actualidad que nunca gracias a Zinemaldia, al estar involucrado en dos bandas sonoras. ¿Ha tenido verano y descansado?

—Nada de nada. No era el momento del descanso, ya que estábamos perfeccionando los últimos detalles de las películas y de varios proyectos más en los que me encuentro enfocado. Pero no me importa, me encanta lo que hago.

¿Cuánto tiempo le ha llevado la preparación de ambas bandas sonoras?

—Con El Radioaficionado hemos estado dos años. El grueso se compuso y se grabó hace un año, pero hemos seguido trabajando detalles y el diseño sonoro de la película, que es algo que me parece muy importante. Y en el caso del documental de Altuna entré en el proyecto este año. Tenía muchas ganas de trabajar con él, y componer la música original para el proceso creativo de una artista como Cristina Iglesias era algo especial. Tan solo escucharle hablar en los brutos sobre conceptos como ilusionismo o desbordamiento natural de la naturaleza, invitan a expandir tu mente y hacer algo que nunca habías imaginado. He tenido libertad y confianza total.

El salto desde la electrónica a compositor de bandas sonoras, con su carrera con su nombre entre ambas, es de Guinness. ¿Fruto de su crecimiento?

—Sigo aprendiendo y estudio todavía siempre que puedo. Ahora me siento muy realizado en el mundo del cine y el audiovisual. Es algo que siempre me llamó y los últimos estudios también han ido dirigidos a formarme un poco más en este mundo.

¿Qué le aporta la banda sonora y le atrae más de ella?

—Lo que más me llena es recibir la llamada de una productora o director/a de una película en la que llevan trabajado años y piensen que yo sea la persona adecuada para componer su música. La verdad es que no tengo unos referentes definidos, sí gente que me influye directa o indirectamente, sobre todo gente cercana y amigos.

El creador suele sentirse más libre con la obra propia. Al crear música para imágenes se suele sentir condicionado por ellas.

—Es un proceso diferente. Cuando escribes para ti, eres tú hablando contigo mismo. En el caso del cine, partiendo de una lectura de guion o visualización de montajes previos, ya tienes algo que te influye. Es un proceso que me encanta, conocer a las mentes brillantes que están detrás de ese trabajo tan delicado que es el cine y por momentos salirte de tu personaje propio para componer desde otro prisma.

Le gusta estar involucrado en el proceso desde el inicio.

—Así es. Siempre que puedo me gusta comenzar leyendo los guiones y reunirme con los directores para conocerles personalmente y hablar horas sobre que lo que quieren. Incluso antes de comenzar los meses de rodaje. Es un ritual que trato de hacer porque es importante trabajar en paralelo con todas las artes involucradas.

'El radioaficionado' es una película con muertes y autismo. ¿Ha optado por una banda sonora dramática? Suena muy lírica y minimal, con piano y cuerdas.

—Hay dos obras principales en la película con una instrumentación clásica de piano y cuerdas, pero también mucho silencio o sensación de silencio acompañado por frecuencias que casi no se aprecian auditivamente. El cine de Elorrieta es muy detallista y perfeccionista. Además, he realizado junto a Xanti Salvador mucho trabajo de diseño sonoro, ambientación, ruidismo y silencios.

¿A qué suena 'Hondalea'? Introduce el ruido del agua y de las máquinas que realizaron la intervención de la escultora en el faro de la Isla de Santa Clara.

—Me han influido muchísimo todos los ruidos de la obra y cómo sonaban las diferentes piezas que Cristina creaba. Por momentos, no se sabe si es banda sonora original o es parte del trabajo que están llevando a cabo. ¡He disfrutado como nunca! Trabajarlo con Salvador y Altuna para dejarlo todo como la película lo requería ha sido una pasada.

En este segundo caso y por motivos obvios, ¿hay algún guiño a los sonidos tradicionales vascos?

—No, ¿quizás algo armónicamente pueda sonar a tradición? Ni yo lo sé. Pero en instrumentación e intención de composición no lo buscaba. La propia obra de Cristina, el proceso que he podido ver y el trabajo con Altuna han sido las principales fuentes.

¿Y hay guiños a la electrónica, en alguna de las dos bandas sonoras?

—Sí, algo de sintético hay siempre. En la de Elorrieta incluso en las partes más naturales, de piano y cuerdas, hay frecuencias creadas también por máquinas.

¿Ambas músicas se editarán? ¿Pueden tener vida propia sin la conexión con las imágenes?

—Siempre me gusta lanzar mi trabajo si la productora lo desea también. No sé en qué forma ni contexto, pero intentaré lanzarlas en 2022.

Y en el horizonte aparece 'Intimidad', una serie en la que se mezcla sexo, escándalos y personajes públicos, y que impulsa Netflix que puede darle a conocer internacionalmente. La protagonizarán Enma Suárez, Verónica Echegi e Itziar Ituño, entre otras.

—De momento no puedo adelantar mucho. Ahora mismo se está rodando y estoy trabajando la música en paralelo. Estoy muy ilusionado y trabajando mucho.

¿Qué hay de ese esperado segundo disco bajo su nombre? ¿Lo ha tenido que parar con tanto trabajo?

—Buff (suspira). Eso todavía ni se sabe. A finales de este año lanzaremos un vinilo de edición limitada con la banda sonora de Hondar ahoak, la serie de Koldo Almandoz que se estrenó en ETB y también se puede ver en Filmin y otras plataformas. Va a estar lleno de borradores que no fueron utilizados en la banda sonora original y rarezas.

"Sigo aprendiendo y estudio siempre que puedo. Ahora me siento muy realizado en el mundo del cine"

"En 'Hondalea', por momentos no se sabe si es banda sonora o es parte del trabajo que se lleva a cabo"

"A finales de año lanzaremos un vinilo con la banda sonora de 'Hondar ahoak', de Koldo Almandoz"


noticias de deia