La ganadera Miren Ardeo dona 3.000 litros de leche a familias necesitadas de Gatika

El Consistorio gestionará los mil euros equivalentes desde los Servicios Sociales

04.02.2021 | 00:43
Responsables municipales y la familia Ardeo brindan por esta iniciativa solidaria que ayudará a muchas familias de Gatika.

Casi tan dañino como la propagación del virus es el efecto económico derivado de la pandemia. Una losa que pesa sobre muchas familias que han perdido el trabajo y ven amenazadas sus necesidades básicas. "Cada vez hay más gente necesitada por la pandemia", resume la ganadera gatikarra Miren Ardeo, que junto a su marido y sus hijos ha decidido donar el dinero equivalente a 3.000 litros de leche, es decir, mil euros, al Ayuntamiento de Gatika para ayudar a las familias desfavorecidas.

Una contribución económica que el Consistorio gatikarra agradece enormemente y que gestionará a través del Área de Servicios Sociales para ayudar a cubrir necesidades básicas de las familias del municipio que peor lo están pasando. "El Ayuntamiento de Gatika está muy agradecido a la familia Ardeo por hacer esta contribución y por la confianza en la buena gestión de la administración local. Esta ayuda va a venir muy bien a muchas familias para hacer frente a diversas necesidades básicas", señala la alcaldesa de Gatika, Leixuri Arrizabalaga.

Por su parte, la concejala responsable del Área de Servicios Sociales, Onintze Amezaga, explica que dicha contribución se destinará a la entrega de "tarjetas monedero" para cubrir diferentes necesidades "no solo de alimentación", puesto que gracias a la ayuda de Cruz Roja ya reparten alimentos entre la ciudadanía más desfavorecida. Así, por medio del reparto de estas tarjetas, lo que se busca es de "dignificar" la compra de productos básicos para estas familias como pueden ser "de higiene o pañales", matiza.

En este sentido, no se trata de la primera vez que la familia Ardeo muestra su lado más solidario. Concienciados con la difícil situación que atraviesan muchas familias, al inicio de la pandemia se sumaron a una campaña de donación impulsada por ganaderos de todo el Estado aportando su granito de arena con 500 litros de leche. "Nosotros no estamos bien, pero hay gente que está mucho peor", apunta Miren.

Debido a la evolución de esta situación, han decidido volver a destinar parte de su producción a las personas más necesitadas de su entorno. "Al precio que nos pagan la leche, que está sobre los 35 céntimos el litro, decidimos dar mil euros que serían 3.000 litros de leche", detalla. Para Miren, ver que con el esfuerzo familiar y la inestimable aportación de sus vacas Frisonas Holstein algunas familias se pueden beneficiar, supone una "gran satisfacción".

Una materia prima que extraen de las cerca de 140 cabezas de ganado vacuno –disponen de 240 en total– y que crían con mimo y todo tipo de atenciones en su explotación ganadera de Gatika, ubicada en un entorno de 70 hectáreas en el barrio Urresti, donde lleva medio siglo.

En tiempos de crisis el primer sector ha salido adelante gracias al sudor de su frente y ahora luchan por salir adelante a pesar del aumento de los costes de producción. "La situación es mala porque están subiendo los precios de todo, como el del pienso, pero el de la leche no se mueve. Podemos dar gracias a que, dentro de lo que cabe, igual estamos a un precio por litro mejor que mucha gente, aunque realmente los costes son altísimos y hay que estar mirando cada céntimo para tener rentabilidad. Por eso están desapareciendo tantas explotaciones ganaderas", sostiene.

Ordeño Automatizado

A lo largo de las últimas cinco décadas, el trabajo en la ganadería Ardeo ha cambiado notablemente. "Antes se trabajaba a mano y la explotación era más pequeña. Luego mi padre impulsó la creación de una asociación de ganaderos en Mungialdea y se construyeron 22 pabellones en la zona, siendo este uno de los más grandes y de los tres que siguen adelante en la actualidad", expone. Buena culpa de ello la tiene su decidida apuesta e inversión por la automatización, lo que les ha permitido disponer de modernos métodos de producción como el espectacular robot Lely Astronaut, capaz de ordeñar más de un centenar de vacas diarias. También el relevo generacional, con la implicación de sus hijos, ha sido fundamental. "Tanto mi marido como mis hijos me han apoyado mucho", concluye agradecida.

"Nosotros no estamos bien, pero hay gente que está mucho peor debido a la pandemia"

Miren ardeo

Ganadera

"Esta ayuda va a venir muy bien a las familias para hacer frente a sus necesidades básicas"

Leixuri Arrizabalaga

Alcaldesa de Gatika


noticias de deia