La barakaldarra Iron chip, premiada por su novedosa 'llave' de ciberseguridad

La empresa fue reconocida como mejor start up vasca en el certamen Emprendedores XXI

08.05.2021 | 00:57
Jose Fernando Gómez, Lorena Sacristán y Julen Martínez, miembros de la premiada empresa barakaldarra Iron Chip.

José Fernando Gómez y Julen Martínez aún no han cumplido los 30 años pero desde 2017 están al frente de la empresa Iron chip, especializada en la creación de herramientas informáticas basadas en la geolocalización, que ha sido reconocida recientemente como mejor start up de Euskadi por la fundación La Caixa en la categoría de Bienestar Común en su certamen Emprendedores XXI.

El premio, además de estar dotado con 5.000 euros en metálico, ha supuesto para esta joven empresa que empezó con 2 trabajadores y hoy cuenta con 22 personas en plantilla un "espaldarazo" a su idea de negocio centrado en la ciberseguridad y la búsqueda de barreras para evitar los ataques informáticos a servicios "críticos" de empresas e instituciones que desafortunadamente volvieron a saltar a la actualidad con el ataque con el asalto al SEPE.

"Lo que hemos hecho es crear la geolocalización segura basándonos en las ondas que hay en un determinado lugar. Aquí donde estamos ahora haciendo la entrevista hay una serie de señales wifi y de tecnología móvil, etcétera y con ellas hacemos una huella única que es muy difícil de falsificar. Todo eso lo unimos con el dispositivo con el que te estás conectando y así sabemos que es tu móvil con el que estás conectando y que tu móvil está en un determinado lugar por las ondas que recibe y de esta manera conseguimos que la geolocalización sea un factor de seguridad", explica Jose Fernando Gómez, cofundador de la empresa Iron chip en 2017.

"El nuevo sistema es una llave para la ciberseguridad ya que pone barreras muy importantes a los ataques a instalaciones o servicios críticos. Segmentamos de tal manera los servicios, pongamos 20 servicios de una empresa a los que se pueden acceder con 20 dispositivos diferentes y desde 20 puntos diferentes que hace muy difícil encontrar el acceso. Puedes hackear un servicio, pero para ello has tenido que hacerte con el móvil y hacerte con la huella del usuario, descubrir el sitio donde se ha creado la huella virtual para poder entrar así que hacerlo con 20 servicios es irrealizable, lo que limita muchísimo la posibilidad de automatizar un ataque informático", subraya Julen Martínez. Junto con Gómez dio sus primeros pasos en el mundo de la geolocalización a través de la plataforma Road Guardian pensada para ayudar a los ciclistas dándoles la posibilidad de planificar sus rutas evitando las zonas conflictivas de la red viaria vasca.

"Este proyecto nos encaminó a desarrollar nuestro plan basado en la geolocalización", apostilla Martínez, quien reconoce que la empresa vive un momento dulce ya que su cartera de clientes va por buen camino. De presentar a los clientes las bondades de la ciberllave de Iron Chip se encarga Lorena Sacristán, quien lamenta que "aún hoy, y a pesar de lo que está pasando, a muchas empresas les parece que la ciberseguridad no es una inversión porque piensan que los ciberataques nunca les van a pasar a ellos".

noticias de deia