reciben sus bastones de alcalde

Toman posesión de sus cargos los nuevos alcaldes de barrio de Bermeo

17.12.2019 | 21:03
Representantes de los barrios de Arene, Almike, San Andrés, San Miguel, Artike, Agarre, Demiku, Mañu y Arronategi han recibido los bastones de alcalde o alcaldesa de barrio en la Kultur Etxea de Bermeo.

La labor el alcalde de barrio es trabajar conjuntamente con el gobierno municipal

BILBAO. Según ha informado el Consistorio, representantes de los barrios de Arene, Almike, San Andrés, San Miguel, Artike, Agarre, Demiku, Mañu y Arronategi han recibido así los bastones de alcalde.

"He dicho en más de una ocasión que los bermeotarras somos baserritarras que vivimos junto al mar y marinos rodeados de montes y barrios. Nuestros nueve barrios y los alcaldes y alcaldesas de estos barrios son el ejemplo más claro de ello. Vosotros lleváis en las venas la sangre de los baserritarras impregnada de salitre", ha afirmado el alcalde Aritz Abaroa.

El alcalde de barrio es una figura "singular" que surgió con el primer gobierno democrático -hace más de cuarenta años- y su principal función es la de "servir de puente entre los barrios rurales de Bermeo y el Ayuntamiento de la localidad". Su labor es trabajar conjuntamente con el gobierno municipal de la localidad para mejorar dicho barrio.

"Me gustaría poner en valor a todos los ciudadanos y colectivos que día a día, con toda la voluntad e ilusión, hacen una labor incansable e ingrata para conseguir un Bermeo mejor. Esto es así también en los casos de alcaldes y alcaldesas de barrio. Dedicáis horas de vuestro tiempo libre a este cargo, con toda la voluntad, primando el bienestar de vuestros vecinos y vecinas y haciendo vuestra aportación a la actividad del municipio", ha añadido Abaroa.

La persona designada ha recibido esta mañana su propio bastón de alcalde o alcaldesa de barrio y lo tendrá en sus manos durante cuatro años. Además, se ha entregado una placa a cada uno de los alcaldes y alcaldesas de barrio que han abandonado el cargo.

El procedimiento de selección de esta figura también es especial ya que los candidatos no se proponen a sí mismos sino que son los vecinos de los barrios los que escriben el nombre en un papel, aunque la persona más votada puede aceptar o renunciar a su cargo.

noticias de deia