La exposición de Trueba cierra su primer capítulo en Sopuerta

La muestra temporal se traslada a Bilbao tras llenar todas las plazas de sus visitas guiadas

17.05.2021 | 01:14
El rodete de un molino de Ortuella o colmenas hechas con troncos simbolizan los mundos rural e industrial de la época.

La exposición dedicada a Antonio de Trueba pasa página después de permanecer casi un año en el Museo de las Encartaciones. La siguiente parada del centenar de objetos que trazan un retrato por la vida y obra del cronista, escritor y archivero de Bizkaia nacido en Galdames será Bilbao. La muestra ha sorteado la incertidumbre de la pandemia" con una buena acogida a pesar de todo" que insufla fuerzas de cara a la temporada de verano, valora el director del museo, Javier Barrio.

"Cuando se ha permitido el acceso desde otros lugares y provincias ha acudido mucha gente. Resultó muy significativa la Semana Santa, cuando se acercaron cientos de visitantes, algunos de Gipuzkoa, Araba y otras partes de Bizkaia a ver el museo en general" de los cuales "un porcentaje amplio, especialmente del Gran Bilbao y Las Encartaciones estaban esperando para poder ver la exposición". Además, se han realizado visitas guiadas con un número de personas "muy restringido, como señalaban las normas y todas se han llenado".

Un altar portátil que se utilizaba para rezar en periodos de guerra es una de las alrededor de cien piezas exhibidas. Fotos: E. Castresana

En la capital podrá admirarse "hasta el 13 de noviembre". Mantendrá la misma estética de "telones granates, letras y marcos dorados y vitrinas negras adaptándose un poco al espacio". Se exhiben "prácticamente las mismas piezas, distribuidas según la forma de la sala", aunque "por motivos de conservación hemos sustituido algunas piezas por otras". En Abellaneda el espacio se estructuraba en cuatro áreas. En la dedicada al trabajo se exhiben las grandes obras de Trueba junto con documentos originales que hablan de su papel como archivero y cronista. El apartado que se centra en sus temas despliega decenas de publicaciones referentes a lugares o personajes. Hay otra sala que alude a sus reflexiones y su personalidad. Y, por último, la sala que describe su época se articula en torno a todo lo relacionado con su trayectoria viral, las guerras carlistas y su conexión con los Fueros y las Juntas Generales de Bizkaia.

La exposición busca interactuar con los visitantes mediante códigos QR en los que se pueden descargar sus contenidos narrados en primera persona por el actor Kepa Gallego, "como si Antonio de Trueba, uno de los intelectuales más reconocidos de España en su época, hubiera resucitado en la nuestra", resume Jorge Gómez Balenziaga, guía de la misma en la Casa de Juntas de Abellaneda. Tecnología y divulgación se dan la mano también en los veinte vídeos en los que Javier Barrio va desgranando la trayectoria de Trueba en píldoras de dos minutos cada uno. Se subieron a razón de uno por día a las puertas de la Semana Santa y todavía se pueden consultar en los perfiles en redes sociales y la página web del Museo de las Encartaciones.

Vista en conjunto, "no pretende repetir una vez más la biografía de Trueba, sino que se ha buscado entender la mentalidad completa del autor" y se ha construido en base a la investigación desarrollada por un grupo de expertos: Joseba Agirreazkuenaga, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco; Montserrat Amores, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona; Jesús Arrate, investigador especializado en las guerras del siglo XIX; Goio Bañales, investigador centrado en el ámbito encartado, y el propio Javier Barrio, director técnico del Museo de Las Encartaciones. Un convenio entre el Ayuntamiento de Galdames, la Diputación y las Juntas Generales de Bizkaia suscrito en octubre de 2018 fraguó esta alianza que ha dado lugar al mayor estudio sobre Trueba que no elude sus sombras, como la idealización del mundo rural vasco por encima de las duras condiciones de vida y las estrecheces económicas en el campo.

Esperando a Eulalia Abaitua
 

El Museo de las Encartaciones prepara una nueva exposición temporal que abrirá sus puertas probablemente "en esta semana que abarca del 17 al 21 de mayo". Titulada Las mujeres de Eulalia Abaitua, se presenta como un homenaje a la primera fotógrafa vasca de la que se tiene constancia y una mujer pionera, adelantada a su época. "Ya la llevamos antes a la sede de las Juntas Generales, pero ahora la vamos a montar en el museo contando con el doble de fotografías: 68, en principio hasta el 30 de noviembre". Asimismo, en Abellaneda están preparando las salidas que se ofrecerán en la próxima edición de las Jornadas Europeas del Patrimonio, que llegarán en otoño

noticias de deia