El callejón de las botxerías

Una historia que merecía ser contada

09.02.2020 | 19:46
Arturo Trueba, Beatriz Marcos y Jesús Castroviejo asistieron a la puesta de largo.

POR sufrida, dura y valiente, por audaz y atrevida; por proyectar un rayo de luz cuando estaba llamada a ser oscuridad, la vida de Juan Torre, un fotógrafo cuasi invidente, contiene una historia que merecía contarse. Así lo han entendido muchas de sus amistades, incluidas las del director y guionista de cine, Javier Rebollo y María Eugenia Salaverri, escritora, guionista y productora de cine y televisión, ambos impulsores de Karambola Producciones. Desde esa plataforma, desde ese Cabo Cañaveral audiovisual, ha gestado De los ojos adentro, un documental para televisión que recrea la vida de Juan y que ayer fue presentado en la Sala BBK. Pasen y lean, que merece la pena.

Es muy recordada Imágenes para tocar (diciembre 2012), la espectacular muestra de fotos en gran formato de conocidos artistas de la música, cuya principal peculiaridad era su superficie en relieve y que podían y debían ser palpadas, convirtiéndose en disfrutables por las personas invidentes o con severas dificultades de visión. Como lo es el propio autor, quien en el documental explica las dificultades (y la trayectoria vital y artística consiguientes) con que se topó cuando, ya siendo adulto y habiéndose consolidado en su profesión de fotógrafo, le sobrevino una enfermedad que dejó casi absolutamente mermada su capacidad visual. Caído en la semioscuridad, se dedicó a su segunda pasión, la música, hasta que retomó la fotografía y, con ayuda de Estudios Durero, trabajó en cuadros y fotografías en relieve para dar disfrute a la gente con problemas de visión. Su objetivo era transcender la imagen clásica de la foto en papel a soportes más novedosos, pero en este caso dirigidos a personas con una limitación visual total o parcial. Buscaba una nueva forma de tocar la fotografía, dando relieve y volúmenes a esas imágenes y sus trabajos han visitado grandes museos de la talla del Thyssen o El Prado, entre otros. Había estudiado música y, de alguna manera condicionó el que fueran músicos los que aparecieran en mis obras. "Los músicos tocan y las imágenes son para tocar", pensó.

interés despierto Semejante historia de superación recuerda que lo que se esconde detrás de ti y lo que está por delante palidece en comparación con lo que se encuentra dentro de ti. De todo ello dan fe los que ayer asistieron a una presentación que despertó su interés. Allí se encontraban las actrices Loly Astoreka y Esther Velasco, el cantante Iñaki Uranga, Arturo Trueba, Beatriz Marcos, Jesús Castroviejo, Roberto de la Peña, José Antonio Nielfa, 'La Otxoa'; Diana Alonso, Mónica González, Agustín Acha, Álvar Gordejuela, Bittor Allende, Koldo Bilbao, Julián Presa, María Jesús Conde, el escritor Juan Infante, Ibai Cereijo, Josu Cepeda, Ricardo Franco, Alberto García, Yolanda Zarate, Begoña Merino, Javier Mata, Izaskun Marín, Martín Ballesteros y toda una corte de amistades que se conmovieron con la historia.