Justo Ezenarro Director de FANT

“El FANT no es un festival de cine de terror, sino fantástico, apto para todo cinéfilo”

El festival de cine fantástico bilbaino se llevará a cabo del 2 al 11 de mayo, aunque será el día 3 cuando la proyección de ‘Ártico’ de Joe Penna abra el festival

09.02.2020 | 01:13
Justo Ezenarro

El festival de cine fantástico bilbaino se llevará a cabo del 2 al 11 de mayo

Bilbao- El festival de cine fantástico bilbaino cumple 25 años, y para celebrar tan señalada fecha, el festival ha organizado desde enero hasta el 2 de mayo diversas actividades para conmemorar las bodas de plata. Además, su director Justo Ezenarro destaca que "el festival que está ya consolidado en la villa" tiene a día de hoy la "internacionalización" como mayor objetivo.

En una fecha tan señalada como el 25 aniversario? ¿qué novedades trae el FANT este año?

-La principal novedad es que como llegamos a los 25 años desde enero estamos haciendo actividades especiales como estrenos en los Golem, colaboraciones con Animakom, Loraldia, colaboraciones con Caóstika, Bidebarrieta kulturgunea? De esa forma estaremos calentando motores hasta el 2 de mayo, que será el último prefant, ofreciendo una proyección en la sala BBK, un coloquio con Jack Taylor, al que daremos el FANT de honor, un concierto en el Kafe Antzokia y luego la inauguración oficial será el día 3, y esa junto a la de clausura el día 10 serán actos muy especiales. En la clausura la gala será especial con la presentación de Miren Gaztañaga, Ane Pikaza y María Goiricelaya y estará J.A. Bayona acompañado por su hermano Carlos como DJ. El esquema de programación es parecido pero esas dos galas serán especiales.

¿El festival intenta reinventarse o evolucionar cada año?

-El festival ha cambiado muchísimo desde su origen. Al principio solamente se hacían pequeñas proyecciones en Bidebarrieta. Para llegar al FANT que conocemos hoy en día hemos pasado por muchos cines diferentes, hasta que hemos encontrado nuestro hueco en los Golem, ya que tenerlo en el centro de la ciudad nos ha permitido concentrar la programación en dos salas, una de ellas con la Sección Oficial. Además, facilita que el público habitual de Golem, que quizás no conocía el festival, se acerque a ver nuestras proyecciones, sumándose así a nuestro público habitual. A pesar de que el triángulo de Teatro Campos (donde hacemos las inauguraciones), los Golem (donde se proyectan las piezas) y la sala BBK (donde se suele hacer la gala de clausura), se mantiene, cada año intentamos hacer algo diferente. Este año queríamos hacer una gala de clausura especial, y qué mejor que hacerlo en un escenario como el Guggenheim...

A pesar de ser un festival de cine fantástico, ¿cree que es apto para toda clase de público?

-Hace años que insistimos en la idea de que el FANT no es solo un festival de cine de terror, sino que es de cine fantástico, donde todo el mundo puede encontrar su espacio. Hay gente a la que no le gusta el cine de terror, por lo que puede encontrar películas de fantasía, de ciencia ficción, comedias fantásticas... no todo es sangre por sangre o todo gore... todos encontrarán algo que les guste. Hay filmes de todos los subgéneros de fantástico. Por eso es importante remarcar que no es la semana de cine de terror de Bilbao, es la semana de cine fantástico de Bilbao. Todo cinéfilo encontrará algo que le guste.

¿Qué subgénero destaca en esta edición?

-La sección oficial está bastante repartida. Lo que son las piezas de los maestros del FANT sí que son más de terror, pero ha coincidido por los homenajes que se harán este año. Los cortometrajes también abordan muchos subgéneros; desde comedia fantástica hasta alguna dura de terror, que también las hay.

¿Qué retos tiene el festival tras 25 años en la cartelera bilbaina?

