La Diputación de Bizkaia retoma los bonos cultura para promover el consumo en el sector

El 14 de septiembre se pondrán a la venta 26.800 vales que tendrán un coste de 15 o 25 euros y un valor de 40 euros

04.09.2020 | 15:44
Presentación del bono cultura de Bizkaia en el Palacio Euskalduna de Bilbao

"¿Que yo te doy 25 euros y tú me das 40 euros? ¡Eso es un chollo!", resumió ayer haciendo gala de sus dotes escénicas la actriz Maribel Salas durante la presentación de Bizkaia Aurrera Kultura Bonua (BAKB). La Diputación Foral de Bizkaia retoma la exitosa iniciativa para ofrecer descuentos a la ciudadanía en la adquisición de productos y servicios culturales con 26.800 bonos que pondrá a la venta a partir del 14 de septiembre. El objetivo de la propuesta es ofrecer una ayuda más necesaria que nunca al sector, uno de los más golpeados por la crisis sanitaria. El funcionamiento será el mismo que en ediciones precedentes: el consumidor podrá adquirir los bonos por 15 o 25 euros, dependiendo de la modalidad, y podrá canjearlos por valor de 40 euros en los establecimientos adheridos.

"Es imprescindible consumir cultura para que esta sobreviva y para conseguir una sociedad mejor", defendió ayer, durante una rueda de prensa que contó con numerosas representaciones artísticas, Lorea Bilbao, diputada de Euskera, Cultura y Deporte. La iniciativa que ya estuvo en marcha entre 2013 y 2017 volverá a contar con la colaboración de CECOBI y Kutxabank. El bono BAKB podrá adquirirse en la red de terminales en venta de la citada entidad bancaria y, como novedad, a través de su página web. Podrán comprarse hasta el 24 de mayo de 2021. Sin embargo, es previsible que la iniciativa siga la senda de ediciones anteriores, en las que los bonos se agotaban en pocos días. Sobre todo ahora que la fecha para canjearlos es tan amplia, hasta el 31 de mayo de 2021, y no se limita a la campaña navideña como en otras ocasiones.

Otra de las novedades es la simplificación de las modalidades de bonos que se pondrán en circulación, ya que solo habrá dos categorías. Sin embargo, los descuentos de los que podrá beneficiarse la ciudadanía serán mayores que nunca. El BAKB de tipo A tendrá un precio de 25 euros con un valor de 40 euros. Podrá canjearse por cualquier tipo de producto cultural como libros, música, películas, documentales, juegos, videojuegos, museos, cine, teatro, danza... Se pondrán a la venta 17.000 bonos de esta categoría. El BAKB de tipo B tendrá un precio de 15 euros con un valor de 40 euros. Esta modalidad será exclusivamente para productos y servicios en euskera. En este caso saldrán 9.800 bonos a la venta. La diferencia de precios, según la diputada, estriba en el "mercado más reducido" en el caso de la cultura en euskera.

Según especificaron ayer, la iniciativa forma parte del paquete de medidas del plan de choque Bizkaia Aurrera. En este caso la entidad foral destinará una partida de 500.000 euros para abonar la diferencia de precio entre lo que paga el consumidor y lo que obtiene a cambio. En palabras de Lorea Bilbao, en esta edición se ha ajustado el número de bonos a la demanda que creen que podría haber teniendo en cuenta las campañas precedentes. Cada persona podrá comprar un máximo de 4 BAKB de cada categoría. Y el listado de comercios y entidades culturales en los que se podrán gastar los bonos se publicará próximamente.

"Una industria" La presentación en el Palacio Euskalduna contó con la participación de los escritores Idoia Ibarrondo y Juan Infante, además de las actuaciones de la arpista de la BOS Marion Desjaques, la compañía de danzas vascas Elai Alai, los intérpretes Maribel Salas y Mitxel Santamaría y la cantante Izaro. Tras sus demostraciones, Lorea Bilbao apuntó que "la cultura no es algo que nos viene dado". De hecho, sostuvo que cuando se habla de cultura se habla también de "empleo, y no de un empleo cualquiera, sino de un empleo con rasgos propios: alta cualificación, pequeñas empresas, trabajadores autónomos, con contratos intermitentes". Ello supone que se trata de "una industria porque una cultura supone riqueza económica, es inversión y un bien imprescindible para la sociedad".

Por su parte, Pedro Campo, presidente de CECOBI, destacó que "no se puede retraer el consumo, como se pare nos vamos al garete". Por ello, invitó a "consumir lo necesario, no lo imprescindible" con el fin de "salvar empresas y puestos de trabajo". A su vez, apuntó que los bonos cultura "son la avanzadilla" ya que "vendrán más para el resto de actividades". Asimismo, Xabier Solaetxe, director de la red Bizkaia de Kutxabank, recordó que "hay que estimular el gasto en productos culturales" puesto que, a su juicio, "es un sector que sufre más que otros".