Ertibil echa a andar en la Sala Rekalde con obras de 18 artistas emergentes

La muestra itinerante de la Diputación Foral de Bizkaia premia las propuestas de tres artistas que podrán disfrutar de una residencia artística en Japón

15.07.2021 | 14:25
Ertibil echa a andar en la Sala Rekalde con obras de 18 artistas emergentes

El lema un proletario, un propietario sirve para englobar la obra Ocharcoaga, en la que el artista Iñigo Varona se centra en el análisis del proyecto de edificación de viviendas sociales de Otxarkoaga. Su propuesta, llevada a cabo a través de elementos como la escultura, la cerámica o documentos de prensa, se ha alzado con el primer premio Ertibil Bizkaia 2021.

Como cada año, la muestra itinerante promovida por la Diputación Foral de Bizkaia reúne las piezas de 18 artistas emergentes que han trabajado con diferentes técnicas y especialidades. Además de la obra de Varona, el jurado del certamen ha destacado con el segundo premio la propuesta de Nora Aurrekoetxea con su obra Diki 2 y Natalia Suárez con su obra Crema. La exposición se ha inaugurado hoy en la Sala Rekalde de Bilbao, para posteriormente recorrer Sestao, Elorrio, Balmaseda y Barakaldo.

"En esta 39 edición han participado 138 artistas y los trabajos que han presentado han sido 192", ha destacado Lorea Bilbao, diputada de Euskera, Cultura y Deporte, durante la rueda de prensa en la que ha estado acompañada por varios de los artistas que conforman la exposición. Según ha detallado, además de las tres obras ganadoras, el jurado compuesto por Helena Goñi, artista ganadora de Ertibil Bizkaia 2020, Miriam Alzuri, conservadora del Museo de Bellas Artes de Bilbao y los críticos de arte Jaime Cuenca y Peio Aguirre han seleccionado "otros quince trabajos de diferentes modalidades que van desde el vídeo a la pintura, la fotografía o la escultura".

Además de la recompensa económica que supone el premio, los tres ganadoras disfrutarán de una residencia artística en Japón. No obstante, como ha recordado Lorea Bilbao, la situación pandémica obliga, igual que ocurrió en la edición anterior, a posponer a 2022 esta estancia.

CERTAMEN VETERANO E INNOVADOR


En palabras de la diputada, "hablar de Ertibil es hablar de capacidad artística en Bizkaia, de talento, de arte, de futuro". A su juicio, "se trata de un proyecto realmente veterano dentro del ámbito de las artes visuales, pero es una iniciativa veterana en la que tiene cabida lo más innovador y creativo del espectro de artistas jóvenes". Tras alcanzar la "friolera" de 39 años de andadura, la responsable foral de Cultura ha considerado que es un medio para "medir la temperatura del impulso creador que tenemos en el territorio año a año".

En esta edición, además, como novedad, ha subrayado que tres alumnos de la UPV/EHU han participado activamente en el desarrollo de Ertibil "aportando nuevas ideas en la señalización y en la difusión de la muestra con una propuesta de escaparatismo y un mapa de documentación de los artistas que han participado".

La exposición estará hasta el 12 de octubre en la Sala Rekalde para posteriormente exponerse en la Sala de Exposiciones de Sestao, del 13 de octubre al 4 de noviembre. De ahí partirá a Iturri Kultur Etxea de Elorrio, donde se podrá visitar del 5 al 19 de noviembre, y la siguiente parada será el Palacio Horcasitas de Balmaseda, donde permanecerá del 20 de noviembre al 13 de diciembre. Finalmente, Ertibil Bizkaia tendrá su última parada en la Sala Municipal de Exposiciones de Barakaldo, del 14 de diciembre al 7 de enero de 2022.

PROPUESTAS DE TODO TIPO


En palabras del creador Iñigo Varona, que compagina la producción artística con la investigación teórica, Ocharcoaga es un trabajo que lleva desarrollando varios años centrado "en la investigación sensible del paisaje urbano bilbaino, tomando en cuenta el proceso histórico de desarrollo de la ciudad". En ese sentido, el artista ha detallado que el proyecto "parte de un proceso semiótico para identificar diferentes elementos simbólicos que procuran identidad y consolidan la construcción de las subjetividades del barrio de Otxarkoaga".

Tras esa identificación de elementos visibles en el paisaje urbano, incluyendo prácticas espontáneas de la ciudadanía como un proceso de resignificación de la barriada surgida en el desarrollismo, Iñigo Varona expone que a principios de la democracia surgió "en el Estado un proceso por parte de los vecinos para demandar mejoras en los equipamientos y en las viviendas".

Por su parte, la artista Nora Goyalde ha detallado que su obra, Zuloberde, está compuesta por dos piezas del mismo tamaño y material: plástico verde y unas fotocopias. "Se centra en investigar esa materialidad. Teniendo en cuenta lo que está delante y detrás crea una especie de filtro agujereando ese plástico verde y se centra en ese efecto óptico", ha descrito la artista, que considera "muy importante ofrecer oportunidades profesionales a jóvenes artistas que acaban de salir de la universidad".

Además de los mencionados, en Ertibil exponen Maider Aldasoro, Miren Barrena, Roberto Freire, Tana Garrido, Izaro Ieregi, Dogartzi Magunagoicochea o Amaya Suberviola, entre otros.

noticias de deia