Arranca a buen ritmo la venta de los 26.800 bonos cultura de la Diputación

Los vizcainos forman largas colas frente a las terminales de venta de entradas de Kutxabank

15.09.2020 | 01:12
Gorka esperó una larga cola para adquirir ocho bonos cultura.

A media mañana Laura Calle llevaba 40 minutos esperando frente a la terminal de venta y retirada de entradas de Kutxabank en la Gran Vía. "Han quitado los cajeros multiservicio y ahora solo funcionan estos", apuntaba esta bilbaina mientras hacía cola para adquirir seis de los 26.800 bonos cultura promovidos por la Diputación Foral de Bizkaia que salieron ayer a la venta. La iniciativa Bizkaia Aurrera Kultura Bonua (BAKB), que ofrece descuentos a la ciudadanía para la adquisición de productos y servicios culturales, volvió a contar con la calurosa acogida de la ciudadanía a juzgar por la expectación ante las terminales. De hecho, fuentes de Kutxabank, que colabora en la propuesta junto a Cecobi, señalaron ayer que la venta de los bonos fue a muy buen ritmo desde el mediodía, cuando salieron a la venta.

"La iniciativa es muy buena", aseguraba Laura Calle, quien detalló que su intención era adquirir seis bonos: dos de la modalidad B, válido exclusivamente para productos o servicios culturales en euskera, y cuatro de la modalidad A, para el resto de productos y servicios culturales. "Seguramente compraré libros en alguna de las tiendas de Elkar", expuso esta bilbaina, quien destacó entre las virtudes de la iniciativa que "hay margen para canjear los bonos hasta mayo". De la misma opinión fue Mitxel Goiri, quien además consideró que "tal y como están las cosas es la única manera de fomentar el consumo". Este bilbaino se disponía a adquirir siete bonos cultura mientras esperaba armado de paciencia.

La estampa de largas hileras se repitió frente a los 25 aparatos distribuidos en las sucursales vizcainas. Son los únicos distribuidores en funcionamiento después de que Kutxabank retirase los cajeros multiservicio en los que anteriormente se podían comprar entradas. Desde la entidad bancaria justificaban ayer el reducido volumen de este tipo de terminales en los que adquirir entradas alegando que el "80% de las ventas se hacen por Internet". De hecho, los vales también se pueden comprar por la web de Kutxabank, una opción que no existía en ediciones precedentes. Tras la adquisición on line, existe la opción de imprimir los bonos en PDF o de retirarlos en las citadas terminales de Kutxabank.

El funcionamiento de los vales es el mismo que en otras ediciones: el consumidor adquiere los bonos por 15 o 25 euros, dependiendo de la modalidad, y los canjea por valor de 40 euros en los establecimientos adheridos. Cada persona puede adquirir como máximo cuatro BAKB de cada modalidad. Los vales podrán comprarse hasta el 24 de mayo –aunque dada la exitosa acogida de ayer es previsible que se agoten en pocos días– y podrán canjearse hasta el 31 de mayo de 2021. La inscripción para que comercios y entidades culturales se adhieran a la campaña continúa abierta aunque los principales agentes del territorio ya están inscritos. Se puede consultar el listado de participantes en la web de Kutxabank.

 

BAKB tipo A. Se han puesto a la venta 17.000 bonos de esta categoría por 25 euros y un valor de 40 euros. Pueden canjearse por cualquier producto o servicio cultural en castellano.

BAKB tipo B. Se han puesto a la venta 9.800 bonos de esta categoría por 15 euros y un valor de 40 euros. Pueden canjearse por cualquier producto o servicio cultural en euskera.