La pionera de la fotografía vasca recala en Enkarterri

Abellaneda acoge una exposición de 70 imágenes de Eulalia Abaitua

21.05.2021 | 01:26
Dos sardineras posan para Eulalia Abaitua cerca del Puente Colgante.

Intercambio de exposiciones entre Bilbao y Sopuerta. La de Antonio de Trueba ya está en la sala Ondare, mientras que desembarca en el Museo de las Encartaciones la muestra dedicada a la pionera de la fotografía vasca Eulalia Abaitua, que podrá contemplarse hasta el 30 de noviembre. El mayor espacio disponible permite exhibir setenta imágenes, el doble que en su anterior etapa en la sala de exposiciones de las Juntas Generales de Bizkaia. Todas ellas, cedidas por el Museo Vasco de la capital vizcaina.

Haciendo frente a los prejuicios sobre las mujeres imperantes a finales del siglo XIX y principios del XX, Eulalia Abaitua tomó la cámara de fotos para retratar "parte del mundo femenino de hace más de cien años, mujeres con sus ropas y oficios en escenarios reales". "No hace falta imaginar" este universo de trabajo duro que esta bilbaína que pudo conocer gracias a la formación sobre fotografía que le proporcionó una estancia en Inglaterra cuando el oficio apenas despuntaba.

"Sin dejarse intimidar por la discriminación existente en esa época", como destacó la presidenta de las Juntas Generales, Ana Otadui, el día de la presentación de la muestra, puso su objetivo en "personas, ocupaciones, situaciones y lugares que abarcan desde el incipiente Bilbao industrial a la Bizkaia más rural", repasan desde el Museo de las Encartaciones. Su manera de plasmar la realidad "evoca a la de una reportera gráfica" con sus instantáneas en blanco y negro" en relación a una realidad social "en los márgenes, devaluada, olvidada e invisible hasta ese momento". Los títulos: Sardineras, Conchita en Elorrio, María Costa y Asunción / costureras, La vieja de Mañaria", "Gitanas Santuchu Elorrio hilanderas / hermanas de Ubidea, Lechera, Lavanderas en las Arenas... hablan de "mujeres modestas y laboriosas, con un gran poso de dignidad y elegancia natural que contrasta con el código burgués femenino predominante".

Además, Eulalia Abaitua Allende-Salazar era nieta de del diputado general de Bizkaia Castor María Allende-Salazar Urkijo, "quien mandó plantar el Árbol de Gernika que sobrevivió al bombardeo". Una herencia familiar al que también se hace mención en la muestra.

El legado de la fotógrafa ha perdurado "gracias al trabajo de investigación y recopilación de Maite Jiménez Ochoa de Alda, comisaria de la muestra". Actualmente, el Museo Vasco de Bilbao cuenta con 2.500 imágenes de Eulalia Abaitua y las setenta seleccionadas para el Museo de las Encartaciones con el objetivo de abrir el foco a una realidad más amplia "contextualizando el duro mundo de la mujer" se enmarcan en "las reproducciones que el Museo Vasco publicó en 1990 en la exposición llamada Gure Aurreko Andrak / Mujeres Vascas de Ayer.

Primero en Bilbao
 

Fruto de la colaboración entre el Museo Vasco y las Juntas Generales, la labor de Eulalia Abaitua podrá ser aún más apreciada en las salas del Museo de las Encartaciones en Sopuerta tras recibir más de 1.500 vistas en la exposición que permaneció abierta en Bilbao entre marzo y abril.

En Cifras

Hasta el 30

De noviembre. Después de pasar por la sala de exposiciones de la sede de las Juntas Generales en la capital recibiendo más de 1.500 visitas, la muestra con trabajos de Eulalia Abaitua puede admirarse en el Museo de las Encartaciones hasta el 30 de noviembre.

De 34 a 70

El doble de imágenes. Las dimensiones de las salas permiten prácticamente duplicar el número de fotografías expuestas: de las 34 de Bilbao a las 70 de Sopuerta. Componen un retrato de lucha de las mujeres "modestas y laboriosas" a finales del siglo XIX y principios del XX.

noticias de deia