-Yo creo que el festival está consolidado, con ese esquema de programación y llegando como hemos llegado en las últimas ediciones a los 10.000 espectadores... el festival está reconocido en Bilbao y forma parte ya de la agenda cultural de la ciudad, por lo tanto, ahora mismo estamos en la línea de la internacionalización. Ojalá pudiéramos crecer un poco más...sí que hemos notado que desde que trajimos a cineastas como Joe Dante cada vez somos más reconocidos; en la línea internacional cada vez nos cuesta menos convencer a productoras de que se vengan a Bilbao pero siempre hay mucho margen de mejora en la internacionalización de festival y ser más conocidos de puertas para afuera. Nunca llegaremos a ser Sitges porque es un referente a nivel europeo y mundial, que es la cita obligada de todos, pero todavía hay margen de mejora.

Aunque sea inalcanzable, ¿intentan seguir la estela de Sitges?

-Nos gustaría tener mas repercusión internacional sí, aunque sabemos que nunca podremos alcanzar ni Sitges ni el Zinemaldia, fundamentalmente porque no tenemos ni mucho menos ese presupuesto. Además, es difícil llegar a superar los 10.000 espectadores en salas porque los aforos de las salas de las que disponemos son los que son, al igual que los días. Por eso, aunque el público está consolidado, lo que falta es tener más repercusión mediática y nombre a nivel internacional. Es algo que todavía hay que trabajar.

¿Cree que FANT es una buena oportunidad para nuevos directores?

-Llevamos años apostando por la sesión de cortos vascos para apoyar a los jóvenes directores, así como a los jóvenes directores vascos. Es muy importante para ellos que proyectemos 10 cortos vascos en la sesión inaugural, ya que para algunos de ellos será la primera vez que se proyecta un trabajo suyo en pantalla grande. Además, para nosotros es importante que los que han pasado por el FANT en corto han pasado a largometrajes, como Paul Urquijo o Jon Mikel Caballero que este año estrena un largometraje, y en el 2016 presentó su cortometraje. Esperemos que vuelva a haber casos como esos y que alguno de los que presentamos este año presenten su largometraje de aquí a corto plazo; es el objetivo. También es cierto que generalmente los jóvenes directores suelen empezar por el fantástico antes de derivar por otros géneros. El FANT está para eso también, para apoyarles; por eso la sección de Panorama fantástico ofrece un espacio a las piezas que son óperas primas u obras que están al margen de la industria, con poco presupuesto; ya que muchos son primerizos, aunque eso no impide que sean obras interesantes para ver.

Se programa también un ciclo con títulos pensados específicamente para familias..

-Sí, habrá películas de animación para ver en familia como oferta complementaria y para crear así cantera para las próximas ediciones, que se empiecen a acercar ya al FANT.

¿Qué film destacaría?

-Depende muchísimo de los gustos de cada uno pero sí que es cierto que habrá distintos estrenos que son muy interesantes: un estreno mundial, otro europeo y cinco estatales; aunque hay que destacar que las 18 de la Sección Oficial se verán por primera vez en Bilbao, y seguramente muchas de ellas serán la única vez que tengan oportunidad de verlas. Por eso, según tus gustos puedes elegir cualquiera de ellas. Los maestros del FANT o FANT al rescate es para público joven que seguramente no habrá tenido oportunidad de ver esas películas de culto en pantalla grande y en versión original subtitulada. Para eso están también los festivales, para mostrar ese tipo de películas, ya que el cine comercial se vende solo. Hay mucho cine hecho en el mundo que por una razón u otra no llega a a las salas.

En el Prefant ha habido colaboración con Zinegoak, Loraldia?

-El objetivo era hacer ruido desde enero, así como reforzar la idea de que no hay competencia entre los festivales de la ciudad; todos tienen su hueco. Lo que hay que hacer es colaborar, porque no nos restamos público, al contrario, sumamos. Tenemos que buscar espacios de colaboración para apoyar la industria cinematográfica. Todos los esfuerzos son pocos, por eso es importante que nos complementemos.

¿Qué diferencia a este festival respecto a otros?

-La manejabilidad. Todo está concentrado en Golem. Además, es una oportunidad para ver cine europeo, japonés, coreano... y ver lo que se hace en el cine fantástico en todos los continentes que de otra manera no podríamos conocer.

noticias de deia