El callejón de las botxerías

Premios celebrados a viva voz

28.12.2019 | 06:20
El presidente de Bilbao Historiko, Unai Aizpuru, Marta Erdoiza y Kodo Hierro en nombre de la Federación de Coros de Bizkaia, y la soprano Miren de Miguel.

Hola pitxines. Permítanme un saludo así quienes se detengan en esta lectura, no recomendada para los pichicomas, txotxolos y sinsorgos, que de todo hay en la viña del Señor. Vengo a contarles lo sucedido ayer en el hall del Teatro Arriaga y sus extensiones (es decir, el bar Lago que regenta Boni García en el caso que nos ocupa...) en el acto de entrega de los premios Txirene of the Year, organizados con motivo IX Aniversario de la firma de la Carta Fundacional de BilbaoHistoriko, entidad que preside Unai Azipuru y que desde el año 2010 trabaja por "la generación de puentes entre los barrios históricos de Bilbao, el público de todo Bilbao y Bizkaia y quienes visitan el territorio, por medio de la dinamización cultural, social y comercial, integradora de todos los barrios más históricos de Bilbao". Resumiéndolo todo, diremos que la soprano Miren de Miguel y la Federación de Coros de Bizkaia-Bizkaiko Abesbatzen Elkartea (BAE), con Marta Erdoiza y Koldo Hierro a la cabeza, recibieron los premios Txirene of the Year 2019 en reconocimiento a su trayectoria histórica y su labor en la difusión de la música y el arte, siempre con un punto muy txirene. Fueron, como ven, una premios proclamados y celebrados a viva voz. Así lo hizo al menos la propia Miren, artista polifacética que incluso rapeó un aria allí mismo, y alargó sus armoniosas palabras de agradecimiento por aquello de que "como no son los Goya no me van a cortar". Cantó y cantuvo, según convino a su discurso e invocó a su aita, uno de los fundadores del coro Lagundi, allá donde esté. Marta y Koldo, igual de emocionados pero menos histriónicos, mantuvieron en pie el juramento de seguir cantando en la calle. No por nada, la Federación de Coros de Bizkaia, BAE, lleva desde 1979, año de su fundación, trabajando en ello. El propio Unai y el fiel escudero de BilbaoHistoriko, Iker Urkidi, llevaron el ritmo del mediodía.

Gente cercana

Un buen número de gente cercana a las ideas felices o cuanto menos divertidas se acercaron a la coronación. Entre ellos se encontraban Manu Gómez-Álvarez, chambelán de la Hacería; Kepa de la Fuente, Julio Alegría, Maripi Alza; el presidente de Unicef en el País Vasco, Isidro Elezgarai; Alberto Ruiz de Azua, en nombre del Ayuntamiento de Bilbao; el cineasta Pedro Olea, Ignacio Agreda, Jujo Ortiz, Jorge Aio, Olga Zulueta; Manuel González, Marisa González, Maxi Collado, Vicencio Martínez y Esther Zarraga, integrantes de la junta directiva de la Federación de Coros, Nekane Ramírez, Teresa Querejazu, José Luis Agirre, Beatriz Marcos, Amaia Fernández de Santos, Julia Diéguez, Nati Ortiz de Zarate, Gon-tzal Azkoitia, Marino Montero, y un buen número de asistentes amantes de la txirenada, "una broma, excentricidad y también dislate o expresión sin sentido, pero que, por esa misma razón cae en gracia". No hay mejor manera de decirlo. Bueno, sí. Pero no en público.

noticias de deia