Trapagaran pospone la decisión sobre los cambios en el funicular de Larreineta

La demanda vecinal se abordará en junta de portavoces para elevarlo al pleno

28.05.2021 | 00:58
Los vecinos verán mejorada la accesibilidad.

Los vecinos de la zona alta de Trapagaran volvieron a dejar patente ayer jueves ante el pleno de la localidad su frontal rechazo a la propuesta oficiosa de Eusko Tren de sustituir diversos servicios del centenario funicular por un servicio de taxi "a demanda" para los usuarios de las franjas horarias de menor uso. Por ello anunciaron que no cejarán en sus reivindicación para que se mantengan los actuales servicios que presta el funicular de Larreineta, un medio de transporte de titularidad foral gestionado por Eusko Tren que conecta a diario este barrio y el de La Arboleda con el resto del territorio a través de las diferentes líneas de Bizkaibus y de la línea C-2 del tren de cercanías de Renfe.

"Hoy hemos visto como el Ayuntamiento se ha servido de cuestiones formales para no abordar nuestra reclamación y su posicionamiento ante los cambios que plantea Eusko Tren. Lo van a llevar a una junta de portavoces para que se pueda tratar en pleno pero los vecinos no vamos a quedarnos quietos ante esta propuesta y vamos a endurecer nuestra postura con manifestaciones y concentraciones", adelantó un portavoz vecinal

El argumentario de los vecinos para rechazar estos cambios en el servicio del funicular se apoya en el carácter público de este transporte "construido con dinero público y que tras dar servicio a la minería se configuró como el medio de transporte que hoy conocemos tanto para los vecinos de la zona alta como para los visitantes que sobre todo los fines de semana lo utilizan para el ocio. Este transporte, como el resto, debe ser rentable socialmente porque ninguno es rentable económicamente", plantean los vecinos.

Mejorar la gestión
 

"Si quieren ahorrar dinero que empiecen por gestionar mejor la empresa y evitar prebendas y despilfarros que graciosamente se pagan con dinero público", cuestionaron los vecinos de Trapagaran que denuncian sentirse "ciudadanos de segunda" respecto a otros medios de transporte y localidades. "A Bilbao en fiestas se puede ir en metro toda la noche y los fines de semana cuentan con un horario ampliado pero en Trapagaran el funi se paraba a las 11.00 y ahora pretenden que el último viaje sea a las 22.30 horas si o sí", reseñan los vecinos que inciden en el hecho de que "nuestro funi es el único que garantiza el transporte público todo el año, incluso cuando nieva y las carreteras de acceso por Abanto o por la de Trapagaran están bloqueadas por la nieve o el hielo".

Además, los vecinos recordaron que las frecuencias de primera hora de la mañana "no son un capricho nuestro ya que se corresponden con las conexiones con otros medios de transporte. Está muy bien que el metro comience a las 6.00 horas o que el tren de cercanías de Renfe lo haga a las 5.00 de la mañana pero hay que bajar previamente desde la zona alta para poder conexionar con esos transportes", destacaron.

Los vecinos rechazaron igualmente "que se intente vender como un avance" la propuesta transmitida por el Ayuntamiento –en nombre de Eusko Tren– de que se vaya a sustituir el actual autobús lanzadera de gasoil que une el funicular con el barrio de La Arboleda. "Quieren poner una nota ecológica a su propuesta y por contra quieren eliminar servicios de un medio de transporte que es ecológico desde 1926", declaran.

En el capítulo de agravios, los vecinos de la zona alta añaden que "a diferencia de otros transportes, en el funicular hay que pagar un billete por viajar con la bicicleta. Bonita forma de favorecer la ecología" apuntan desde la Asociación de Vecinos de Larreineta que plantea si el taxi alternativo "dará servicio a personas con movilidad reducida y dejará subir bicicletas o animales".

noticias de deia