Una vía verde de cinco kilómetros une Amurrio con el cañón de Delika

Habilitada por la Diputación de Araba, la ruta incluye la construcción de un mirador

15.08.2020 | 00:13
Josune Irabien, y el diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, observan desde el puente el entorno natural.

Una ruta entre robles y hayas y con el impresionante salto del Nervión como telón de fondo. Es la nueva y atractiva senda verde habilitada por la Diputación Foral de Araba en una de las zonas de mayor valor paisajístico del territorio y de la comarca. La vía, de unos cinco kilómetros de recorrido, parte de la localidad de Amurrio y remonta el curso fluvial del río hasta alcanzar la parte baja del cañón de Delika que, en época de intensas lluvias, permite apreciar de cerca un espectacular salto de agua de 270 metros de altitud. Se trata de un camino apto para todos los públicos, de un desnivel acumulado que ronda los 115 metros y que dispone de un tramo de 3,2 kilómetros ciclable.

El recorrido discurre, además, por "espacios naturales de la Red Natura 2000, tales como la ZEC Arkamo-Gibijo-Arrastaria o la ZEPA Sierra Salvada", precisan desde la administración foral al tiempo que hacen hincapié en la belleza de un paisaje de montaña "que transcurre en el entorno de la cabecera del río Nervión, junto a prados, bosques autóctonos, roquedos y varias cascadas y saltos de agua, hasta concluir, como telón de fondo, en el emblemático cañón de Delika".

Esta nueva ruta amplía y complementa la vía verde del Parque Lineal del Nervión, "que ya conecta Laudio con Amurrio en una clara apuesta de la Diputación por la movilidad no motorizada y sostenible, y también por el ocio saludable y activo", recordó el diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, durante la visita al ámbito de actuación realizada en compañía de la alcaldesa de Amurrio, Josune Irabien, y otras autoridades locales.

La inversión en esta actuación rozó los 200.000 euros y contó con la ayuda económica de los Fondos Europeos Feder, que cubrió el 50% del presupuesto. Los trabajos han consistido en el acondicionamiento de este recorrido mediante la mejora del acceso en caminos ya existentes, la restauración vegetal de algunas zonas, el desbroce de malezas, la adecuación del firme, la señalización y la habilitación de pasos especiales para cruzar el río.

Un aspecto de especial relevancia del proyecto de Ruta Verde de Delika es que incorpora varios elementos especiales y muy singulares. Uno de ellos es la construcción de un nuevo mirador que permite al visitante contemplar el paisaje del cauce al completo y, sobre todo, las cascadas en cadena y caídas de agua existentes a diferentes alturas. Además, también cuenta con una nueva zona de descanso y de esparcimiento junto al puente de piedra de Zalborondo y con dos zonas de estacionamiento de vehículos en el núcleo de Delika.

Puente tibetano
 

Una segunda actuación podría contemplar la ejecución de un elemento de gran atractivo, sobre todo para quienes no tienen miedo a las alturas. Se trata de la construcción de un gran puente tibetano, una pasarela colgante, con listones de madera y sostenida con cuerdas de sesenta metros de longitud. También se estudia la posibilidad de conectar la senda con Orduña, aunque en este caso hay dos opciones: a través de Tertanga o a través de Artomaña.

Los datos

Vía verde. Esta mejora del camino ha tenido un coste de 200.000 euros y ha permitido adecuarla a todos los públicos. A través de sus cinco kilómetros de recorrido acumula un desnivel de 115 metros. Tiene un tramo de 3,2 kilómetros ciclable. La ruta pasa por espacios naturales como el ZEC Arkamo-Gibijo-Arrastaria o la ZEPA Sierra Salvada.

Cañón de Delika. En algunas épocas permite apreciar de cerca un espectacular salto de agua de 270 metros de altitud.

LA cifra

5

Kilómetros es el tramo de vía verde que parte de Amurrio y remonta el curso fluvial del río hasta alcanzar la parte baja del cañón de Delika.