El #MeToo llega también al mundo de la música clásica

  • El tenor Plácido Domingo es el último acusado de acoso sexual
    Ilustres batutas como James Levine o Charles Dutoit han sido colocados en la diana en los últimos años

09.02.2020 | 12:45
James Levine dirigió durante treinta años la Metropolitan Opera House neoyorquina.

  • El tenor Plácido Domingo es el último acusado de acoso sexual
    Ilustres batutas como James Levine o Charles Dutoit han sido colocados en la diana en los últimos años

BILBAO. A sus 78 años, el tenor Plácido Domingo se enfrenta a la crisis más importante de su carrera. Ocho cantantes y una bailarina, todas de forma anónima excepto la exmezzosoprano Patricia Wulf, han declarado a la agencia Associated Press (AP) que Domingo las sometió a acoso sexual en la década de los 80, a lo que el tenor ha respondido que "siempre" creyó que sus relaciones eran "consensuadas y bienvenidas" y lamenta si "alguien" se sintió "incomodado" o "trastornado" por ellas. "Los baremos por los que nos medimos hoy son muy diferentes a los del pasado", añadióel mejor Otelo de la segunda mitad del siglo XX.

Domingo, que fue director musical y luego director general de la Ópera de Washington (1996-2011), lleva sesenta años de trayectoria en los que ha interpretado 151 papeles, más que cualquier otro tenor de la historia. Pero su carrera se tambalea.

El mundo de la ópera ha reaccionado de forma ambivalente. En Europa han mantenido sus contratos, pero en Estados Unidos la Ópera de Filadelfia y la de San Francisco anunciaron las cancelaciones de sendos conciertos que tenían contratados con el tenor, mientras la Ópera de Los Ángeles, en la que trabaja Domingo como director general desde 2003, anunció que abrirá una investigación.

La convulsión en su entorno es absoluta. Cantantes como Ainhoa Arteta y Teresa Berganza han salido en su defensa, al igual que el ministro de Cultura, José Guirao, mientras Patricia Wulf, la única acusadora que da la cara y que coincidió con Domingo en la Ópera de Washington, insiste en que "cada vez que me bajaba del escenario, me estaba esperando. Se acercaba y me decía: Patricia, ¿te tienes que ir a casa esta noche?". La cantante asegura que no tiene "ninguna duda de que eso era acoso" y reconoce que le daba miedo arruinar su carrera al responder que no.

Una larga lista

Desde que surgió el movimiento que se engloba bajo el lema #MeToo y que comenzó con las acusaciones contra el productor de cine Harvey Weinstein en 2017, prestigiosos artistas del mundo de la música clásica han sido colocados en la diana de las acusaciones de acoso. En su mayoría son directores de orquesta, uno de los puestos de trabajo menos feminizados dentro de la ópera, pero en la lista también hay cantantes, concertinos...

Uno de ellos es Dutoit, director artístico de la Orquesta Filarmónica de Londres, que fue denunciado por cuatro miembros de la Orquesta Sinfónica de Montreal entre 1985 y 2010. Muchas de las instituciones prescindieron de su trabajo. Dutoit (Lausana, 1936) negó todas las acusaciones y las denunciantes no pudieron demostrarlas. A principios de año, fue nombrado principal director invitado de la Filarmónica de San Petersburgo.

James Levine (Estados Unidos, 1943) fue despedido como director de la Ópera del Metropolitan de Nueva York (MET) acusado de acoso a hombres jóvenes en los 70, tras una publicación de The New York Times en diciembre de 2017. Se realizó una investigación que concluyó que el que había sido batuta titular del teatro durante más de treinta años "tuvo una conducta sexualmente abusiva y acosadora hacia artistas vulnerables sobre los cuales él tenía autoridad, al comenzar sus carreras". Levine demandó al MET por incumplimiento de contrato y difamación, y reclamó casi 6 millones de dólares en concepto de indemnización. A su vez, la ópera demandó al director por dañar el prestigio del templo lírico. Hace tan solo un mes las dos partes llegaron a un acuerdo confidencial para resolver sus mutuas demandas. El acuerdo no resuelve la cuestión de cara a la opinión pública, pero sí parece haber aplacado el desarrollo judicial de un procedimiento que podría haber tenido mucho más recorrido.

La Royal Concertgebouw Orchestra de Ámsterdam también despidió fulminantemente a su director, Daniele Gatti, tras la tormenta que se desató al publicar The Washington Post un artículo que aseguraba que Gatti había tenido un "comportamiento inapropiado" con dos cantantes líricas entre 1999 y 2000. En abril, Daniele Gatti y la Orquesta del Concertgebouw de Ámsterdam emitieron un comunicado de prensa, publicado en la web de la orquesta, en el que manifestaban haber llegado a un acuerdo en buenos términos y "cerrar capítulo" por la polémica.

La Royal Concertgebouw Orchestra lanzará tres grabaciones especiales dirigidas por Daniele Gatti. Además, la ópera de Roma designó a Gatti como su nuevo director musical titular hasta el 31 de diciembre de 2021.

La lista es muy larga, pero no todas las acusaciones se han realizado tras el movimiento #MeToo. En 2007, Robert King, director de orquesta y fundador de The King's Consort, fue condenado a cuatro años de prisión por catorce abusos a menores cometidos durante once años. Las supuestas víctimas tenían entre 12 y 16 años en los momentos de los hechos que se juzgaban. King quedó registrado de por vida en las listas de agresores sexuales.