Rescatan la historia de los héroes de la comarca de hierro

Convierten en cuentos testimonios que relatan la lucha de vecinos encartados para vivir con dignidad

10.01.2022 | 00:25
Los historia que se narran en los cuentos son reales y se basan en los testimonios recogidos.

Han pasado más de 15 años desde que un nutrido grupo de asociaciones, entidades y grupos sociales y culturales de Enkarterri, Meatzaldea y Ezkerraldea iniciaron un ilusionante camino, no exento de incomprensiones y reveses, para frenar el retroceso y olvido cultural de esta amplia zona de Bizkaia conocida como Las Encartaciones. Fruto de aquel empeño identitario nació el Centro de Documentación y Divulgación Trueba - Trueba Zentroa que ha logrado atesorar en su archivos uno de los fondos documentales privados más completos sobre esta comarca del hierro y de hierro y en especial una importante colección de testimonios vitales de vecinos de la totalidad de los municipio encartados, incluida la noble villa de Portugalete.

Unos testimonios, cerca de 290, que alimentarán la colección Actas de los Montes de Triano. Las Encartaciones/Enkartazioak del que ya se ha editado el primer número compuesto de dos cuentos: La muerte de un recluta y El cuento de la familia Moya. "Se trata de testimonios recogidos entre la gente que vivió la odisea del hierro en las Encartaciones. Las entrevistas realizadas han desgranado innumerables historias de una riqueza insospechada. Fueron hombres y mujeres que lucharon por llevar una vida digna, aunque casi nunca lo lograron", resume Ricardo Santamaría, director de Trueba Zentroa.

"La obra está bastante personalizada las historias se basan en personajes reales, la familia Moya existió y el teniente de caballería que vino a investigar el accidente en la mina de un recluta es real. Todas las historias son reales lo que sí es verdad, es que puede haber historias donde pueden confluir dos o tres historias porque se entremezclan parientes y cosas así. Son historias que son reales basadas en testimonios grabados", remarca Santamaría quien subraya que este trabajo divulgativo forma parte del objetivo fundacional del centro.

"Trueba Zentroa es un centro de documentación y divulgación donde intentamos reunir durante todos estos años todos los materiales referidos a esta comarca desde fotografías a documentación, libros, mapas, etcétera con el objetivo de crear un centro de documentación potente que signifique un poco el alma de las Encartaciones que es un poco lo que le faltaba a la comarca.

Testimonios vitales


En esa línea, otra de las cosas que Trueba Zentroa ha venido realizando en estos años son entrevistas de carácter vital en las que han tratado de retener a través de los testimonios de sus protagonistas y observadores "un poco la historia de la gente mayor. Ahora mismo tenemos cerca de 290 entrevistas realizadas de las que hemos elegido una primera tanda de 22 que iremos publicando poco a poco", anuncia Santamaría quien subraya la importancia de este material bibliográfico –ahora publicado como colección– cuyo primer título se empezará a distribuir esta misma semana.

"El tiempo diluye la memoria, por lo que esta colección trata de dejar constancia de aquellos héroes anónimos que se fueron sin un simple epitafio. En sus cuentos recoge su existencia sin fantasías, tal y como vivieron, enseñando los dientes a la vida, con determinación y una pizca de ironía. Estos cuentos son cientos de historias prestadas por quienes han decidido contar sus recuerdos para que no caigan en el olvido. Muestran valores importantes, aunque hoy, tal vez, estén caducos para muchos o tan desvirtuados que han perdido su esencia.

Los dos cuentos que abren la colección Actas de los Montes de Triano. Encartaciones /Enkartazioak se desarrollan en los años posteriores a la Guerra Civil, en la zona minera de Encartaciones, donde "la pobreza y el poder estaban omnipresentes", califica sin paños calientes Santamaría. En el primero de los relatos, planteado con una presentación, un nudo y un desenlace, un teniente de caballería llega a la zona minera desde el sur de España y se enfrenta a un grave dilema ya que tiene que tomar una importante decisión sobre la muerte de un recluta en una de las minas de la zona.

"El militar se ve presionado por todos los lados, por todo el mundo, y él al final va haciendo sus cábalas sobre qué determinación tomar. Él conoce el procedimiento administrativo y sabe que el chaval vino del rebaje del servicio militar y se puso a trabajar, aunque no podía hacerlo como tal. Todos trabajaban y él ve que es una necesidad aunque hay una ley que aplicar que dejaría a una viuda sin pensión. Yo no he venido a estos montes a perder la dignidad, llega a decir el militar, que con su decisión puede ayudar a una pobre mujer que se ha quedado viuda. Triunfa el hombre, el buen hombre que todos llevamos dentro, aunque más o menos prisionero", resalta Santamaría.

El segundo cuento trata de una familia trabajadora, llegada de Soria, que se ha formado, que ha hecho su casita y que tiene su familia que es su ilusión y que intenta arañar momentos de felicidad, pero es atacada en lo más querido, una de su hijas, y ven cómo ello puede echar abajo su futuro pues hay un falangista de por medio. Al final son las mujeres de la familia las que tienen que tomar una determinación, Y la toman. "Las estrategias femeninas para la conservación de su familia son poco depuradas, pero con el valor y la determinación conseguirán salir adelante", explica.

"Tratamos de dejar constancia de héroes anónimos que se fueron sin un simple epitafio"

Ricardo Santamaría

Director de Trueba Zentroa


noticias de deia