BBK Off Festival ofrecerá catorce funciones arriesgadas y audaces

La Sala BBK acogerá en julio un certamen alternativo con la música de Zabala y piezas de teatro, danza y 'perfomances' de Behibis, Sally Rous, Kabia, Tepsis, Albar Cirarda o Maite Aizpurua

17.06.2021 | 00:51
La directora de Obra Social de la BBK, Nora Sarasola, flanqueada por el responsable del área de Cultura de BBK, Koldo Bilbao, y Jon Aguirrezabalaga, ayer en la presentación.

 Apostar por "las artes escénicas más alternativas y desafiantes" es el objetivo del BBK Off Festival, que en su primera edición acogerá en la Sala BBK, entre el 5 y el 11 de julio, catorce propuestas seleccionadas entre 68 presentadas. Estarán representadas la música, el teatro, la danza y la performance con actuaciones de Zabala, Behibis, Sally Rous, Kabia, Albar Cirarda, Tepsis o Maite Aizpurua, entre otros. "Representa un apoyo a la cantera artística vasca", según la organización.

BBK Off Festival, primer festival de estas características que tiene lugar en Euskadi, según destacó la directora de Obra Social de BBK, Nora Sarasola, surge con vocación de continuidad y de "dejar huella en el público vizcaino". La primera edición de este "festival alternativo" se celebrará con una semana centrada en "las producciones más alejadas de los circuitos convencionales", según Sarasola. En su opinión, "es un apoyo a la cantera artística vasca, a sus propuestas más arriesgadas y sorprendentes".

Un jurado experto se ha encargado de elegir catorce propuestas escénicas, de las 68 presentadas, lo que evidencia "la buena salud de nuestras artes escénicas", indicó Sarasola. A lo largo de siete jornadas repletas de "riesgo, investigación, audacia y humor", el escenario de la Sala BBK acogerá piezas que tocan diferentes artes escénicas, moviéndose en terrenos musicales, el teatro, la danza o la performance, "por separado o mezcladas", aclaró Sarasola.

Elegidos

La cita, que contará también con dos talleres culturales gratuitos centrados en la subvenciones y en el impacto social de los proyectos, arrancará el lunes 5 de julio con la compañía teatral Behibis y Trabajos de interior, un ejercicio de auto-observación entre la crítica y la burla. Al día siguiente, turno para Jon Ander Urresti y su Tribiz, baserri galdue, pieza teatral documental sobre el patrimonio en decadencia. El miércoles 7, Sally Rous, alter ego de la bilbaina Eider Suso, presentará Efektos sekundarios, viaje sonoro y visual sobre el autodescubrimiento, la pérdida, la soledad y el cansancio mental que "nos está tocando vivir en esta época", según el responsable de Cultura de Obra Social BBK, Koldo Bilbao.

A partir del jueves 8 se sucederán las piezas más breves, empezando por una sesión triple con Hegoak/Alas, de Kabia, trabajo gestual con guiños al clown; el dúo de danza Olaia & Guilles con Dos pies para dos y Amsia, un collage sonoro con orquestaciones MIDI, sonidos sintetizados, vinilos y librerías de samplers. El viernes, doble sesión teatral con Maite Aizpurua y su visión de la discapacidad y Loida A. Gómez, que en Cerebro metafórico habla de terapia con mucho humor.

El sábado 10 ofrecerá otras dos funciones, una matinal con Tepsis y su Despierta! Retablos de la vergüenza, ambientada en una visita a un museo, y por la tarde cita electrónica con la música de Jon Agirrezabalaga, alias Zabala. Y el domingo 11 se repite la fórmula con Albar Cirarda, Alaitz Cabriada, Almudena Pérez, Amaia Bono y Damián Montesdeoca, entre el teatro y la creación coreográfica. "Los criterios de selección han sido la calidad, el valor artístico y rigor, su compromiso por la igualdad de género, el euskera, la trayectoria, la viabilidad técnica y el grado de innovación", indicó Bilbao.

Satisfacción Zabala presentará su disco, Martian civilization, en un espectáculo con apoyo de los visuales creados por Mikel Agirrezabalaga. "Es una distopía futurista centrada en Marte y durará una hora, no habrá temas anteriores, para darle cierta coherencia", indicó a DEIA el exmúsico de WAS, que ahora alterna su carrera propia con producciones para Gari, Verde Prato, cortos de cine y piezas teatrales. "Doy las gracias porque la Sala BBK ceda este lugar privilegiado para proyectos complejos y menos inmediatos", explicó. "Ahora, se cierra el círculo de un disco que compuse, grabé y edité como una banda sonora desde el punto de vista de la pandemia", apostilló el músico.

Las personas interesadas en acudir al festival deberán comprar entradas individuales para cada espectáculo, ya que no se pondrán a la venta bonos porque, "además del caché del artista o la compañía, el dinero de las entradas también será para ellos", explicó Sarasola, que destacó que BBK Off Festival nace con vocación de continuidad.

Cada artista recibirá un mínimo de 600 euros, más la taquilla conseguida. Este festival tiene su origen en una propuesta similar surgida en Nueva York en la década de los años 50 del siglo pasado como alternativa a las superproducciones de Broadway.

datos

Del 5 al 11 de julio. Un jurado experto ha elegido 14 propuestas de 68 presentadas, que serán exhibidas en siete jornadas repletas de "riesgo, audacia y humor". Son piezas que tocan diferentes artes escénicas y se mueven en terrenos musicales, del teatro, la danza o la performance.

 

Entradas. Las personas interesadas en acudir deberán comprar entradas individuales para cada espectáculo, ya que no se pondrán a la venta bonos porque además del caché del artista o la compañía, el dinero de las entradas también será para ellos.

noticias de deia