El callejón de las botxerías

Un don casi sobrenatural

09.02.2020 | 02:25
Elvira Sasín, Paula González y Carlota Galán siguieron con interés la charla.

HA investigado el inframundo y más allá. No en vano, María Tauiset es experta en el mundo de la superstición, la magia, la posesión demoniaca y la brujería, ha estudiado aspectos como la excomunión, la resistencia a la confesión y a la eucaristía, el purgatorio, la blasfemia, el discurso moral sobre la locura o el llamado don de lágrimas. He ahí la singular personalidad de la historiadora aragonesa que ayer dio cuerda y voz al arranque de la décima edición del programa Cultura y Pensamiento dedicado a la filosofía. Bajo el título La razón de las mujeres, las conferencias se celebrarán en el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta, durante cuatro lunes consecutivos: ayer mismo y los próximos días 13, 20 y 27 en torno a un debate actual y de entidad, como es el lugar que ocupan las mujeres en la historia, la cultura o la sociedad. No se trata solo de los lugares que las mujeres efectivamente ocupan o de los que deberían ocupar. Se trata también de una larga historia y de múltiples leyendas.

El ciclo fue presentado por el ensayista y doctor en Filosofía Patxi Lanceros, con Begoña Morán en la trastienda pero, con permiso de ambos, digamos que la afluencia acudió con ánimo de escuchar a María, quien pronunció una conferencia titulada Feminismo y panteísmo. De Mary Wollstonecraft a Mary Poppins. Ya el nombre prometía ante un auditorio bien poblado.

Y fue una promesa cumplida. A Mary Poppins no hace falta que se la presente -aunque María asegura que, como su mismo nombre sugiere, se trata literalmente de una aparición (She pops in)...- y Mary Wollstonecraft fue filósofa, autora de la obra Vindicación de los derechos de la mujer (1792) y madre de Mary Shelley, autora de Frankenstein, en cuyo parto falleció. Ya ven por donde se movió un discurso original y llamativo que no dejó indiferente a casi nadie.

tirón La conferencia tuvo tirón, eso es innegable. A la cita no faltaron Carmen Marañón, Nagore Beltrán de Heredia, Izaskun Arroyo, Cristina García, Begoña Olabarria, Esperanza Pardo, interesada en que el aforo reventase de mujeres siendo el tema de tanta actualidad; Iñaki Galarza, Aitziber Alonso, Carmen Zarandona, Joseba Ortega, Belén Martín, gentes de muy variopintas latitudes como Marina Delgado, Meliffa Lust y Agustina Tramanzoli; Lourdes Unzueta y Claire Gudex, quienes aprovecharon la ocasión para conocer la Biblioteca de Bidebarrieta; Elvira Sasín, Paula González, Carlota Galán, Itziar Elorriaga, Mikel Iglesias, Ainhoa Mendizabal, Idoia Muñoz, Alazne Marín, Igone Zuluaga, Agurtzane Murua, Nekane Palacios, Arantza Aranguren, Miren Fernández, Idoia Purroy, Ainhoa Zarate, Mikel Odriozola, Unai Uriarte y un buen número de hombres y mujeres que disfrutaron de una conferencia que llamó la atención y desveló que el don de la palabra es, casi también, sobrenatural.