KOSTALDEA

Forua suprimirá el punto negro de su bidegorri para primavera

Invertirá 98.000 euros de un presupuesto para 2019 de 1,1 millones de euros

08.02.2020 | 02:38
Zona de Kantale, en Forua, donde arranca el bidegorri en paralelo a la carretera BI-2235. Foto: I. Frada

Invertirá 98.000 euros de un presupuesto para 2019 de 1,1 millones de euros

Forua - Han sido largos meses de trámites administrativos previos, pero Forua emprenderá a finales de este mes la eliminación del punto negro del bidegorri. Un nuevo tramo, de 177 metros de longitud en total, salvará los alrededores de la curva de Kantale desde la zona norte de Elexalde para enlazar el paseo ciclable y peatonal que enlaza Gernika-Lumo con el que comienza en Forua y permite alcanzar Busturia. Con 98.000 euros de inversión, que se incluye dentro de un presupuesto para esta ejercicio de poco más de 1,1 millones de euros en total, en un principio estará disponible para la próxima primavera.

"Es un paso muy transitado y que necesitaba de una solución de garantías", señaló la alcaldesa, Jane Eyre Urkieta. La solución ideada por el Consistorio es eliminar la escasa visibilidad y mejorar la protección de los usuarios. "Era una actuación que teníamos en mente, pero antes de empezar con su construcción teníamos que proceder a la expropiación de los terrenos por los que discurrirá", afirmó sobre unas obras cuya duración se estima en tres meses. Forua ha abonado 26.000 por este último concepto. Esta actuación se enclava como primera fase de un plan más ambicioso, que en un futuro unirá el paseo que viene de la zona de los Tilos -en Gernika-Lumo- hasta el arranque del bidegorri que discurre en paralelo a la carretera BI-2235, que actualmente une el municipio con Busturia, en el entorno de San Cristóbal. Será a través de un vial de 1.030 metros en total, que discurrirá por Elexalde emprendiendo camino desde el caserío Bentabarri. "Esta es una actuación más sencilla, ya que se habilitará un paso preferente para ciclistas y peatones y no será necesario modificar ninguna infraestructura", indicó.

La de la eliminación del punto negro de Kantale no será la única inversión del 2019 en Forua, que este año dispondrá de casi 150.000 euros más que el ejercicio precedente. No en vano, se completará el proyecto plurianual de mejora de la iluminación de los barrios rurales, que el Consistorio ha mantenido durante ocho años. Será en la zona de Baldatika, donde se invertirán 65.000 euros para remozar los puntos de luz y adaptarlos a la tecnología led. "Estas mejoras en eficiencia energética han supuesto una importante inversión, sostenida además en el tiempo. Pero va dando beneficios, que se reflejan en las facturas", incidió Urkieta. De la misma forma, se invertirán otros 86.000 euros en el soterramiento de varias líneas eléctricas y se incrementará la partida para limpieza viaria.

Ayudas y subvenciones A falta todavía del cierre del remanente de tesorería de 2018, trámite que se solventará en breve, Urkieta se mostró satisfecha por haber podido hacer frente a la deuda que arrastraba el Ayuntamiento de Forua desde 2011. Según remarcó la alcaldesa, esa situación "tampoco se ha visto reflejada en otra política vital para nosotros, que son el mantenimiento de los servicios sociales aunque nos haya tocado una época de crisis económica". Así, la administración local seguirá manteniendo las ayudas municipales que anualmente concede a las personas con necesidades en el municipio -para la adquisición de alimentos de primera necesidad-, al igual que las subvenciones de los grupos culturales, deportivos y sociales de Forua y las ayudas a los vecinos que acuden a servicios municipales deportivos o culturales de la vecina localidad de Gernika-Lumo.